Los mejores maestros en el futbol a nivel mundial

El futbol tiene jugadores que han destacado en áreas específicas. ESPN Digital

Este 15 de mayo se celebra el Día del Maestro, por lo que en ESPN Digital presenta a los maestros en el futbol, jugadores y entrenadores que han quedado marcados por sus habilidades o incluso mañas dentro del terreno de juego.

MAESTRO DEL TOQUE: Luka Modric

Modric fue el cerebro de Croacia en la última Copa del Mundo, donde llegaron a la final ante Francia. El centrocampista también fue importante en el Real Madrid para ganar tres veces consecutivas la UEFA Champions League.


MAESTRO DE LAS ATAJADAS: Jan Oblak

El cancerbero esloveno es uno de los principales responsables para que el Atlético de Madrid tenga una de las mejores defensas no sólo en LaLiga de España sino de Europa.


MAESTRO DEL REGATE: Adama Traoré

El atacante español de los Wolverhampton Wanderers ha brillado esta temporada como uno de los mejores dribladores de la Premier League de Inglaterra, con 136 dribbles en 183 intentos hasta el momento, liderando las cinco mejores ligas de Europa con 74 por ciento de éxito.


MAESTRO DE LOS TIROS LIBRES: Lionel Messi

Actualmente, el astro argentino del Barcelona suma 52 goles de tiro libre, dos menos que Cristiano Ronaldo, pero en dos años menos como profesional, es decir, su índice de efectividad es más alto, consolidándose como uno de los cobradores más letales a balón parado del mundo en este momento, aunque aún está lejos de la marca de Juninho Pernambucano, quien anotó 77 tantos de tiro libre.


MAESTRO GOLEADOR: Cristiano Ronaldo

El atacante de la Juventus es actualmente el máximo goleador en la historia de la Champions League con 128 tantos. Además, suma 626 goles anotados con clubes en su carrera y 99 con la selección de Portugal, acumulando un sorprendente total de 725 goles oficiales.


MAESTRO DEL ENGAÑO: Neymar

El Mundial de Rusia 2018 lo marcó y lo estigmatizó como un futbolista que se deja caer ante cualquier contacto del oponente. Sus constantes "clavados" han llevado a que los aficionados suban videos a sus redes sociales en los que imitan a Neymar.


MAESTRO DE LA VELOCIDAD: Kylian Mbappé

El joven atacante del París Saint-Germain y campeón del mundo con Francia registró una velocidad de 22.37 millas por hora (26.001 kilómetros por hora), estableciéndose como el futbolista más rápido del planeta.


MAESTRO DEL JUEGO SUCIO: Sergio Ramos

Ramos ha sido expulsado en 26 ocasiones durante su carrera a nivel de clubes, ostentando actualmente el nada honroso récord de ser el jugador más expulsado en la historia de La Liga de España con 20 tarjetas rojas.


MAESTRO DE COBRAR PENALES: Matt Le Tissier

No es el nombre más conocido de esta lista por jugar en un club modesto como el Southampton la mayor parte de su carrera, sin embargo, Le Tissier se hizo conocido por su efectividad desde los 11 pasos, donde sólo falló una vez en sus 49 penales, retirándose con un impresionante 98 por ciento de efectividad.


MAESTRO DE ATAJAR PENALES: Diego Alves

Alves se consolidó como el mejor atajador de penales de La Liga de España durante el 2017, cuando evitó 22 de 47 cobros desde los 11 pasos e incluso llegó a tener más de la mitad de disparos atajados cuando alcanzó 26 penales detenidos en 50 intentos.


MAESTRO DE LA ESTRATEGIA: Diego Simeone

Lejos de tener el presupuesto de sus rivales Barcelona y Real Madrid, Simeone ha convertido al Atlético de Madrid en un contendiente constante en España, donde ya se consagró campeón en el 2013-2014, además suma títulos en la Copa del Rey, Supercopa de España, Europa League, Súper Copa de la UEFA y dos veces ha sido finalista de la Champions League, donde se apuntó su último gran triunfo antes de la suspensión del futbol por la pandemia del coronavirus, cuando eliminó al vigente campeón Liverpool en Anfield.


MAESTRO DE LA CELEBRACIÓN: Raúl Jiménez

El mexicano, quien es el máximo anotador en la historia de los Wolves, acaparó los reflectores el año pasado cuando anotó un gol en la FA Cup frente al Watford en Wembley Stadium, celebrando con una máscara del luchador Sin Cara, lo que provocó que los aficionados de Wolverhampton acudieran enmascarados al Molineux.