Higuaín y Falcao están entre los peores préstamos de la historia del fútbol europeo

El colombiano Radamel Falcao no impresionó ni en Manchester United o el Chelsea. Matthew Peters/Man Utd via Getty Images

Dado que la pandemia de coronavirus continúa afectando al mundo del fútbol, el mercado de pases cambiará radicalmente. Los clubes probablemente recurrirán a préstamos y canjes en lugar de pagar por adelantado por un jugador, así que aquí echaremos un vistazo a los peores préstamos de la historia en Europa.

10) Eliaquim Mangala, Manchester City a Everton - 2018
El fichaje de €45m que Manchester City hizo por Mangala de Porto en 2014 tenía como objetivo proporcionar al club con un reemplazo a largo plazo de Vincent Kompany. En vez de eso, el francés sólo hizo 79 apariciones en cuatro años y sus intentos de reconstruir su carrera no fueron muy buenos, con períodos a préstamo en Valencia y Everton sin alcanzar mucho éxito. Al menos jugó con Valencia en 2016-17, logrando 30 apariciones; con Everton la siguiente temporada sufrió una severa lesión después de un partido y medio, y nunca más volvió para jugar con City.

9) Gonzalo Higuaín, Juventus a Milan/Chelsea - 2018-19
Higuaín tenía todo el derecho de sentirse molesto cuando Juventus fichó a Cristiano Ronaldo en 2018: después de todo, él había marcado 23 goles la temporada anterior para ayudarlos a quedarse con el título. Pero llegó otro jugador estelar a la cuidad e Higuaín ya no era requerido, por lo que lo enviaron en calidad de préstamo a AC Milan donde marcó seis goles de liga. Ese acuerdo finalizó en enero y pasó al equipo de Chelsea de Maurizio Sarri, anotando apenas cinco goles en 19 partidos antes de regresar a Torino cuando Sarri tomó el mando en Juve.

- Zlatan, Tevez, entre los mejores pases del fútbol europeo
- Hugo al América y los 10 pases más polémicos en las Américas

8) Denis Suárez, Barcelona a Arsenal - 2019
El optimismo de algunos fanáticos de Arsenal cuando Suárez se sumó al club a préstamo desde Barcelona era adorable.

Pero menos adorable fue su humor colectivo cuando llegó el final de su media temporada en Londres, que según sus propias palabras nunca alcanzó más del 50% de su acondicionamiento físico desde su segunda semana. Regresó a Cataluña después de haber jugado seis veces.

7) Nicklas Bendtner, Arsenal a Juventus - 2012
Lo importante cuando llega una nueva firma a un club es hacerlo sentir como en casa y, aunque no haya sido tu primera opción, tienes que tratar de fortalecer un poco su confianza para que pueda arrancar bien. "Claramente no es el jugador top que queríamos, pero necesitábamos refuerzos", dijo el director de Juventus, Beppe Marotta, cuando Bendtner se sumó en calidad de préstamo en 2012. Para ser justos, tenía razón: el delantero danés jugo 11 veces y no marcó ningún gol.

6) Andy Goram, Motherwell a Manchester United - 2001
En 2001, Manchester United estaba complicado con los dos arqueros del primer equipo, Fabian Barthez y Raymond van der Gouw, lesionados. Además, Mark Bosnich se había ido a Chelsea en un pase libre, por lo que el ex internacional escocés, Goram -- con 36 años y a punto de ser cortado por Motherwell - fue sumado a préstamo. Jugó dos partidos, se peleó varias veces con Roy Keane en los entrenamientos, concedió cuatro goles y fue sustituido en dos oportunidades.

5) Radamel Falcao, Mónaco a Manchester United/Chelsea - 2014-16
Fue una verdadera pena que Falcao se haya unido a Manchester United cuando lo hizo. El delantero colombiano había sido una maravilla de la naturaleza en su mejor momento con Atlético Madrid, marcando 70 goles en 91 partidos, pero después de pasar a Mónaco sufrió una seria lesión en el ligamento cruzado anterior e intentó acelerar su regreso para la Copa del Mundo de 2014. Eso significó que nunca pudo estar realmente bien en Old Trafford y tuvo dificultades con apenas cuatro goles en 29 partidos. El único consuelo para United fue que su movida a Chelsea a préstamo la siguiente temporada, donde marcó uno en 10, podría haber sido peor.

4) Roque Junior, Milan a Leeds - 2003-04
Cuando se dio a conocer que Leeds, en dificultades después de que su mundo financiero se había desmoronado, estaba por fichar a un ganador de la Copa del Mundo, el optimismo rebozaba por todas partes.

Pero mientras que el defensor de AC Milan, Roque Junior, había sido una pieza clave del seleccionado brasileño que ganó la Copa en 2002, no era precisamente un Ronaldo, Ronaldinho o Rivaldo. Fue expulsado en su segundo partido con Leeds y el club perdió todos los partidos en los que él fue titular, concediendo un total de 20 goles en el proceso.

3) Kim Kallstrom, Spartak Moscow a Arsenal - 2014
Cuando Arsenal se dio cuenta, durante su examen médico, que el jugador de 33 años, Kim Kallstrom, tenía una lesión en la espalda - que había sufrido durante una sesión de entrenamiento en una playa - lo tomaron a préstamos de todos modos por lo que no pudieron alegar estar sorprendidos cuando el mediocampista sueco sólo pudo aparecer en escena cuatro veces. Logró marcar un gol de penal en la semifinal de la FA Cup contra Wigan en Wembley, que más tarde describió como "los mejores 15 minutos de mi vida", pero quedó fuera del equipo de la final mientras que Arsenal se quedó con el trofeo.

2) Ignacio González, Valencia a Newcastle - 2008
"Lo que terminó de complicar las cosas en Newcastle fue cuando el club, a mis espaldas, fichó a dos jugadores por debajo del promedio como un favor de muchos millones de libras a un par de misteriosos agentes sudamericanos", escribió el entrenador de ese entonces, Kevin Keegan, en su autobiografía. Uno de esos fue el uruguayo internacional, González, a quien Keegan fue aconsejado que lo viese en YouTube y quien no hizo una sola aparición para Valencia en tres años. Sólo jugó dos veces con Newcastle durante su estadía a préstamo, pero eso no fue bajo el mando de Keegan ya que este, junto con otros incidentes más, llevaron al límite al entrenador que terminó renunciado unos días después de la firma de estos hombres.

1) Ricardo Álvarez, Inter Milan a Sunderland - 2014-15
La estrella de Álvarez dejó de brillar después de un gran comienzo en Inter, pero las cosas no mejoraron después de un préstamo a Sunderland y una temporada afectada por lesiones. El préstamo incluyó una cláusula que requería que Sunderland comprara al extremo si lograban evitar el descenso, cosa que hicieron, pero intentaron alegar que el acuerdo no era válido debido a una lesión de rodilla que lo limitó a sólo 13 partidos. El Tribunal de Arbitraje Deportivo no estuvo de acuerdo, después haciendo que el club tuviera que pagar los £10.5m, pero como la transferencia no se completó oficialmente, pasó a ser un agente libre. Lo que significó que pagaron £10.5m por, literalmente, nada.