Tim Tszyu domina a Brian Mendoza y defiende el cinturón mediano junior OMB

play
¡Súper campeón! Janibek Alimkhanuly venció por nocaut técnico a Vicenzo Gualtieri (0:53)

El kazajo dominó la pelea estelar de principio a fin y unificó los títulos de WBO y IBF en peso medio. (0:53)

Tim Tszyu hizo la primera defensa de su título y se impuso con una decisión unánime sobre Brian Mendoza, el domingo, en Gold Coast, Australia.


Tim Tszyu hizo la primera defensa de su título de peso mediano junior de la OMB con una decisión unánime sobre Brian Mendoza, el domingo, en Gold Coast, Australia.

Tszyu (24-0, 17 KOs) tomó el control de la pelea en 154 libras en el quinto asalto y se impuso con puntuaciones de 116-112, 117-111 y 116-111.

Aplicó metódicamente presión sin parar y derribó a Mendoza, asalto tras asalto. En el séptimo, Tszyu sacudió a Mendoza varias veces con su derecha cortante. Mendoza también absorbió un tremendo gancho de derecha, pero de alguna manera se mantuvo en pie.

Mendoza (22-3, 16 KOs) volvió a estar en serios problemas en el décimo asalto después de que Tszyu lo acorraló en las cuerdas con una avalancha de golpes de poder, pero, nuevamente, pudo resistir el castigo.

"Es duro", dijo Tszyu, hijo del boxeador, integrante del Salón de la Fama, Kostya Tszyu. "Es astuto. Es hábil. Tiene poder. Es de clase mundial, por una razón está justo detrás de mí".

De hecho, Mendoza entró al ring clasificado como el número 2 por ESPN en las 154 libras, con Tszyu en la primera posición. Mendoza, quien peleó fuera de Las Vegas, ascendió a ese ranking con una serie de victorias por KO. Primero, sorprendió a Jeison Rosario, en noviembre, con un nocaut en el quinto asalto. Luego, en abril, Mendoza logró una sorpresa mucho mayor con un KO sobre Sebastián Fundora.

Pero Mendoza, de 29 años, no pudo ganar por tercera vez por nocaut. Tszyu era demasiado fuerte, demasiado preciso y simplemente demasiado bueno. Disminuyó a Mendoza con potentes golpes mientras lo acechaba tranquilamente. Tszyu cortó efectivamente el ring y lanzó golpes compactos con paciencia.

Lento pero seguro, Tszyu pudo abrumar a Mendoza, quien, incluso llegó a superar a Tszyu al principio de la pelea con un jab y un movimientos efectivos. Pero durante la segunda mitad del combate, Tszyu demostró ser demasiado.

Al final, Mendoza resultó con un corte en ambos ojos y se vio obligado a sobrevivir a una paliza a dos puños durante las rondas del campeonato hasta escuchar la campana final.

Tszyu, mientras tanto, calificó la pelea como la última en Australia. Planea hacer campaña en Estados Unidos en el futuro y tiene sus ojos puestos en Jermell Charlo, quien posee los títulos de la FIB, la AMB y el CMB en las 154 libras.

Tszyu estaba en primera fila en el sur de California cuando Charlo derrotó por nocaut técnico a Brian Castaño en una revancha, en mayo de 2022, para ganar el campeonato indiscutible. Charlo y Tszyu debían encontrarse el 28 de enero en Las Vegas, pero Charlo se retiró con una mano rota.

En lugar de esperar, Tszyu se mantuvo activo. Obtuvo la mejor victoria de su carrera en marzo, un nocaut técnico en el noveno asalto sobre el ex campeón Tony Harrison. Tszyu siguió con un nocaut en el primer asalto sobre Carlos Ocampo en junio.

Charlo, mientras tanto, no reprogramó la pelea. En cambio, subió a 168 libras y fue derrotado por Canelo Álvarez el mes pasado. Posteriormente, Charlo dijo que planeaba volver a pesar 154 libras.

"En su cabeza delirante, probablemente pensará que me va a vencer", dijo Tszyu. "Ven a buscarlo. Seguro, (Charlo peleará conmigo). Enfrentó al Canelo, el mejor peleador libra por libra del mundo. Es el mejor en 154, pero demostremos quién es realmente el rey de la división.

"Terminamos con una explosión. Ojalá podamos ir todos juntos a Las Vegas", añadió Tszyu.