Ancelotti celebra victoria ante Celta, pero señala 'fallos' en la defensa

play
¡Taco, palo, rebote y gol para Franco Cervi! El argentino le marcó a Real Madrid (1:10)

El Chacho lo puso y le rindió: el ex-Central anotó el 2 a 1 de Celta de Vigo tras una contra. (1:10)

Carlo Ancelotti comentó tras la victoria del Real Madrid por 5 goles a 2 frente al Celta de Vigo que su equipo, a pesar del resultado, todavía tiene que mejorar en defensa.

"No fue un partido perfecto, hemos regalado las contras... La afición nos ha ayudado. Tenemos que mejorar porque nos ha complicado el partido. Luego lo hemos hecho bien, pero necesitamos no complicarnos los partidos, no regalar", se lamentó el técnico italiano del Madrid.

"La reacción nos permitió ganar, pero no debemos regalar esos balones. Hay que tener más equilibrio. Hablaremos de lo que no hemos hecho bien. El problema no es de calidad, es de sacrificio. Eso ha fallado un poco en la segunda parte".

Y es que el Madrid empezó perdiendo hasta en dos ocasiones tras los goles de Santi Mina, que igualó Benzema, y de Cervi, que en el minuto 31 ponía el 1 a 2 para loa vigueses.

En la reanudación, Benzema, de nuevo, volvió a igualar el partido tras un centro fantástico de Miguel Gutiérrez. A partir de ahí, y gracias a una actuación fantástica de Vinicius, el Madrid sentenció el encuentro con un gol del propio brasileño, con el tanto del debutante Camavinga y con el último de Benzema que permite al francés firmar un hat trick que le pone al frente de la tabla de máximos goleadores.

"Tenemos que disfrutar esto. Hazard no ha marcado pero ha combinado muy bien con Karim, Vinicius también un gran partido...", dijo Ancelotti sobre el potencial de su equipo en ataque.

Además, Camavinga debutó de la mejor forma posible. Salió al campo en el minuto 66 y, en apenas 6 minutos, empujó a la red el balón tras una jugada de Modric: "tiene que acostumbrarse a jugar con nosotros", se limitó a decir Carletto.

Por último, Ancelotti no dejó pasar la oportunidad de alabar el estado del césped en el que supuso el primer partido en el Santiago Bernabéu tras 560 días.

"El estadio será el mejor estadio del mundo. Hace 15 días estuvimos así y parecía imposible que estuviera a tiempo. Hemos jugado un buen partido en un estadio que siempre es especial", finalizó Ancelotti.