Florentino Pérez: "Hacemos la Superliga Europea para salvar el futbol"

Florentino Pérez considera que con la Superliga, indirectamente se apoyarán a los equipos de menor poder adquisitivo EFE

Florentino Pérez defendió la creación de la SuperLiga Europea, este lunes, en una entrevista concedida al programa 'El Chiringuito' durante la cual aseguró que el proyecto del que ha sido nombrado presidente no nace con un espíritu de ruptura pero avisando que el futbol, la UEFA, debe ser "más transparente. Nosotros no nos queremos enfrentar a nadie, pero cuando hay gente que se cree que esas instituciones son suyas, que la UEFA, LaLiga y demás son suyas, debes hacer algo".

"Yo estoy aquí para salvar el futbol, no por interés propio", aclaró Florentino, dejando patente que su intención "es devolver el interés y salir de esta situación crítica que atravesamos. La UEFA habla de esa nueva Champions, que no entendemos, para empezar en 2024 y no se dan cuenta que para entonces ya estaremos muertos. El futbol no puede esperar".

"Los grandes son los que generan más recursos y eso debe saberse. Si no damos este paso se caen todos, no sólo los grandes o los modestos, sino todos y nuestro interés es evitarlo", proclamó.

El presidente del Real Madrid advirtió que el proyecto es una necesidad para salvar una "situación crítica" alejándose en la medida de lo posible de cualquier polémica. "Aquí nadie ha montado nada. Los clubes importantes de Inglaterra, Italia y España deben dar una solución a una situación muy mala que atraviesa el futbol. Se habla de cinco mil millones de pérdidas y el Real Madrid el año pasado tenía un presupuesto de 800 y terminamos en 700 y este año en vez de 900 vamos a ver si ingresamos 600, en dos temporadas 400 millones menos, sólo el Real Madrid. Estamos pasando una situación muy mala. Todos pasamos una situación muy mala y buscamos una solución", afirmó.

En este aspecto, Florentino argumentó la decisión en una necesidad "imperiosa y urgente. Cuando solo tienes los ingresos de televisión entiendes que la única forma de rentabilizarlo es haciendo partidos más competitivos y atractivos para los fans de todo el mundo. Y concluyes que si en vez de jugar entre semana una Champions, que cada vez interesa menos, hacemos una SuperLiga seríamos capaces de paliar todo lo que perdemos.

"El futbol debe evolucionar como evoluciona la vida", sentenció el mandatario, solventando que "todo ha cambiado, las redes sociales han cambiado la forma de relacionarse y vivir y el futbol debe adaptarse a ese escenario. Nuestro deporte está perdiendo interés, se nota en que las audiencias bajan y algo hay que hacer porque con la pandemia esto se acelera.

"No es verdad que sea una Liga para ricos, sino para salvar a todos", insistió Florentino, advirtiendo que "vamos a explicar bien qué es esta competición y que su objetivo es salvar a todos, a los modestos, a todos, porque es la única posibilidad de sobrevivir. Aquí todo el mundo habla pero los que tienen derecho a hablar son los aficionados, los 4 mil millones de fans de todo el mundo que quieren que esto sea más atractivo.

"Tenemos que dar respuesta a los fans de todo el mundo, sin grandes declaraciones que no sirven para nada. La Champions cada vez tiene menos interés entre los jóvenes y hay que reaccionar", solventó, afirmando que son los jóvenes los que están dando la espalda al futbol en su formato actual: "El 40 por ciento de los jóvenes ya no tienen interés en el futbol. Hay muchos partidos de escasa calidad y tienen otras formas de entretenimiento. Así entendemos que debemos hacer algo para hacerlo más atractivo y se nos ocurrió una cosa tan sencilla como ésta.

"El futbol ha bajado su atractivo entre los jóvenes y debemos conseguir que esos jóvenes, que tienen otras plataformas para entretenerse, vuelvan al futbol. La Champions es atractiva sólo a partir de Cuartos porque antes juegas contra modestos que no atraen. Y los jóvenes dicen que estos partidos se les hacen muy largos, poco atractivos. A veces no entendemos a nuestros hijos y son generaciones distintas que merecen el esfuerzo por entenderles y ofrecerles lo que demandan", refirió.

"Nos estamos jugando el futuro del futbol y hay gente que no quiere perder sus privilegios a pesar de que estamos todos al borde de la ruina. No queremos ser más ricos y los pobres más pobres, eso no es verdad. El futbol está en caída libre y hay que hacer algo, salvarlo", repitió, recordando que esta situación no es del todo nueva.

"Ya pasó en los años 50 cuando se creó la Copa de Europa que hizo Santiago Bernabéu contra la FIFA y eso al final cambió el futbol. El atractivo es porque juegan los grandes y eso es por el bien de todos. Lo hacemos para salvar el futbol que está en un momento crítico", sentenció.

"No me costó hablar con Laporta. Cuando hablas con personas responsables las cosas son sencillas. Él es un hombre sensato y lo entendió porque el Barcelona también está en una situación muy delicada. ¿Le salva? Nos salva a todos. Yo, en 20 años que llevo en el futbol, no he visto nunca una situación así", reveló Florentino respecto a la posición del Barça, al que, entre risas, reconoció que en caso de ser necesario le entregaría, como presidente de la SuperLiga, la copa de campeón.

"Este torneo genera más dinero, porque un Barcelona-Milan o un Madrid-Manchester es mucho más atractivo. El tema es claro: ¿qué demanda el mundo entero? Tenemos fans, todos los grandes, en China o Singapur y eso es lo que da dinero, no otras competiciones. Y ese dinero va para todos porque es una pirámide que beneficia a todos al final. Si algo somos es solidarios", aclaró, rechazando que esta sea una competición cerrada absolutamente.

"También pueden acceder otros al torneo porque son 15 clubs fijos y otros cinco que pueden jugar por méritos deportivos. No es una Liga cerrada como se ha dicho, eso no es verdad. Los clubes deben ser meritorios para jugar una Liga como ésta", argumentó, dando a conocer el crecimiento "exponencial" en cuanto a los beneficios económicos: "La UEFA ingresa 130 millones de euros y nosotros hablamos de 400. Con ese dinero lo que hacemos es salvar al mundo en general".

"Tenemos una encuesta en la que un 75 por ciento de aficionados son favorables", advirtió el presidente del Real Madrid, rechazando de esta manera la visión contraria que, dijo, se ha instalado "por intereses que deberían explicar" y reconoció que el PSG, de momento, no forma parte del club fundador "porque aún no le hemos invitado, como a los alemanes, pero no sé porque hay quienes, sin conocer, hablan por hablar y que vamos a acabar con las Ligas cuando es de sentido común que eso no será así.

"Yo he hablado con todas las Ligas, federaciones y nadie entiende esa nueva Champions. Dicen que empezará en el 2024, para entonces ya estaremos muertos. No se dan cuenta de la urgencia que tenemos todos", aclaró, solventando que la Champions no moriría porque "la seguirían jugando los otros clubes. Se pueden jugar ambas".

En ese aspecto, lanzó un guante para dar a entender que no hacen nada a espaldas de nadie y que por ello no comprende los ataques recibidos. "Nosotros decimos que hablaremos con la UEFA y la FIFA. No hacemos nada a espaldas y no entiendo por qué se van a enfadar. Lo dejamos claro en el comunicado. La UEFA trabaja en otro formato, que, con todo el respeto, yo no lo entiendo pero que no produce los ingresos necesarios para salvar al futbol.

"Lo que nosotros queremos es salvar el futbol para que los próximos 20 años se pueda vivir con tranquilidad. Hay que tener una cosa muy clara: la situación es dramática", volvió a repetir, lanzando ahí un dardo al presidente de la UEFA.

"La UEFA debería ser más trasparente y explicar las cosas. Nosotros sabemos que el futbol pasa por una situación muy difícil y los modelos hay que ir cambiándolos cuando es necesario. En el comunicado decimos que hablaremos con la UEFA y con todos los organismos.

"Hablamos de una cosa muy seria. El futbol tiene cuatro mil millones de aficionados y nuestro grupo representa a 2,000 millones, merecen un respeto y más cuando estamos aquí para salvar a todos", convino, contestando al presidente de la UEFA de manera evidente: "Lo suyo son amenazas de quien confunde un monopolio con la sociedad. Hay que hablar y dialogar, como nosotros hemos ofrecido", rechazando que tema por una expulsión, ya esta temporada, de la Champions como se ha especulado: "Al Madrid no le van a echar de la Champions. Ni al Madrid ni al City ni a nadie. Eso es seguro.

"Los futbolistas del Real Madrid pueden estar muy tranquilos porque no va a pasar nada. La UEFA es un monopolio y lo que debe hacer es ser más transparente. No quiero hablar cosas que han pasado allí, pero, desde luego, no debe tener ese tono amenazante", avisó como respuesta a las amenazas de Ceferín. "Lo que no se puede permitir es que el presidente de la UEFA nos insulte, como ha hecho con el presidente de una entidad como la Juventus. Yo sería incapaz de hablar como él. Esto tiene que cambiar porque no queremos a un presidente de la UEFA que insulte" sintetizó, insitiendo en que el organismo continental "debe entender que las cosas han cambiado y es momento de dar un paso al frente porque en la situación en la que estamos nos morimos.

"Nosotros nos hemos rebajado el sueldo, yo sé lo que gana LeBron James, pero no sé lo que gana el señor Ceferín, por ejemplo. Y yo me he bajado el sueldo pero no veo que eso lo haya hecho el presidente de LaLiga" denunció, añadiendo que es necesario "un ejercicio de transparencia en todos los sentidos. Aquí se ha acabado el monopolio y todo el mundo debe saber qué pasa porque estamos a punto de arruinarnos y no solo nosotros, sino todos.

"La Liga no va a perder valor porque está muy arraigada y seguirá como siempre. Mire el baloncesto: jugamos la ACB, que es la Liga, y después la Euroliga y no pasa nada. Se puede convivir perfectamente", sentenció, proclamando el carácter solidario de su proyecto a pesar de todas las presiones. "Miren, cuando tengamos el dinero, lo repartimos, porque creemos en la solidaridad y los valores.

"Con los ingresos actuales de la Champions, nos morimos. Y nos morimos todos, los grandes y los pequeños, que es algo que algunos no quieren entender. Queremos ser dueños de nuestro destino, pero desde un principio de solidaridad. Quien dice lo contrario es que no quiere que cambien las cosas y está en contra de los intereses del futbol.

"¿Romper? Tenemos que convencer a todos los estamentos de la necesidad de dar este paso. Si no se llega a un acuerdo pues ya veremos qué pasará. Nosotros intentamos acercamientos con todos. Esto no va de ricos y pobres", señaló, solventando que se necesita pedagogía más que enfrentamiento: "Puedes estra a favor o en contra, decir que no lo entiendes, pero por el bien del futbol no puedes faltar al respeto. Yo estoy aquí para mejorar".