TAS suspende castigo contra México; jugarán ante dos mil personas contra Costa Rica y Panamá

La FMF utilizará los próximos compromisos eliminatorios para implementar nuevas políticas de acceso con una cantidad reducida de aficionados

La Federación Mexicana de Futbol consiguió que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) suspenda el castigo de dos partidos de veto, que impuso FIFA, hasta que se resuelva el juicio que derivó del grito homofóbico. Además, la Selección Mexicana aprovechará los dos juegos para implementar un nuevo control de acceso.

“Las sanciones impuestas por la Comisión Disciplinaria de la FIFA no causarán efecto, hasta una decisión final de dicho tribunal. Para los dos partidos siguientes, no abriremos el estadio para el público en general, utilizaremos estos dos partidos, con un grupo de control, para realizar las pruebas de las nuevas políticas de acceso, para los partidos de México”, comentó Yon de Luisa, presidente de la FMF.

Como informó ESPN, la FMF recurrió al TAS para apelar la sanción de dos partidos de veto que le impuso la FIFA y el máximo órgano del futbol en México consiguió medidas cautelares, para que pueda jugar sus siguientes compromisos con público, hasta que la disputa llegue a su fin.

Lo que se reclama ante el TAS, es que la FIFA sancionó sin seguir su propio protocolo, ya que nunca se suspendieron los juegos del Tricolor por la expresión discriminatoria.

“Como en ocasiones anteriores, el día de hoy reitera su postura de cero tolerancia a cualquier manisfestaicón ofensiva y/o discriminatoria, agradecemos por su colaboración a nuestros aliados estratégicos, a la Liga MX, al Conapred, sobretodo a nuestra gran afición, que se han sumado a las diferentes estrategias en contra del Grito de puto”, comentó Yon de Luisa.

En los partidos de México contra Costa Rica y Panamá, que forman parte de la eliminatoria rumbo a Catar 2022, sólo asistirán un grupo de dos mil personas, que pondrán a prueba los nuevos controles de ingreso para los aficionados, en busca de acabar con el grito homofóbico.