Desde Nayarit también se apoya a Bernardo Gradilla, enfermo de cáncer

MÉXICO -- Jorge Aníbal Montenegro, presidente de Coras Nayarit, de la Liga Premier, es conocido en el medio por su calidad humana y se ha convertido en un ángel para jugadores. Para él, “los futbolistas no son de paso”, sino compañeros de trabajo, amigos, de ahí que haya sido de las primeras personas que le tendió la mano al portero mexicano Bernardo Gradilla, quien se trata en Nicaragua del cáncer que padece.

“Se los digo permanentemente y lo hago con toda sinceridad y de corazón: no son jugadores de futbol de paso, para mí son compañeros, amigos, y casi tenemos la obligación de estar preocupados. Trato de estar al tanto de todos los muchachos que han estado en el club; algunos se dejan más que otros. En la medida que ellos me permiten estar al tanto; si me plantean algo trato de ver la manera de ayudarlo. A veces veo que el futbol se deshumaniza”, manifestó Montenegro a ESPN Digital.

A Gradilla lo conoció cuando jugaba en el Deportivo Tepic, también de la Liga Premier, equipo que luego se convirtió en Coras Nayarit. “Nos encargarnos del nuevo proyecto y al armar el plantel, el nuevo técnico le pidió que se quedara y estuvo con nosotros un año. Luego se le dio la oportunidad de ir a Nicaragua”, rememora Montenegro.

Señaló que el futbol es un deporte para divertir y ser solidario también. “Hay un muchacho, Juan Pablo Monticelli que se fue a jugar a la MLS, a Orlando, no hay semana que no me avise como le va. ‘Presi, voy a salir a la banca’. Quizá me ven como un aliado, un amigo de ellos, y a mí no me queda más que tratar de impulsarlos, de apoyarlos, de echarles la mano, de darles palabras de aliento, si eso es en lo que puedo yo ayudarlos”.

En el caso de Gradilla, el apoyo fue otro, pues lamentablemente para el guardameta, tiene un serio problema de salud. “Fue mi compañero de trabajo y si puedo ayudarlo de alguna manera lo hago. Hay que decir que los muchachos del plantel (Coras Nayarit) ejercieron algún tipo de presión, diciendo ‘hay que ayudarlo, hay que hacer algo por Gradilla’. Al margen del partido que jugamos y que se le dio la taquilla, los muchachos también han hecho su esfuerzo y eso que algunos ya se fueron del club”.

Otro apoyo que surgirá del equipo será la rifa de balones y “los porteros regalarán guantes. Todo eso lo hacemos bajo la lógica de que somos compañeros de trabajo. Tengo la impresión que de pronto el futbol se deshumaniza mucho”.

“No me explico más que con esa deshumanización, que luego tomen medidas como las que están tomando: meter el límite de edad y de dejar de un plomazo fuera a miles de muchachos en medio de una carrera”.

Montenegro es prácticamente nuevo en el futbol. Está en su segundo torneo como presidente de un club de futbol, pero en ese poco tiempo ha confirmado que el apoyo es muy importante en el deporte.

Señala que lo más grave que había vivido fue una ruptura del ligamento cruzado “y eso para mí era dramático porque estaba en riesgo la continuidad de Mauricio Medina, quien actualmente juega en Saltillo; me lo imagino viéndolo dedicarse a otra cosa, cuando lo que quería es seguir jugando al futbol; pero eso no es nada comparado con lo que le está pasando a Gradilla”.

Por último, dijo que nota fuerte y animado al guardameta, muy metido en su recuperación. “Es un asunto de vida que va más allá del futbol. Hay que solidarizarse”.