En el Tri, sin 9 no hay paraíso

play
'Chelís': 'Podrá jugar el centro delantero que sea, pero sin opciones es muy difícil ganar' (1:32)

El análisis de José Luis Sánchez Solá sobre el funcionamiento del conjunto mexicano luego del empate a ceros ante el similar de Honduras. (1:32)

Sea Henry Martín, Alan Pulido, Javier Hernández o Rogelio Funes Mori, México tiene que jugar con centro delantero

Desde hace al menos 20 años, el delantero mexicano se convirtió en una “especie endémica” que cada vez es más difícil de encontrar debido a la sobreexplotación del mercado foráneo y, también, a la nula generación de hábitats o ecosistemas que preserven al talento producido en territorio nacional.

Hoy las circunstancias y momentos particulares tienen a Gerardo Martino con muchas telarañas en la cabeza para dar con la tecla llamada: delantero titular para la Copa Oro 2021 de la CONCACAF.

Vámonos por partes, dirían por ahí. Por cuestiones de pandemia y para acabarla de amolar, se juntaron en un mismo verano la Nations League (ya celebrada), Copa Oro y Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Para tantos compromisos, se requiere lo que no se tiene: una cantidad variada de opciones para utilizar en el eje del ataque tricolor. A Tokio es evidente que irán Alexis Vega y José Juan Macías, sino es que alguno más como uno de los 3 refuerzos mayores de 23 años que permite el certamen.

La Nations League ante Costa Rica y Estados Unidos exhibió la problemática mexicana para suplir a Raúl Jiménez. Desde que se lesionó el del Wolverhampton, México ha jugado 5 partidos y ha marcado 5 goles, de los cuales ninguno fue anotado por un delantero nominal (3 de Hirving Lozano, 1 de Jesús Corona y 1 de Diego Lainez).

Por otra parte, Henry Martín y Alan Pulido no convencen o llenan el ojo al 'Tata', que ante 'Ticos' y estadounidenses, optó por jugar sin 9 y sin obtener los resultados esperados.

El pasado jueves se confirmó la convocatoria con Perú de Santiago Ormeño para disputar la Copa América, que con el reducido espectro de delanteros disponibles, era una opción sensata por lo menos para probarlo. Pero bueno, bastará que juegue 1 minuto en la justa sudamericana para ser no convocable.

No olvidemos el 'Caso Chicharito', que parece capítulo de Misterio sin Resolver. Esta semana Yon de Luisa, presidente de la FMF, declaró en entrevista con mi compañero Héctor Huerta que Hernández no está vetado y que la decisión de llamarlo o no, es única y exclusivamente del seleccionador nacional.

Hasta los niños saben que hay algo de fondo en esta situación, lo que es un hecho es que Javier, es el delantero mexicano con mejor presente gracias a la buena temporada que está teniendo con el Galaxy (7 goles en 7 partidos) en la MLS.

Finalmente el tema que anda en boca de todos: Rogelio Funes Mori. Todo parece indicar que el argentino, naturalizado mexicano, jugará con México la Copa Oro.

Martino está en todo su derecho, si es elegible, de llamar a cualquier jugador naturalizado. Otra historia es, si es la pieza que llevará a México a la tierra prometida del mentado quinto partido en una Copa del Mundo.

Rogelio es un goleador contrastado en Liga MX con Rayados, pero su momento actual dista de ser el que tuvo cuando fue pieza clave para que Monterrey fuera campeón ante América en 2019.

Para mí convocar a un naturalizado significa, al menos en teoría, darle un salto de calidad a tu selección en determinada posición. Funes Mori te puede ayudar, pero no te va resolver por su cuenta el trámite de un partido de eliminatoria, Copa Oro o Mundial, de ser así estaría con Argentina en la Copa América.

El “Casting del 9” en la Selección Mexicana continúa. Sea Henry, Pulido, Hernández o Funes Mori, México tiene que jugar con centro delantero, para de paso no desperdiciar las características de Lozano o Corona, que no sienten esa posición. Por lo pronto, en este 2021, ha quedado demostrado que sin 9… no hay paraíso.