El Barcelona celebrará una asamblea que opaca el duelo ante el Valencia

play
Ronald Araújo es descartado para el juego contra Valencia (1:30)

El defensor uruguayo también podría perderse El Clásico de la próxima semana. (1:30)

BARCELONA -- El Barcelona, la directiva de Joan Laporta, someterá este domingo a sus socios compromisarios a una votación en la que estos deben aprobar la concesión de un crédito de hasta 1,500 millones de euros para reformar el Camp Nou y llevar adelante, de una vez, el proyecto del Espai Barça. También pedirá la supresión de un artículo de sus estatutos por el que se controlan las pérdidas de una gestión directiva que puede provocar su destitución... Y jugará contra el Valencia. Aunque eso, el partido, es lo que menos tiempo ha ocupado alrededor del Camp Nou durante la última semana.

En los últimos días el futuro de Ronald Koeman no ha sido tema de conversación entre los aficionados ni de publicación en los medios. Ha existido un auténtico bombardeo, una guerra frontal, entre la actual dirigencia, que comenzó con la presentación de la Due Dillegence por parte del director general Ferran Reverter, y los antiguos directivos, personalizados en el presidente Josep Maria Bartomeu y su vicepresidente Jordi Moix en la que se ha puesto de manifiesto un desacuerdo absoluto al referirse al estado actual, financiero, del club.

Entre la "amenaza de bancarrota" que han denunciado los actuales vicepresidentes Elena Fort o Eduard Romeu en diversas entrevistas a la "gestión responsable" que reivindicó Bartomeu en otras tantas con los medios catalanes, el barcelonismo asiste a una asamblea que puede marcar el futuro inmediato del club tanto a nivel institucional como económico... Mientras en el plano deportivo el primer equipo se enfrenta a una semana que puede no ser decisiva pero sí determinante. Tanto en su futuro en la Champions como en su realidad liguera. Y, también, en cuanto a la posición del entrenador en su puesto.

SESIÓN CONTINUA
Ronald Koeman ha disfrutado de unos días de tranquilidad mediática pero sabe que su permanencia en el banquillo sigue en entredicho. Salvado por el presidente en las horas previas a la derrota frente al Atlético de Madrid, el entrenador holandés se mantiene consciente de que los tres partidos que vienen pueden ser un refuerzo o una sentencia.

Un examen continuado, sesión continua de partidos con las miradas puestas en él que comenzará este domingo, con un Camp Nou ya libre de restricciones en cuanto a la asistencia de público y en el que se espera con expectación la respuesta de los aficionados, que ya ni llenaron las localidades permitidas cuando el aforo se limitaba al 60 por ciento y cuya decepción con la marcha de un equipo huérfano de Lionel Messi se ha dejado notar en todos los sentidos.

El debut oficial, posible, del Kun Agüero, que se estrenó el miércoles en un partido de entrenamiento frente al Cornellà, apunta a la mayor y más destacada novedad de un Barça que no podrá contar con Pedri ni Ronald Araujo y para el que la victoria se entiende trascendental ante un Valencia que encadena cuatro jornadas sin conocer la victoria.