Los 10 mejores relevistas de Buster Olney: Dominantes en 2019, sin garantías en 2020

Ilustración ESPN

Lo pueden catalogar como el Plan Frankenstein para construir un relevista. Los equipos sondearán el cementerio de las carreras de los lanzadores y verán si quedan piezas que se puedan reutilizar. Quizás un abridor fallido con una gran curva. Un relevista dejado en libertad que pueda confiar demasiado en su sinker plano. Los analistas encontrarán a estos tipos y emprenderán el trabajo de reconstruir un relevista moderno.

Basta con mirar las historias de la mayoría de los mejores brazos de bullpen en el béisbol. Josh Hader: un seleccionado en la ronda 19 por los Baltimore Orioles, cambiado par de veces. Kirby Yates: un jugador que no fue seleccionado en el draft procedente de la universidad y que fue sometido a una cirugía Tommy John, que pasó por cuatro organizaciones. Nick Anderson: un alumno del béisbol independiente, luego de haber sido seleccionado en la ronda 32.

El gerente de los Rays Erik Neander dice que el activo más valioso que cada organización tiene es la oportunidad - en entradas y apariciones en el plato en las Grandes Ligas (y ningún equipo ha sido mejor que el suyo en años recientes en construir relevistas). El año pasado, Tampa Bay proporcionó información analítica y entradas a jugadores como Chaz Roe, quien fue adquirido por los Braves por apenas $1, y Oliver Drake, quien lanzó para tantos equipos en el 2018 que el Salón de la Fama le pidió algunas gorras, y los Rays lideraron las mayores en efectividad del bullpen.

El éxito del Plan Frankenstein es probablemente parte de la razón, en una temporada baja repleta de equipos con bolsillos llenos de dinero para gastar, que solo tres relevistas agentes libres han firmado contratos multianuales: Will Smith, quien recibió $39 millones por tres temporadas con los Braves; y Jake Diekman y Joe Smith, quienes consiguieron acuerdos de dos años.

El próximo acuerdo más grande: Blake Treinen, quien firmó contrato por un año y $10 millones con los Dodgers... quienes planifican resucitar su actuación. Él y Edwin Díaz quienes probablemente fueron los dos mejores relevistas en el béisbol en 2018, y quienes tuvieron problemas en 2019.

Así que aunque la lista de los 10 mejores abridores es generalmente consistente de año a año, esta lista suele ser muy volátil.

Los rankings se construyen con información de personal de toda la industria.

1. Josh Hader, Milwaukee Brewers

El desempeño impredecible de un relevista es probablemente la razón por la que los Brewers están escuchando ofertas por Hader, quien es la mejor arma en el bullpen en las mayores pese a algunos problemas con el batazo largo la pasada temporada. En 2019, Hader generó la mayor tasa de abanicadas y falladas, al compilar 138 ponches en 75⅔ entradas. Por un margen de un ponche completo, él logró más ponches por cada nueve entradas (16.41) que cualquier otro lanzador en las mayores. Los bateadores tuvieron una tasa de contacto ante lanzamientos en la zona de strike de 65.3%, por mucho la más baja en todo el béisbol.

Hader se someterá al proceso de arbitraje por primera vez en este invierno, así que no solo es grandioso, sino que también es barato, por lo que hace sentido que los Brewers exploren su valor en un posible cambio. Los relevistas son como los mejores corredores de la NFL: En su mejor momento, ellos pueden tener un enorme impacto y realmente no se puede ganar sin tener uno bueno, pero ellos no se mantienen en su mejor momento por mucho tiempo.

2. Kirby Yates, San Diego Padres

Tiene 32 años, y típicamente, cuando los cerradores están en esa edad y lanzan para un equipo en problemas, la novena buscará intercambiarlo para sacarle el máximo valor posible. Pero Yates ha sido tan bueno para los Padres que ellos lo ven como un elemento importante en el ascenso a la cima que quieren intentar la temporada que viene.

Yates pasó de equipo en equipo, de los Rays a los Yankees a los Angels, antes de llegar a los Padres, y todo hizo click para él en la segunda mitad de la temporada 2017. En 179⅓ entradas con San Diego, logró la increíble cantidad de 278 ponches. Su ERA+ ajustado de 2019 fue un asombroso 358, más alto que todas, menos una, de las temporadas de Mariano Rivera en las mayores.

3. Aroldis Chapman, New York Yankees

Ha construído un historial de excelencia tan largo como relevista en las mayores que se ha convertido en un caso atípico. En 10 años en Grandes Ligas, tiene 550 apariciones, 273 salvamentos en temporada regular y 14.8 ponches por cada nueve entradas. Chapman ya no alcanza el triple dígito en el radar como solía hacerlo en sus primeros ocho o nueve años, pero ha aprendido a utilizar su slider de forma más efectiva para seguir dominante a los bateadores. En 57 entradas poncho 85 rivales el año pasado, y permitió apenas tres jonrones.

4. Nick Anderson, Tampa Bay Rays

Los Rays casi nunca pagan el precio de etiqueta por nada, pero se desviaron de su curso de acción habitual al gastar una gran cantidad de recursos con las tasas más altas cuando adquirieron a Anderson a mitad de la temporada pasada. Eso les debe decir lo bueno que es Anderson.

Anderson fue seleccionado en la ronda 32 por los Brewers en 2011, pasando por varios clubes independientes antes de desarrollar una curva letal. Fue bueno para los Marlins en la primera mitad de la temporada, lo suficiente como para ser carnada para un cambio, pero fue mejor con los Rays: Ponchó a más de la mitad de los rivales que enfrentó para Tampa Bay el año pasado, 41 de 78 - y solo otorgó dos pasaportes.

5. Liam Hendriks, Oakland A's

Básicamente abandonó su sinker, enfocándose en las rectas de cuatro costuras y el slider, y voila, se transformó de un buen relevista a uno de los mejores en el béisbol. Con la velocidad de su recta aumentando de 94.4 mph a 96.5 y su slider siendo peligrosamente efectivo, Hendriks aumentó sus ponches de 8.25 por cada nueve entradas en 2018 a 13.13 la pasada temporada. El nativo de Perth se convirtió en un cerrador y en un Todos Estrellas.

6. Ken Giles, Toronto Blue Jays

Si se hubiese mantenido saludable a lo largo de la pasada temporada, los Jays habrían recibido una muy buena recompensa por Giles. Pero ahora que Toronto intenta ascender en la tabla de posiciones de la División Este LA, con los recién firmados Hyun-Jin Ryu y Tanner Roark al frente de la rotación, el manager Charlie Montoyo se podrá dar el lujo de tener a uno de los mejores cerradores en todo el deporte. El año pasado, su recta alcanzó las 100 mph nuevamente, preparando el camino para su slider que fue responsable de gran parte de su producción. Tiene 29 años, y es elegible para la agencia libre luego de la siguiente temporada, así que a menos que los Blue Jays realmente sorprendan al mundo y sean contendientes a un puesto de playoffs, Giles podría ser candidato a ser vendido a mediados de temporada.

7. Ryan Pressly, Houston Astros

El derecho de los Astros tuvo la mayor tasa de abanicadas fuera de la zona, lo que habla bien de la calidad de su repertorio, y pocos lanzadores tuvieron una menor tasa de contacto cuando lanzaba la pelota en la zona. Tuvo efectividad de 1.36 para el receso del Juego de Estrellas y con todo mérito fue electo al equipo de la Liga Americana.

8. Zack Britton, New York Yankees

Su comando no siempre fue perfecto, pero la conclusión es que Britton casi no le dio oportunidad a los rivales a batearle, ya que su sinker provocaba abanicadas más profundas. El año pasado, los bateadores le conectaron apenas para .182, con un horrible porcentaje de slugging de .254.

9. Seth Lugo, New York Mets

Lugo ha dejado en claro el hecho de que prefiere ser abridor, pero los Mets siguen redondeando su rotación con otros elementos en gran medida porque Lugo es tan valioso en lo que usualmente ha sido un bullpen golpeado. Solo Hendriks, Yates y Hader produjeron más fWAR entre los relevistas que Lugo, y solo Hader y Luke Jackson de los Braves tuvo más ponches que Lugo entre los relevistas de la LN.

10. Will Smith, Atlanta Braves

Los Braves le cayeron arriba al ex jugador de los Giants rápidamente en la temporada baja, y con buena razón. Su slider generó el mayor valor entre el slider de cualquier relevista zurdo en 2019, y su experiencia en el bullpen de Atlanta debe dejar en claro quién se encargará de las situaciones de los Braves en la parte final de los partidos. La fórmula de probabilidad de victoria (WPA, por sus siglas en inglés) de ESPN tiene a Smith como el mejor lanzador de la temporada 2019, entre abridores y relevistas, al generar un WPA de 5.5.

Lo mejor del resto

Brandon Workman, Boston Red Sox: Debido a que los Red Sox fueron generalmente una decepción el año pasado, al fallar en alcanzar la postemporada tras ganar la Serie Mundial en 2018, algunos desarrollos individuales no recibieron mucha atención, y ante todo, el más importante fue el de Workman, quien lanzaba curva tras curva y fue promovido al rol de cerrador. En las últimas 26 apariciones de Workman en 2019, maniató a los rivales a slugging de .165 (piensen en eso por un momento), mientras abanicaba a 40 en 26 entradas.

Diego Castillo, Tampa Bay Rays: Un día después que los Astros sobrevivieran a su serie divisional con Tampa Bay, George Springer de Houston alabó la calidad del bullpen de los Rays, lo bien que lo manejaba Kevin Cash. Pero su mayor elogio fue para Castillo, un derecho con una recta explosiva, y mencionó lo aliviados que estaban los Astros cuando Castillo salió del Juego 5 para dejar de ser un arma. Sus números en general son sólidos, pero no reflejan realmente la calidad del repertorio que demostró al final de la temporada pasada.

Emilio Pagán, Tampa Bay Rays: Un relevista típico de Tampa Bay -- en 70 entradas, poncho a 96, y se convirtió en el cerrador de los Rays, al amasar 20 salvamentos.

Tommy Kahnle, New York Yankees: La nueva regla de 3 bateadores no tendrá ningún efecto en él debido a su gran cambio - los derechos le conectaron apenas .191 al derecho el año pasado, y los zurdos .209.

Edwin Díaz, New York Mets: A menos que realmente esté desconcertado lanzando en New York, Díaz sería el candidato más obvio para recuperarse en la próxima temporada de Grandes Ligas, porque el análisis subyacente de su desempeño demostró que realmente sigue siendo bueno. Solo cuatro lanzadores amasaron mejores tasas de abanicadas y falladas. Sus problemas del año pasado obscurecieron lo increíble que lució para los Mariners - pero no tanto como para que los Mets se movieran para dejarlo. El nuevo Carlos Beltrán ha hablado de forma entusiasta sobre lo que ve en Díaz, y por buenas razones.

Giovanny Gallegos, St. Louis Cardinals: Gallegos fue una de las piezas poco conocidas en el cambio de los Cardinals por Luke Voit, y la temporada pasada sus resultados para el manager Mike Shildt fueron sobresalientes, ya que apenas permitió 44 hits en 74 entradas. En un periodo de tres meses del 14 de mayo al 16 de agosto, permitíó apenas 17 hits en 41 entradas, con efectividad de 0.88 y promedio de bateo de los contrarios de .125. Y como afirma Paul Hembekides, Gallegos heredó 4 corredores en base, y permitió que solo anotaran siete de ellos. Lanzó fuegos durante toda la temporada.

Taylor Rogers, Minnesota Twins: Rogers dio apenas 11 boletos y ponchó a 90 en 60 apariciones, y en su primera corrida importante como cerrador, ayudó a los Twins a ganar la División Central LA.

Daniel Hudson, agente libre: El viaje clásico de un relevista en 2019 - fue firmado y dejado en libertad por los Angels en los entrenamientos primaverales; fue firmado por los Blue Jays, y luego cambiado; y entonces hizo el último lanzamiento de la Serie Mundial 2019, un slider vicioso bajo el bate de Michael Brantley.