De La Hoya felicita a Benavidez ¿minimizando a Canelo?

play
Mirada de Faitelson: 'Canelo es lo que es... y punto' (2:48)

David Faitelson con su punto de vista sobre la pelea entre Saúl Álvarez y Dmitry Bivol. (2:48)

Puede ser que sí..., también puede ser que no. Es cuestión de interpretación. Pero el tuit de Oscar de La Hoya reaccionando a la impresionante victoria por nocaut de David Benavidez (26-0-0, 23 KO's) sobre David Lemieux (43-5-0, 36 KO's), además de la explícita felicitación de Benavidez, parece ser un mensaje para el que fuera su apoderado, el mexicano Saúl 'Canelo' Alvarez (57-2-2, 39 KO's).

"Benavidez, el mejor en las 168 libras, felicitaciones", escribió en la red social el ex boxeador y dueño mayoritario de Golden Boy Promotions (GBP), promotora que dirigió la carrera de Canelo por más de 10 años.

Asumiendo que es una reacción lógica tras la imponente actuación de Benavidez, que sigue contando sus presentaciones por nocauts, la escueta sentencia de De La Hoya no deja de provocar suspicacias toda vez que el campeón indiscutible de peso supermediano (168 libras) es Canelo Álvarez.

De acuerdo al ranking de ESPN, Canelo ocupa el primer lugar en la división supermediana y el cuarto en la clasificación libra por libra.

Ahora, con la victoria sobre Lemieux, Benavidez se convirtió en campeón mundial interino en la versión del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), lo que debería colocarle como retador mandatorio de Canelo, algo que para nada es un hecho.

Las formas en que The Mexican Monster, como le bautizara el ex campeón mundial de peso pesado Mike Tyson, acaba con sus rivales ha provocado que la posibilidad de un pleito con Canelo sea una constante. Benavidez dijo recientemente al colega David Faitelson que "yo quiero los cinturones de Canelo y esa es la pelea que la gente quiere ver".

De hecho, el cinturón del CMB que ostenta Canelo perteneció en algún momento reciente a Benavidez, quien lo perdió dos veces fuera del ring. Primero la cedió en 2018 por dar positivo a cocaína y luego en agosto de 2020 por pasarse de peso.

De La Hoya y Canelo tienen un historial bastante grueso de directas e indirectas, que incluye además una demanda por incumplimiento de contrato de Canelo a Oscar de la Hoya y GBP.

Incluso, De La Hoya aseguró que su salida del retiro como boxeador profesional tenía entre sus objetivos principales subirse al ring a pelear contra Canelo.

Tras el revés de Canelo Álvarez ante el ruso Dmitry Bivol (20-0-0, 11 KO's) en la división semipesada (175 libras), donde pareció haber mucha desventaja física en contra del mexicano, el regreso a las 168 libras, donde es dueño de los cinturones del CMB, OMB, FIB y AMB, luce como la opción más sabia.

Alrededor de un año atrás, el tetracampeón mundial mexicano había expuesto su versión sobre los motivos de su divorcio con GBP, dejando ver que los problemas de Óscar de la Hoya con la bebida y la deslealtad de su equipo le orillaron a demandarlos, primero, y luego quedar como agente libre.

En una charla con Graham Bensinger, Canelo destacó que hubo un momento en el que él apoyo a Óscar y su empresa, pero luego se dio cuenta de las razones por las que muchos peleadores le habían dejado. "No me gusta hablar mucho de la gente, pero siempre he sido una persona leal y siempre lo fui con Golden Boy. Él no es Golden Boy, él no hace nada en Golden Boy, él se preocupa en tomar y andar en otras cosas, él no es Golden Boy. Las decisiones las toman otras personas".

"Cuando se fue Richard Schaefer de Golden Boy, se llevó a todos los peleadores a PBC (Premier Boxing Champions), y a mí también me quiso llevar, pero fui el único que se quedó Golden Boy porque soy un hombre leal, aunque luego entendí por qué se fueron todos y por qué se fue Richard, porque los que están en GBP nada más quieren ver su beneficio y no el de los peleadores", señaló entonces Canelo.