Marcelo Méndez y su salida de Atlético San Luis: "Priorizamos el resultado antes que la forma, eso nos deja un gustito amargo"

Marcelo Méndez con San Luis. @AtletideSanLuis (TW)

Marcelo Méndez habló esta semana sobre su salida del Atlético San Luis, club que decidió cesar al uruguayo luego de que el equipo acumulara tres derrotas consecutivas en el inicio del Torneo Clausura. En Último al arco, el joven entrenador uruguayo relató su primera experiencia como técnico en el exterior y aceptó cuál fue el principal error cometido.

Consultado si lo tomó por sorpresa este despido, Méndez señaló: “Por lo que hicimos en el Apertura, donde pudimos clasificar al club por primera vez a una zona de liguilla habiendo tenido algunos resultados importantes como haberle ganado a Chivas, Pumas o Toluca, equipos que están por encima nuestro en presupuesto e infraestructura, pensamos que podíamos tener un poco más de crédito”.

“Pero también el equipo tuvo un inicio complicado en este Clausura, con muchos jugadores con COVID y algunos refuerzos que llegaron bastante tarde, y no pudimos corregir algunos errores del torneo pasado. Los dirigentes obviamente tienen la libertad para tomar decisiones; si bien nosotros podíamos olfatear algo, no pensábamos en nuestra salida, nos comunicaron que no iban a contar más con nuestros servicios”, acotó el técnico uruguayo.

Méndez enfatizó que fue ‘un tema puramente de resultados porque había una relación muy buena con los jugadores, funcionarios y dirigentes’: “Esto es parte del fútbol y estamos expuestos a resultados adversos, los entrenadores somos el fusible que primero salta para descomprimir alguna situación”.

El entrenador de 41 años destacó que su cuerpo técnico pudo sumar conocimiento enfrentándose a grandes entrenadores en una liga de gran nivel y que tiene un fútbol muy competitivo, tal vez siendo no tan pareja como el fútbol uruguayo u otras ligas: “En México hay siete u ocho equipos que están por encima del resto en todo sentido, y San Luis no era uno de ellos, pero así y todo pudimos competir y sumar experiencia”.

A propósito de ese crecimiento, Méndez comentó: “Cometimos errores sí. Este miércoles hablamos con los dirigentes, que nos habían ido a buscar sobre todo por lo hecho en nuestra última etapa en el fútbol uruguayo en Liverpool. Y realmente no pudimos llevar nuestro modelo de juego en San Luis, priorizamos el resultado antes que la forma para llegar a ese resultado, y eso creo que fue un error que quizás ahora con las cartas vistas haciendo la autocrítica uno lo remarca más, pero es parte también del aprendizaje”.

“Eso es lo que más nos deja un gusto amargo como cuerpo técnico, el no haber podido llevar nuestra idea de juego priorizando el resultado o atendiendo la diferencia que hay con otros equipos”, acotó el entrenador.

Y explicó: “En México hay mucha diferencia de jerarquía, entonces quizás cuesta más plantear partidos de igual a igual como, por ejemplo, pudimos hacerlo con Progreso enfrentando a Nacional o Peñarol. En Progreso teníamos un plantel con menos jerarquía, pero podíamos plantear el partido de igual a igual porque no había tanta diferencia; en México esa diferencia se nota y se nota muchísimo, por eso tal vez tomamos esa postura de la que hoy quizás nos arrepentimos”.

El técnico dirigió a tres jugadores compatriotas en San Luis: los volantes Juan Manuel Sanabria y Facundo Waller, y el atacante Abel Hernández, quien llegó al equipo mexicano a fines de diciembre.

El ex DT de Progreso, Danubio y Liverpool destacó: “Abel llegó la semana previa al campeonato; si bien llegó en buenas condiciones no lo vimos apto para el primer partido porque también hay un tema de que estamos a 1800 metros de altura, y se le veía un poco la fatiga. Pero los otros dos partidos sí los jugó de titular y es un jugador importante que nos iba a dar mucha jerarquía por su trayectoria, está en buenas condiciones y le deseamos lo mejor a él. También le deseamos eso a Waller y Sanabria, que nos respondieron de muy buena manera”.

Respecto a su futuro, Méndez señaló sobre si piensa volver a dirigir en Uruguay: “Con mi cuerpo técnico no hablamos nada del futuro aún. Somos un cuerpo técnico joven, yo no soy de cerrar puertas o menospreciar a nuestro fútbol, es trabajo, lo tomo así”.