Los 10 mejores antesalistas de Buster Olney: La esquina caliente enciende el béisbol de estufa

Ilustración ESPN

Un pequeño ejército de antesalistas ha estado en movimiento en este invierno. Anthony Rendon logró el acuerdo más grande jamás otorgado por Arte Moreno y firmó con los Angels. Josh Donaldson está considerando ofertas de nueve cifras de los Braves y los Nationals. Los Cubs han dejado saber que están listos para cambiar a Kris Bryant por la oferta correcta.

En medio de todo esto, Nolan Arenado está disponible, menos de un año después que los Rockies le dieran un acuerdo de ocho años y $260 millones. El momento es muy extraño y los Rockies no han explicado públicamente porqué está ocurriendo esta conversación ahora.

Parece que existen dos posibilidades muy claras:

1. Los dueños ya están preocupados que el salario anual promedio de Arenado, que es de $32.5 millones, absorba una parte demasiada grande del presupuesto de una franquicia que nunca ha llegado a tener una nómina anual de $150 millones.

2. Arenado, quien ha dejado en claro su deseo de ganar, está empujando el irse a un equipo con el que pueda tener mejor oportunidad de lograrlo. Tiene una cláusula completa de no cambio en su contrato, así que tiene control total de su posible destino. Arenado se puede salir de su contrato luego de la temporada 2021.

Independientemente de cuál sea la causa principal, no puede haber un peor momento para que Colorado intente cambiar a Arenado, por las grandes obligaciones financieras atadas al contrato y las cláusulas que le dan a Arenado mucho poder para dictaminar donde puede irse. Si los factores desconocidos empujan a los Rockies a hacer un cambio, probablemente será una transacción parecida a la que hicieron los Miami Marlins cuando cambiaron al entonces MVP Giancarlo Stanton. Los Marlins se quedaron con parte del dinero y recibieron poco talento de parte de los Yankees para sacar a Stanton de sus libros. "Stanton es un gran complemento", dijo un evaluador altamente calificado el otro día.

Sin duda los Rockies están conscientes de estas complicaciones, y al menos algunos evaluadores rivales que han conversado con el equipo creen que tendrán a Arenado en la tercera base para cuando comience la temporada 2020.

Si los Rockies empujan el asunto para lograr un acuerdo, entonces los posibles postores pueden aprovechar las alternativas del mercado, incluyendo a Donaldson (en el momento) o Bryant, los que acarrean un riesgo financiero menor. Además Colorado podría echar una mirada al horizonte, luego de la próxima temporada, cuando DJ LeMahieu podría ser agente libre o cuando los Indians tengan que comenzar a escuchar ofertas por José Ramírez. Arenado es un gran jugador, un defensor de grado superlativo quien es apreciado por la energía con la que juega todos los días, pero además tiene en su espalda ese gran contrato, con un alto grado de incertidumbre por su cláusula de salida.

"Yo no creo que nadie se vaya a quedar con el acuerdo de Arenado a menos que ellos dicten los términos", dijo un oficial de la Liga Nacional. "Eso podría incluir conseguir un ajuste en la transacción y no entregar nada de valor".

Arenado nació y se crió en el sur de California, y a través del poder de sus cláusulas de no cambio y de salida, podría terminar en los Dodgers. Pero si los Rockies no son impulsados por preocupaciones financieras, imagínense lo desagradable que sería para ellos todo eso: no solo estarían cambiando su jugador franquicia, alguien alrededor del cual se estaban planteando construir su equipo hace apenas 10 meses atrás, sino que también lo estarían cambiando al rival divisional que ellos persiguen, con la posibilidad de recibir poco a cambio.

A menos que Colorado deba sacar definitivamente a Arenado de sus libros, haría más sentido para ellos que esperen hasta que haya mejores condiciones.

Mientras esperamos a que el panorama en la tercera base se asiente, aquí les presentamos nuestra lista de los 10 mejores antesalistas, con información recopilada a lo largo de la industria.

1. Alex Bregman, Houston Astros

Rankings de Bregman entre sus pares en la tercera base en el 2019:

fWAR (8.5): 1º, por mucho
wRC+ (168): 1º, por mucho
Carreras anotadas (122): 2º
Tasa de abanicadas y falladas (4.6): 2º

Luego de la lesión de Mike Trout, Bregman casi se quedó con el premio de MVP de la Liga Americana. Bregman apenas está comenzando: la temporada que viene llegará a los 26 años.

2. Anthony Rendón, Los Angeles Angels

Sería interesante ver una encuesta de todos los lanzadores para que seleccionen al bateador más difícil en todo el béisbol. Rendón debe estar en la cima o cerca de ella. Casi todos los bateadores tienen algún punto débil, ya sea en una parte específica de la zona de strike o un lanzamiento con el que no pueden lidiar. Pero los números sugieren que Rendón no tiene zonas malas: Hizo más daño ante las rectas que cualquier otro jugador en las mayores, pero como pueden ver aquí, realmente hizo daño ante todo tipo de lanzamientos.

Paul Hembekides ofreció la estadística que mejor encapsula la excelencia de Rendón: El año pasado, Rendón tuvo un mejor OPS en conteos de dos strikes (.804), que es cuando los bateadores se deban sentir más acorralados, a la defensiva, que lo que logró Manny Machado en general (.796). Asumiendo que Joe Maddon coloque a Trout y Rendón en alguna parte en los primeros tres puestos de su alineación, ese dúo podría convertirse en uno de los más difíciles de tiempos recientes para los lanzadores.

3. Nolan Arenado, Colorado Rockies

En las pasadas cinco temporadas, Arenado ha promediado 181 hits, 104 anotadas y 40 jonrones. Aquí está su wRC+ de los últimos cinco años:

2015: 121
2016: 126
2017: 130
2018: 132
2019: 128

Así que la consistencia está ahí. Algún equipo interesado en conseguir un cambio por él le atraerá la pasión con la que juega. Pero incluso con su estilo agresivo de juego, logra mantenerse en el terreno: Arenado ha jugado al menos 155 partidos en cada una de las pasadas cinco campañas.

Es conocido por hacer muchas preguntas, por estar constantemente buscando maneras de mejoras. El colega del Domingo de Grandes Ligas Alex Rodríguez contó una gran historia el año pasado sobre Arenado haciéndole preguntas sobre algunos elementos del bateo, y Alex le respondió básicamente, "Nolan, ya tú lo estás haciendo bastante bien".

4. Matt Chapman, Oakland Athletics

Tres datos asombrosos de la historia del béisbol:

A. Stan Musial generó exactamente la mitad de sus 3,630 hits en casa y la otra mitad en la carretera.

B. Don Larsen y David Wells lanzaron juegos perfectos para los Yankees, y ambos asistieron a la Escuela Secundaria Point Loma en San Diego.

C. Matt Chapman fue el sustituto de Nolan Arenado en la Secundaria El Toro en Lake Forest, California.

Así que posiblemente dos de los mejores jugadores defensivos en una de las posiciones más difíciles en todo el deporte aprendieron los fundamentos en el mismo terreno. Chapman tuvo las mejores métricas defensivas en la posición en las pasadas tres temporadas.

5. Josh Donaldson, agente libre

Se perdió 159 juegos en 2017 y 2018 por lastimaduras en la pantorrilla, así que la inversión de los Braves en él fue algo así como una apuesta, la que les rindió frutos. Donaldson conectó 37 jonrones, anotó 96 carreras y tuvo un OPS de .900 la pasada temporada, y las métricas sugieren que su juego defensivo fue uno de los mejores en la Liga Nacional. Atlanta intenta retenerlo, y si los Braves tiene éxito, eso significa que volverá a batear en el medio de esa alineación, y que Brian Snitker puede seguir escribiendo el nombre de Ronald Acuña Jr. en la cima de esa lista.

6. Kris Bryant, Chicago Cubs

Bryant bateó con más poder la temporada pasada, con 31 jonrones, y logró los suficientes boletos para conseguir porcentaje de embasamiento de .382, el 16º mejor en las mayores. Hay preocupación entre los evaluadores sobre lo que ellos ven como retroceso en su defensa, pero la razón principal por la que los Cubs aparentemente no se han visto abrumados por conversaciones de cambios por el ex MVP es el dinero. Según el portal MLB Trade Rumors, Bryant está en camino a ganar cerca de $18.5 millones en arbitraje este año. Si la unión gana su argumento de que su tiempo de servicio fue manipulado, será agente libre el otoño que viene; de lo contrario, será agente libre luego de la temporada 2021. Así que cualquier equipo que lo adquiera tendrá que trabajar bajo el supuesto que Bryant sería un alquiler por corto tiempo antes de irse al mercado.

7. Rafael Devers, Boston Red Sox

Varios evaluadores creen que Devers tiene algunas de las mejores manos de cualquier bateador en el béisbol, en la forma en que puede responder a los lanzamientos, y esto compensa en gran medida los problemas que tiene en la defensa. En el verano pasado, con 22 años, bateó .311. Y probablemente habrá un momento en el que se una a la larga lista de bateadores de los Medias Rojas con títulos de bateo. Cometió 24 errores en 2018 y 22 el año pasado.

8. Eugenio Suárez, Cincinnati Reds

Solo Pete Alonso conectó más jonrones que Suárez la pasada temporada. Y si piensan que Suárez llegó a esa cifra gracias a jugar la mitad de sus partidos en el cómodo estadio para bateadores que hay en Cincinnati, sepan que 25 de sus 49 jonrones fueron en la carretera.

9. José Ramírez, Cleveland Indians

De forma inexplicable tuvo problemas en la primera mitad de la temporada; bateó apenas .214 hasta el 3 de julio. Sin embargo, en los siguientes 44 partidos, Ramírez volvió a ser el mismo que lo colocó en la conversación del MVP en 2018 al batear .325 con OPS de 1.077, antes que una lesión en la mano terminara su temporada de forma prematura.

10. Justin Turner, Los Angeles Dodgers

Cuando hay un corredor en la antesala, Turner sigue siendo uno de los bateadores que los lanzadores y managers rivales menos quieren en la caja de bateo. Lideró a todos los antesalistas en tasa de pelotas bateadas duro.

Lo mejor del resto

Yoan Moncada, Chicago White Sox: Fue una de las selecciones más difíciles para dejar fuera de los 10 mejores, pero debe estar de vuelta ahí para la temporada que viene. Moncada conectó 34 dobles, cinco triples y 25 jonrones la pasada temporada. Se puede pensar que va a mejorar su tasa de ponches a boletos de 4-a-1 (154 ponches, 40 boletos) a medida que gane más experiencia.

Eduardo Escobar, Arizona Diamondbacks: Escobar tuvo una magnífica primera temporada con los Diamondbacks, con 29 dobles, 10 triples y 35 jonrones. Aunque las remolcadas no tienen tanto peso cuando las oficinas centrales evalúan jugadores, si importan algo para los jugadores, y el año pasado, las 118 impulsadas de Escobar lo colocaron empatado con la quinta mayor cantidad en todo el béisbol.

Manny Machado, San Diego Padres: Es uno de los nombres más grandes en el béisbol, y recibió un megacontrato hace un año; pero en su primera temporada con los Padres, Machado se ubicó en el puesto 16 en fWAR entre los antesalistas, con promedio de .256. Quizás para alimentar su nivel de comodidad, los Padres contrataron a una gran cantidad de expersonal de los Orioles que anteriormente trabajaron junto a Machado, los entrenadores Bobby Dickerson y Wayne Kirby y el exjugador del cuadro Ryan Flaherty, quien supervisará el control de calidad de San Diego.

Paul Hembekides envió esto sobre Machado:

Desde 2017:
Bateo en Camden Yards - promedio de .315, OPS de .987 en 567 apariciones en el plato
Otros estadios - promedio de .255, OPS de .769 en 1,493 apariciones

Gio Urshela, New York Yankees: El gerente de los Yankees Brian Cashman está en record al decir que incluso con el regreso de Miguel Andujar a la acción este año, quien único le puede quitar la tercera base a Urshela es él mismo, luego de su salto al estrellato en 2019. Y puesto de forma simple, Urshela es mucho mejor defensor.