Umititi se gana el respeto y una felicitación de Xavi

play
Xavi quiere orden en el club y la renovación de Dembelé. (1:20)

El nuevo entrenador puso su firma ante 10 mil personas en el césped del Camp Nou y dejó en claro sus pretenciones a futuro. (1:20)

Samuel Umtiti parece haber tomado al vuelo las palabras de Xavi Hernández en su presentación del martes ante la plantilla del Barcelona, "todos empezais de cero", y en apenas cuatro días de trabajo con el nuevo entrenador ya se ha ganado su respeto y hasta un punto de sorprendente admiración.

"Es el primero en ponerse a trabajar, por su cuenta, y lo hace con un nivel de exigencia bestial", explicó a ESPN Deportes una fuente del vestuario, donde no ha pasado desapercibida la buena actitud del central francés.

El jugador, por si mismo, inicia los ejercicios de activación con más de media hora de antelación al comienzo de los entrenamientos, mientras varios de sus compañeros aún permanecen en el vestuario, y al comenzar la sesión propiamente dicha se encuentra ya a pleno rendimiento. Dicha circunstancia no ha pasado desapercibida a ojos de Xavi, que llegó al club con unos informes poco optimistas referentes a Umtiti, y a la espera de poder contar con toda la plantilla al completo por el parón de selecciones que han motivado la ausencia de casi una veintena de futbolistas del primer equipo, se ha ganado el respeto y consideración del técnico.

Tal es así que el propio Xavi, el jueves, no dudó en felicitarle personalmente en el vestuario ante la presencia de todos sus compañeros, motivando la sonrisa del jugador, convencido de estar en plenas condiciones para entrar en sus planes.

A pesar de que no ha contado con ninguna oportunidad desde que comenzó la temporada, no siendo convocado en los dos primeros partidos oficiales y permaneciendo en el banquillo los 14 posteriores (los últimos tres con Sergi Barjuan al mando), el futbolista galo ha dado a entender a Xavi su resolución a ganarse el derecho de ser tenido en cuenta al menos durante los dos próximos meses, hasta que se abra el mercado de invierno, antes de comprobar si el esfuerzo ha valido la pena.

Umtiti, relacionado nuevamente durante los últimos días con un posible interés del Benfica para ocupar la plaza del lesionado Lucas Veríssimo que desde el propio club lisboeta se ha enfriado, mantiene su intención de cumplir el contrato que le ata al Barcelona hasta 2023 y está resuelto a mostrarle a Xavi que sus condiciones físicas son óptimas para ganarse un puesto en la defensa.

Con Piqué recuperándose y sin ser segura su presencia en el derbi frente al Espanyol, el técnico debería tener a disposición a Araújo, Èric García, Lenglet y Mingueza para el partido del próximo sábado y que en principio, dejaría a Umtiti en último lugar de sus preferencias... Si es que su trabajo de los últimos días y lo que pueda mostrar en los próximos no provoca que, como dijo Xavi en su presentación, todos hayan comenzado de cero y el internacional francés, que no juega un partido oficial desde el 22 de mayo y en las últimas tres temporadas participó en 59 encuentros (36 como titular y 31 de ellos completos) de los 158 disputados por el Barça, se gane el derecho a una última oportunidad en el terreno de juego.