Los 10 mejores equipos de Buster Olney: Yankees y Dodgers tienen competencia

Ilustración ESPN

Mike Trout, el jugador con el contrato más jugoso en la historia del béisbol, no juega para los Dodgers. Ni tampoco lo hace Bryce Harper, quien tiene el segundo mejor contrato, ni tampoco Giancarlo Stanton, Gerrit Cole, Manny Machado, Nolan Arenado, Albert Pujols, Stephen Strasburg, Anthony Rendon, etc., etc. De hecho, la mayor obligación contractual que tienen los Dodgers con algún jugador individual es $46.6 millones, que se le deben a Clayton Kershaw por las temporadas 2020 y 2021.

Los Dodgers no han anunciado ni anunciarán los detalles del contrato recién firmado con Andrew Friedman, pero basados en su contrato más reciente y el precedente en la industria, es probable que los Dodgers le deban más dinero, por lo menos hasta esta mañana, a su jefe de operaciones deportivas que a cualquiera en uniforme.

Pero sería falso decir que los Dodgers no han gastado mucho dinero, o que no lo van a seguir gastando. Desde que Frank McCourt acordó vender la franquicia al grupo encabezado por Guggenheim, L.A. consistentemente ha tenido una de las nóminas más grandes, si no la más grande, en todo el béisbol.

2013: $220 millones (2º)
2014: $209 millones (1º)
2015: $272 millones (1º)
2016: $254 millones (1º)
2017: $226 millones (1º)
2018: $191 millones (3º)
2019: $197 millones (4º)

Las inversiones de los Dodgers han rendido fruto, ya que han logrado siete banderines consecutivos en la División Oeste de la Liga Nacional y un promedio de 96 victorias - sobre 1,000 juegos de dominio. Su margen promedio al ganar el Oeste ha sido de nueve victorias, y si le preguntan a muchos evaluadores con otros equipos, ellos dirían que los Dodgers tienen, por mucho, los mejores jugadores y la organización más eficiente.

Pero como bien sabe cada fan y cada jugador de los Dodgers, el equipo sigue viviendo del recuerdo del jonrón milagroso de Kirk Gibson en 1988 porque desde entonces L.A. no ha ganado la Serie Mundial. Solo un campeonato cambiaría la percepción de lo que los Dodgers han logrado desde que Friedman tomó las riendas, y se han quedado cortos por muy poco - cayeron en el Juego 7 de la Serie Mundial 2017 ante los Astros, quienes ahora fueron castigados por robo ilegal de señales, y perdieron ante los Red Sox en 2018. Ellos comenzaron los playoffs de la LN el pasado otoño como favoritos, pero fueron vencidos por los eventuales campeones Nationals en la ronda divisional.

Ellos han trabajado para encontrar las piezas que les faltan, ya sea mediante la adición del mejor lanzador abridor disponible en el mercado veraniego del 2017 (Yu Darvish) o el mejor jugador de posición antes de la fecha límite de intercambios en 2018 (Manny Machado).

La percepción de muchos fans de los Dodgers es que no han hecho el máximo posible. Bill Plaschke escribió sobre esto el otro día, y habló con el presidente del equipo Stan Kasten sobre el tema, y la razón principal para ese sentimiento es que bajo Friedman, ellos no han atrapado a uno de los jugadores que han logrado megacontratos. Los jugadores más caros han aterrizado en otros lados.

¿Y saben qué? Eso ha sido algo bueno para los Dodgers.

Cuando Zack Greinke era agente libre, los Diamondbacks superaron a L.A. al agregar un año adicional a su oferta. En ese momento, yo fui uno de los que criticó a los Dodgers por no haberlo logrado, por dejar que Greinke se fuera a otro lado por un detalle menor. ¿Saben qué? Me equivoqué. Greinke ha sido un buen lanzador desde ese entonces, algunas veces mejor que Bueno, pero su contrato pesó tanto en la nómina de los Diamondbacks que ellos tuvieron que mercadearlo para salir de él, y no hubo demasiado interés en el mercado, hasta que los Astros dieron el paso al frente en agosto.

Cuando los Marlins ofrecieron a Stanton, un jugador que tiene una cláusula de no cambio en su contrato y que alegadamente prefería jugar para los Dodgers, muchos ejecutivos con otros equipos asumieron que L.A. daría el paso al frente y le arrancarían a Miami al entonces MVP de la LN. Escribí en ese momento que pensaba que era la movida correcta. Pero los Dodgers pasaron, preocupados por la extensión del acuerdo de Stanton; ellos parecían tener interés en el jugador, pero no en su contrato. ¿Saben qué? Resultó ser la decision correcta, al igual que fueron astutos en ir detrás de Harper con un contrato medido y de corta duración, pero nada más.

Los Dodgers querían gastar en grande en este invierno y estuvieron involucrados en las conversaciones con Cole y Rendón antes de ser superados en sus ofertas.

Pero debido a que los Dodgers han hecho otras decisiones astutas y han evitado los grandes errores, y debido a la gran profundidad que han logrado construir, ellos estarán en posición privilegiada de hacer una gran movida antes de la fecha límite de intercambios del verano que viene. Quizás eso sea por Mookie Betts, o Francisco Lindor, o quizás ellos sean el equipo que se aproveche de la aparentemente desesperada situación de los Rockies con Arenado.

Sea cual sea la forma que tome este gran acuerdo, eso aumentará un equipo que ya está repleto de quizás el mejor núcleo joven en todo el béisbol -- Cody Bellinger, Walker Buehler, Corey Seager, Will Smith y otros. Los Dodgers ganaron el Oeste LN por 21 partidos la pasada temporada, y aunque los Diamondbacks y los Padres deben mejorar, ese es un déficit demasiado monumental para que Arizona y San Diego puedan superarlo.

Los fans y los medios no están necesariamente acondicionados para tener paciencia, pero eso es lo que se han ganado los Dodgers. No se preocupen, ellos agregarán a alguien grande antes de los entrenamientos primaverales, o por lo menos, antes de la fecha límite de intercambios. Ellos siempre lo hacen. Bajo Friedman, ellos han sido grandiosos cada año, y se han ganado el beneficio de la duda.

Los Dodgers están entre los 10 mejores equipos de MLB en el 2020. Aquí está el listado:

1. New York Yankees

Una ofensiva poderosa, lo que podría llevarlos a acumular 1,000 carreras con un poco de mejor suerte en cuanto a lesiones que el año pasado. Un bullpen dominante. Unos dueños que están impulsando el todo o nada para el 2020 y que probablemente estén dispuestos a agregar todas las piezas necesarias en la fecha límite de intercambios. Y por supuesto, Gerrit Cole al frente de una rotación que podría ser élite si Luis Severino logra recuperarse. En el papel, los Yankees lucen como el equipo más completo en el béisbol en el último par de décadas.

2. Los Angeles Dodgers

El mayor desafío de los Dodgers podría ser recuperarse emocionalmente. Luego de perder las Series Mundiales de 2017 y 2018, ellos parecían haber mejorado su esfuerzo colectivo, minimizaron los errores y dominaron a placer la Liga Nacional, pero una vez más se fueron a casa con los sueños destrozados tras ser vencidos por los Nationals. Hasta que Howie Kendrick conectó su grand slam en el Juego 5 de la Serie Divisional, no se me había ocurrido que los Dodgers no iban a poder encontrar la manera de vencer.

3. Tampa Bay Rays

Los Rays se quedaron a un juego de pasar a la Serie de Campeonato de la Liga Americana en 2019, y eso fue sin tener por completo a Blake Snell y Tyler Glasnow, y luego de la serie, los jugadores de los Astros hablaron con gran respeto sobre la excelencia de Tampa Bay. Su bullpen es sobresaliente, con una amplia gama de armas, y si Snell, Glasnow y Charlie Morton se mantienen saludables, el trío principal de abridores de los Rays puede igualar a cualquier otro. Tampa Bay tiene una buena defensiva, mejorada con la adición de Hunter Renfroe, y lo que debe ser una ofensiva decente. Probablemente los Yankees superen a los Rays en los 162 juegos de la temporada regular, pero Tampa Bay será un equipo que nadie querrá enfrentar en los playoffs.

4. Houston Astros

El escándalo del robo de señales trajo como consecuencia las salidas del gerente Jeff Luhnow y del mánager AJ Hinch. Sus suspensiones y posteriores despidos dejan muchas interrogantes en Houston, y los Astros no han sido particularmente activos en el mercado en esta temporada baja. Sin Cole, la rotación de Houston luce muy diferente. Los Astros deberían poder superar muchas de sus preocupaciones en la oficina central, pero sin Cole, no son tan potentes.

5. Washington Nationals

Es como si Washington hubiese tomado todo el dinero marcado para un posible acuerdo con Rendón y lo utilizara para comprar un montón de piezas utilizables (Will Harris, Starlin Castro, Daniel Hudson, Asdrubal Cabrera, Eric Thames). El manager Dave Martínez debería tener un mejor bullpen y podría hacer varias combinaciones en el cuadro interior. Pero el esfuerzo de los Nationals por convertirse en el primer equipo en repetir campeonatos desde los Yankees de 1998-2000 dependerá inevitablemente de la producción de sus tres grandes -- Max Scherzer, Stephen Strasburg y Patrick Corbin. Si ellos se mantienen saludables, entonces seguro, Washington podría ganar su división y ser una fuerza formidable en octubre.

6. Oakland Athletics

Oakland usualmente no tiene tantas estrellas, pero los Athletics sí tienen jugadores élite en la primera base, el campocorto, la tercera base, jardín central, bateador designado y en su bullpen, y los Astros podrían ser vulnerables en una forma en que no lo han estado en temporadas recientes. Hace dos años, Oakland tuvo un gran bullpen, y el año pasado, los Athletics recibieron contribuciones sorpresivas de su rotación. Ellos necesitan encontrar algo de pitcheo para poder retar a Houston.

7. Atlanta Braves

La partida de Josh Donaldson deja un hueco en la alineación de Atlanta, una que con su presencia logró la tercera mayor cantidad de carreras en la Liga Nacional. Ahora dependerán de los mejores jugadores jóvenes de la franquicia, como Ronald Acuña Jr., Ozzie Albies, Mike Soroka y Max Fried, pero ellos siguen en desarrollo en camino a convertirse en ligamayoristas.

8. St. Louis Cardinals

Si los Dodgers es el equipo más probable a hacer una gran movida antes de la fecha límite de intercambios, St. Louis podría ser el segundo más probable, y hay mucha especulación sobre si los Cardinals harán un intento de conseguir a Arenado. Mientras tanto, Jack Flaherty tiene su lugar asegurado como uno de los mejores lanzadores de la liga.

9. Minnesota Twins

La rotación tiene mucha incertidumbre, pero los Twins van a batear y deben tener un bullpen de alto calibre. En la División Central de la Liga Americana, eso podría ser suficiente para ganarla.

10. New York Mets

Los Mets están en un periodo de transición en cuanto a sus dueños, y existen interrogantes con eso. Es difícil saber lo que podría contribuir Robinson Canó, ahora que llega a los 37 años. Pero como dijo recientemente un evaluador, ellos tienen muchos buenos jugadores en Grandes Ligas, con Jacob deGrom, Pete Alonso y otros. Ellos necesitan desesperadamente una temporada de recuperación de Edwin Díaz o Dellin Betances, y si ambos pueden lograr eso, los Mets podrían pasar de tener uno de los peores bullpens a presumir de tener uno de los mejores.

Lo mejor del resto

Red Sox: Ellos están intentando recortar su nómina, y muchos ven como inevitable el que cambien a Mookie Betts. A eso se le suma la salida de su manager Alex Cora por el escándalo del robo de señales. Pero Boston comenzará la temporada con una ofensiva letal y un bullpen que está en mucha mejor condición que en la primavera pasada.

Indians: Chris Antonetti, el presidente de operaciones deportivas del equipo, le dijo a los reporteros el otro día que los Indians esperan que Lindor sea el torpedero del equipo en el arranque de la temporada 2020, y con Lindor, la rotación del equipo y una mejorada alineación, Cleveland debe ser nuevamente contendiente. Pero el estatus de Lindor dominará la conversación sobre el equipo al acercarse a la fecha límite de intercambios.

Brewers: Ellos tienen a Christian Yelich, Josh Hader y una habilidad especial para reconstruir rotaciones de abridores. Quizás eso sea suficiente, pero es lógico que terminen siendo afectados por la nueva regla del mínimo de tres bateadores para los lanzadores.

Cubs: Ellos tienen muchos jugadores realmente buenos y podrían verse vigorizados bajo el nuevo manager David Ross, pero la clave para Chicago será Yu Darvish, quien tiene que liderar la rotación porque los Cubs no pueden depender solamente de Jon Lester o José Quintana para ser sus ases.

Diamondbacks: La oficina central de Arizona ha impresionado grandemente a los rivales con la forma en que ha lidiado con sus interrogantes más difíciles en su nómina -- Paul Goldschmidt, y luego Greinke - mientras agregaban talento y se mantuvieron competitivos en vez de resignarse y perder a propósito. Arizona ha ganado 93, 82 y 85 partidos las pasadas tres temporadas y será el equipo que más podría amenazar el reinado de los Dodgers en el Oeste LN.

White Sox: Sin duda, ellos han mejorado, tras las adiciones de Yasmani Grandal, Dallas Keuchel y Edwin Encarnación, y firmar de vuelta a José Abreu. Pero recuerden, ellos terminaron a 28½ juegos detrás de Minnesota el año pasado, y necesitarán otro gran año de Lucas Giolito y una suave reentrada de Michael Kopech al volver de su cirugía de Tommy John.