Moyes, Messi, Iniesta figuran en el ranking de los contratos de mayor vigencia firmados en el fútbol

play
Hace unos meses, Messi hablaba sobre su contrato y la posibilidad de dejar el Barça algún día (1:11)

Revivimos la palabra del 10 argentino y la idea que tenía acerca de su futuro. (Fuente Sport) (1:11)

El último día del mes de junio de 2020 es una fecha verdaderamente trascendental dentro de los círculos de la Premier League, ya que marca el largamente esperado vencimiento del ridículo contrato suscrito entre Alan Pardew y Newcastle United por ocho años.

Pardew firmó su paquidérmica extensión en septiembre de 2012, luego de haber guiado al Newcastle hasta clasificar a competiciones europeas en la temporada anterior, haciéndose acreedor del premio como Director Técnico de la Temporada como resultado. Fue el pacto de mayor vigencia entre todos los estrategas que laboraban en la Premier League por aquél entonces.

Vale decir que el nivel de compromiso mostrado por la alta gerencia del club terminó siendo un acto de celo excesivo, ya que Pardew abandonó la nave durante la temporada 2013-14 y volvió al Crystal Palace muy poco tiempo después que el puesto de técnico de dicho club quedara vacante.

Incluyendo el Crystal Palace, Pardew se ha encargado de un mínimo de tres clubes diferentes durante la vigencia de su increíble contrato con el Newcastle. Su incursión más reciente como entrenador fue con el ADO Den Haag, que llegó a su final el mes pasado tras haber evitado con éxito el descenso (en gran medida, debido a que la totalidad de la campaña de la Eredivisie holandesa fue cancelada con motivo de la pandemia del coronavirus).

En consecuencia, Pardew ha vuelto a convertirse en agente libre. Por favor, hagan una fila ordenada.

Con un saludo a Pardew y su locura contractual, a continuación presentamos algunos de los pactos de mayor duración que se han firmado en la historia del fútbol y, gracias a la ventaja de mirar en retrospectiva, cómo éstos pueden clasificarse en lo que respecta a su dividendo o valor generado por la inversión.

David Moyes

Elegido a dedo por Sir Alex Ferguson como sucesor de la dinastía forjada por el legendario entrenador con el Manchester United, Moyes suscribió con los Red Devils un considerable contrato como director técnico por seis años.

El resto, como suelen decir, fue una historia ligeramente desafortunada y decepcionante, que llegó a su prematuro final apenas 10 meses después de la firma.

CLASIFICACIÓN: ROTUNDO FRACASO

Lionel Messi

El argentino ha firmado nueve contratos diferentes durante su estadía en el Barcelona (la foto mostrada abajo fue tomada en 2014), pero el más largo fue su pacto por nueve años suscrito en septiembre de 2005, apenas meses después de su incursión en el primer equipo culé.

En ese momento, Messi se comprometió con el Barça hasta 2014 y duplicó su sueldo en el proceso. Sin embargo, creemos no equivocarnos al decir que el Barcelona obtuvo un rendimiento deportivo muy superior a su inversión monetaria, con el vertiginoso ascenso de Lio a la grandeza del fútbol.

CLASIFICACIÓN: EXITOSO

Saúl Ñíguez (y Koke)

Luego de convertirse en una presencia establecida dentro del persistente mediocampo del Atlético de Madrid, Saúl estampó su rúbrica en un gigantesco contrato por nueve años en 2017, que ataría al joven de 22 años con el club colchonero hasta 2026.

En un movimiento similar Koke, socio de Ñíguez en el mediocampo, prorrogó su contrato vigente, para mantenerlo como ficha del Atleti hasta 2024.

Esta audaz transacción fue motivada en parte para desestimular el interés mostrado por otros equipos (surgieron informaciones que hablaban de un presunto cortejo por parte del Manchester City), buscando también consolidar el puesto de Saúl y Koke en el corazón del equipo que hoy juega en el Wanda Metropolitano durante los años por venir.

CLASIFICACIÓN: EXITOSO

Iñaki Williams

El delantero bilbaíno se convirtió en otra estrella de La Liga de España recompensada con un pacto por nueve años. Williams firmó su extenso contrato con el Athletic de Bilbao en el pasado verano, que podría redundar en que el versátil artillero de 26 años termine jugando en San Mamés durante la totalidad de su carrera.

Pongámoslo de esta forma: cualquier club interesado en hacerse con los servicios de Williams deberá pagar al Athletic la cuantiosa cifra de €135 millones para poner en marcha los términos de su nueva cláusula de rescisión.

CLASIFICACIÓN: EXITOSO

Denilson

El brasileño, todo un precursor de los mega contratos que vemos regularmente en la actualidad, se convirtió en el jugador más costoso del mundo cuando el Real Betis desembolsó 21.5 millones de libras esterlinas por sus servicios, poco después de la Copa del Mundo de Francia 1998.

El extremo de 20 años, oriundo de Diadema en el Estado de Sao Paulo, pactó un gigantesco contrato por 10 años; no obstante, su desempeño no fue el mejor, mostrando nivel inconsistente con la camiseta del Betis. Seis años después (dos de ellos en condición de préstamo al Sao Paulo), abandonó La Liga española con rumbo al Bordeaux, sumando apenas seis goles de su autoría.

CLASIFICACIÓN: FRACASO

Andrés Iniesta

Como gesto de gratitud por sus años de servicio ejemplar, el Barcelona confirió a Iniesta un "contrato a perpetuidad" en octubre de 2018: un pacto dorado diseñado para mantener al mediocampista de 33 años jugando en el Camp Nou por el resto de su carrera.

Seis meses después, Iniesta hizo maletas para mudarse al club japonés Vissel Kobe, haciendo que el Barça se preguntara si el histórico jugador de la selección de España asumió por error que el contrato era meramente simbólico.

CLASIFICACIÓN: FRACASO

Arda Turan

De forma similar al caso de Alan Pardew, hoy es precisamente el día en el cual el contrato de Turan a largo plazo (cinco años) con el Barcelona llega a su final. Firmó con el club blaugrana en 2015, proveniente del Atlético de Madrid, por €35 millones, junto a €7 millones en bonificaciones. Probablemente no ha dado los mejores dividendos en la cancha.

Siendo honestos, la contratación de Turan no parecía ser la más adecuada en ese momento y las sospechas demostraron ser fundadas: el contrato llega a su final sin que el centrocampista haya hecho una sola aparición con el club catalán desde 2017.

El internacional de la selección de Turquía tampoco pudo jugar durante los primeros seis meses de su estancia con el Barcelona debido a un veto a nuevos fichajes.

CLASIFICACIÓN: ROTUNDO FRACASO

Cesc Fábregas

Fabregas firmó un contrato por ocho años con el Arsenal en 2006, ya que Arsene Wenger deseaba armar su equipo posterior a la era de los "Invencibles" con el joven centrocampista español como figura central.

Con apenas 19 años en ese momento, Fábregas aportó cinco años de buen juego a la causa de los Gunners antes que la fuerza magnética de su ADN lo llevara de vuelta al Barcelona en 2011.

CLASIFICACIÓN: EXITOSO

Kevin de Bruyne

Gracias a una serie de prudentes contratos a largo plazo, el Manchester City cuenta con un batallón entero de jugadores clave vinculados al club hasta 2023 y mucho más allá.

Quizás, De Bruyne sea la figura más prominente dentro de esta camada de pactos longevos. En 2018, el creador belga acordó una extensión contractual por seis años.

Debe ser tranquilizador para los hinchas del City saber que Raheem Sterling, Ederson, Bernardo Silva, Phil Foden, Aymeric Laporte y Gabriel Jesus permanecerán en el Etihad Stadium por largo tiempo.

CLASIFICACIÓN: EXITOSO

Iker Casillas y Raúl

El Real Madrid estaba tan ansioso de que Casillas y Raúl permanecieran jugando en el Santiago Bernabéu por el resto de sus carreras, que la gerencia blanca ofreció a la dupla "un contrato que les va a vincular al club durante toda su vida deportiva" en 2008.

Casillas suscribió un enorme acuerdo por nueve años, mientras que Raúl (quien tenía 30 años en aquel entonces) sumó un año a su contrato existente.

Sin embargo, ambos pactos incluían una cláusula que agregaría automáticamente un año extra a sus respectivas relaciones laborales, si el jugador en cuestión sumaba 30 apariciones en la campaña anterior.

Siendo justos, debemos reconocer que ambas figuras pasaron los mejores años de sus carreras con el club merengue, aunque partieron del Bernabéu mucho antes del final de sus respectivas "vidas deportivas" (Casillas pasó al FC Porto y Raúl al Schalke), haciendo del gesto un movimiento algo cuestionable.

CLASIFICACIÓN: FRACASO