Los 10 pases más influyentes en la historia del fútbol: Neymar a PSG, Maradona al Nápoli, y más

Diego Maradona en un partido de Serie A entre el Napoli y la Juventus en 1985. Stefano Montesi - Corbis/Corbis via Getty Images

Ha habido múltiples pases importantes a lo largo de los años, pero, ¿cuántos de ellos dejaron un legado perdurable? Estos son 10 de los pases más importantes e influyentes en la historia del fútbol:

10) Yaya Touré a Manchester City, 2010

En los años posteriores a su adquisición por parte del Abu Dhabi United Group, del jeque Mansour, en 2008, Manchester City fichó a una serie de jugadores de renombre: David Silva, Sergio Agüero y Carlos Tevez fueron sólidas incorporaciones, pero Yaya Touré fue el hombre que se convirtió en el eje del equipo de City.

Fichado de Barcelona por unos 30 millones de euros, marcó los goles del triunfo en la semifinal y en la final de la FA Cup 2010-11, el primer trofeo de City en 35 años; fue la figura clave en la recta final cuando se recuperaron para ganar su primer título de la Premier League en 2012; sumó 20 goles desde el mediocampo cuando City volvió a ganarla en 2014. Touré fue el fichaje que demostró que el City venía en serio, que no sólo apuntaba a comprar a los jugadores más llamativos y vistosos, sino a aquellos que lo ayudarían a ganar.

9) Zlatan Ibrahimovic a Barcelona/Samuel Eto'o a Inter, 2009

Podría decirse que Ibrahimovic ganó un par de títulos de liga para el Inter de Milán por su cuenta. Su influencia era tan fuerte bajo la dirección de Roberto Mancini y luego José Mourinho que el resto del equipo (y a veces el DT) recurrían a él para que arreglara las cosas cuando todo salía mal. Eso no es algo necesariamente malo, pero puede llegar a serlo. Así que cuando Barcelona les ofreció alrededor de 46 millones de euros más Samuel Eto'o en 2009, fue una oportunidad para crear un equipo, en lugar de 10 jugadores más Zlatan. Y las cosas salieron bastante bien. Inter ganó el primer y único triplete en la historia del fútbol italiano. Por su parte, Ibrahimovic ganó cinco trofeos en Barça, pero se fue al cabo de poco más de un año a raíz de una fuerte disputa con el DT Pep Guardiola.

8) Zinédine Zidane a Real Madrid, 2001

El pase de Luis Figo pudo haber llamado más la atención en los primeros años del primer proyecto galáctico de Florentino Pérez en 2000, pero ya había habido intercambio de jugadores entre Barça y Real antes, y el portugués simplemente fue excelente durante su ciclo en el club.

Luego de firmar un año más tarde por un récord mundial de 150 millones de liras (unos 77,5 millones de euros a un tipo de cambio fijo) procedente de Juventus, Zidane se convertiría en uno de los mejores jugadores en la historia de Real, siempre capaz de sacar de la galera un momento de genialidad para ganar un trofeo, y luego también en uno de sus grandes fuera de la cancha. Se seguirá debatiendo sobre la perspicacia táctica del actual DT de Real Madrid, pero cuando has ganado tres Champions Leagues consecutivas, puedes ignorar todos los debates que quieras.

7) Gianluigi Buffon a Juventus, 2001

El acuerdo de Zidane fue muy significativo por lo que representó también para el club que lo vendía. La idea de vender una estrella y comprar un equipo es una de esas teorías que por lo general no funcionan, pero sí funcionó para Juventus: usaron el dinero de Zidane para reclutar a Buffon y Lilian Thuram de Parma por €52m, además de invertir alrededor de €38m en el hombre de Lazio, Pavel Nedved. Juve terminó en la cima de la Serie A en cuatro de las cinco temporadas siguientes, y mientras que el escándalo Calciopoli vio cómo despojó al club de dos títulos y lo relegó a la Serie B, Buffon se quedó y permaneció durante dos décadas para terminar convirtiéndose en una leyenda.

6) Neymar a PSG, 2017

Quizá sea demasiado temprano para juzgar las ramificaciones a largo plazo de esta transferencia record mundial, pero se puede decir que ha sido la movida que más efecto dominó ha producido en el fútbol, sin dudas en los últimos años. Con más del doble de lo que Man United firmó a Paul Pogba de Juventus por €105m, PSG pagó por la cláusula de liberación de Neymar unos €222m, que Barcelona rápidamente invirtió en Ousmane Dembélé (€105m) de Dortmund y Philippe Coutinho (€120m) de Liverpool. Los Reds usaron ese dinero para comprar a Virgil van Dijk (€84.5m) y Alisson(€62.5m), reforzando su defensa y convirtiéndose en los campeones europeos y el equipo dominante en la Premier League. Por supuesto, la idea de la movida fue que tuviera un efecto transformador en PSG, no en Liverpool, pero suponemos que todavía hay tiempo para que eso suceda.

5) Alfredo Di Stefano a Real Madrid, 1953

La movida de Di Stefano a Real Madrid podría ser la transferencia con más historias para contar en el fútbol. En un principio, se suponía que iba a firmar con Barcelona, pero era una movida que incluía cuatro clubes (Millonarios de Colombia, River Plate de Argentina, Real Madrid y Barcelona), unos cuantos acuerdos se trabaron a causa de intermediarios, hubo una propuesta de acuerdo en la que iba a representar a Real y Barça en temporadas alternadas y, según se dice, hasta llegó la intervención del dictador español, General Franco.

Por supuesto, Di Stefano terminó sumándose a Real y siguió un período de un dominio histórico: el club ganó ocho títulos de liga y cinco Copas de Europa, entre otras. El curso de la historia del fútbol europeo hubiese sido completamente diferente si se hubiese ido a Cataluña.

4) Eric Cantona a Manchester United, 1992

La historia acera de la adquisición de Cantona por parte de Manchester United se ha contado más de una vez: el presidente de Leeds United, Bill Fotherby, llamó a Man United para preguntar por Denis Irwin, pero terminó vendiendo quizá al jugador más carismático de la Premier League. Cantona fue la pieza final en el primer gran equipo de Sir Alex Ferguson, el que los ayudó a convertirse en campeones, ayudándolos a sumar cinco títulos y dos FA Cups, mientras que les enseñó a los jóvenes de la clase del '92 a convertirse en hombres antes de su salida en 1997. United hubiese podido ser un buen equipo en la década de 1990 sin Cantona, pero no hubiese dominado como lo hizo.

3) Diego Maradona a Napoli, 1984

Maradona era mercancía dañada en 1984. Después de dos años caóticos con Barcelona en los que fue más conocido por sus reacciones fuera de la cancha que por su juego dentro de la misma, él estaba desesperado por irse, pero lo cierto es que no había una cola de equipos esperando para llevárselo.

Napoli era un club moderado pero ambicioso, que casi quedó en bancarrota al intentar reunir los 13 mil millones de liras ($10m) para reclutarlo, pero lo cierto es que valió cada centavo. Maradona no sólo se convirtió en el mejor jugador de todos los tiempos de Napoli sino en un ícono que los llevó a dos títulos de la Serie A, una Coppa Italia y una Copa de la UEFA. Puede que vuelvan a ganar otro título de la Serie A, pero no volverán a vivir tiempos como esos.

2) Kenny Dalglish a Liverpool, 1977

El legendario entrenador de Liverpool, Bob Paisley, quizá no se dio cuenta en ese momento, peor cuando le pagó a Celtic una suma record británica de £440,000 por el mediocampista Kenny Dalglish en 1977, no sólo estaba comprando el hombre que iba a ser su fuerza impulsora detrás de tres Copas de Europa y cuatro títulos de liga dentro de la cancha, sino además el hombre que iba a sumar tres títulos más como entrenador y una persona que se iba a convertir en el alma de un club de fútbol entero.

Dalglish era la Estrella Polar de Liverpool que los guio por uno de sus momentos más oscuros, después de la tragedia de Hillsborough en 1989. Paisley compró un jugador, pero sumó una deidad.

1) Johan Cruyff a Barcelona, 1973

La mayor parte del tiempo, lo mejor que puede esperar un club de una transferencia importante es que el jugador no los termine avergonzando. En algunos casos, resultan ser brillantes y, en menos ocasiones, terminan superando las expectativas. Pero en el caso de Cruyff, estableció una filosofía para el club que duró unos 30 años.

Después de hacer historia con Ajax y el "Fútbol Total" de Holanda, su movida de 6m de florines ($2m) del club de Ámsterdam dio lugar a una serie de eventos que convirtieron a Barcelona en uno de los clubes más dominantes del fútbol europeo durante generaciones. Sólo ganó un título de La Liga y una Copa del Rey en el Camp Nou como jugador, pero regresó como entrenador en 1988 para sumar cuatro títulos más y la Copa de Europa. El sistema juvenil reconocido en el mundo en La Masía que iba a producir algunos de los mejores jugadores del mundo fue producto de Cruyff; el estilo de ataque tiki taka basado en la posesión; los métodos de entrenamiento; la mentalidad ganadora. Sin dudas, él ha sido la adquisición más beneficiosa del siglo.