La diferencia entre Bielsa y Aguirre

espn

En la última semana, han llovido las palabras sobre dos técnicos que tienen mucho en común. Más de lo que ellos piensan.

Javier Aguirre y Marcelo Bielsa. El Vasco y El Loco. Para empezar los dos pasaron por el América: uno jugando, el otro dirigiendo. Dirigieron en el mismo Mundial, el del 2002, uno con México, otro con Argentina, y los dos acabaron esa Copa con decepciones gigantescas.

A Bielsa no le entienden en Inglaterra porque no habla inglés, alguien tiene que traducirle. A Javier Aguirre no le entienden en España, sobre todo las groserías, porque habla “mexicano”, y él mismo tiene que traducirse. Los dos comenzaron sus trayectorias con títulos de liga en sus países, antes de partir al extranjero a forjar su nombre, con éxitos y fracasos pero siempre dejando huella por donde pasaron.

Más que sus trofeos o sus títulos, a los dos los distingue su discurso. El del Loco Bielsa, uno que envuelve y seduce, como un vino argentino que tiene mejor sabor con el paso del tiempo. El del Vasco Aguirre, la palabra dura y directa, como un caballito de tequila que igual sirve para los buenos tiempos que para los malos. En ambos casos, tienen frases que se quedan en la memoria. Del “traguen veneno” al “buen trabajo hijos de pu...”.

A Bielsa y al Vasco se les ha acusado, formal y recientemente, de haber recurrido a la trampa. Apenas en febrero del año pasado Marcelo fue multado por espiar a los rivales de su equipo en Inglaterra, y en octubre, Aguirre fue absuelto tras un largo juicio por amaño de partidos. Ambos aseguraron no haber cometido ninguna ilegalidad.

Marcelo Bielsa y Javier Aguirre tienen seguidores y también muchos detractores, pero ninguno pasa desapercibido. Los dos polarizan. Son “vende-humo” y “gana-nada” para algunos, pero tipos de convicción de acero y los mejores de la historia para otros. Representan con mucho orgullo la bandera de su país desde el banquillo.

Aguirre y Bielsa van tan pegados como las iniciales de sus apellidos en el abecedario. Sin embargo, en estos ocho días en los que hemos hablado de ellos hasta el cansancio, se asoma una pequeña, aunque no tan sutil diferencia.

Casi al mismo tiempo, Marcelo Bielsa ha ascendido al Leeds United en el futbol inglés, mientras que Javier Aguirre ha descendido con el Leganés del futbol español.

La diferencia entre Bielsa y Aguirre está en la dirección de la flecha de su equipo. Uno sube y se quedará con él en la Premier, otro baja y se despide de los Pepineros para tomar una nueva aventura en el futuro.

Pero con todo y esa diferencia que no es más que de simples vectores, Aguirre y Bielsa recorren mundos paralelos, tan simétricos que espantan, y que en esta semana han hecho una fugaz convergencia, aunque sea solo para saludarse de lejos, por una linda coincidencia del futbol.