Las Súper Chivas 2.0 van por su tercer técnico

El plantel que fue llamado como las Súper Chivas 2.0 ya se despidió de dos entrenadores y todavía no entregan resultados para pelear por el título de campeón

Las Súper Chivas 2.0, como se le denominó al conjunto rojiblanco que armó Ricardo Peláez en diciembre del 2019, van por su tercer entrenador, tras el paso de Víctor Manuel Vucetich y Luis Fernando Tena, y te explicamos algunas de las razones que han provocado la debacle del proyecto que emocionó a más de un aficionado del Rebaño.

Refuerzos sin consolidar

Los refuerzos que hicieron posible el mote de Súper Chivas 2.0 hicieron más escándalo a su llegada al equipo rojiblanco que en su estancia por el club tapatío. En el plantel, los únicos que se mantienen son Jesús Angulo, Uriel Antuna y Cristian Calderón, ninguno de los tres figura del actual plantel y son criticados por sus acciones dentro de la cancha y fuera.

Indisciplinas

Desde el llamado comando tamarino, conformado por Uriel Antuna y Alexis Vega, hasta las indisciplinas de Cristian el Chicote Calderón o el embrolló que le provocó problemas con la ley a Dieter Villalpando, además de la baja de Alexis Peña y José Juan el Gallito Vázquez, son algunos de los problemas que han enfrentado los últimos técnicos del Guadalajara.

Lesiones

Alexis Vega era el jugador más destacado del plantel rojiblanco, debido a su actuación en los Juegos Olímpicos, pero está lesionado y Vucetich no pudo contar con él los últimos días al frente del equipo rojiblanco. El caso de Vega no fue aislado y tanto Víctor Manuel Vucetich, como Luis Fernando Tena, tuvieron que convivir con problemas físicos de jugadores clave.

Incompatibilidad entre técnicos y plantel

En los procesos de Luis Fernando Tena y Víctor Manuel Vucetich hubo diferencia entre los jugadores y entrenador, además de decisiones poco entendibles, como la de mandar a la banca a Fernando Beltrán o no poner a los refuerzos a jugar, como ocurrió en la época del Flaco.

Falta de refuerzos

Después de la llegada de las Súper Chivas 2.0, entre diciembre del 2019 y enero del 2020, los refuerzos fueron a cuentagotas, debido a que el equipo se encontraba con poco presupuesto y fue golpeado por la pandemia. Vucetich, por ejemplo, pidió jugadores para mejorar al equipo en algunas posiciones y no le fueron cumplidas sus peticiones.