Canelo no es el único peleador que ha demandado a su promotor

play
¿Quién es el próximo rival del 'Canelo' Álvarez? (2:07)

Mauricio Sulaimán, presidente del CMB, explica las credencialesde Avni Yildirim. (2:07)

La demanda que entabló esta semana Saúl 'Canelo' Álvarez en contra de la compañía Golden Boy Promotions (GBP) y el promotor Óscar de la Hoya, definitivamente fue una sorpresa en la industria boxística, pero no ha sido la primera vez que un púgil tiene un pleito legal con quien le promueve. De hecho, el demandado De la Hoya alguna vez pasó algo similar con su entonces promotora Top Rank.

Canelo pide una indemnización de al menos 280 millones de dólares y la oportunidad de trabajar con una promotora diferente a GBP y con una plataforma de distribución diferente a DAZN debido al incumplimiento del contrato que firmó en octubre de 2018 y que le convirtió entonces en el peleador el contrato garantizado más grande en la historia del boxeo por 365 millones de dólares y 11 peleas.

Saúl es el más reciente en contra de GBP, pero no ha sido el único y tampoco el que más dinero ha estado disputando, ya que promotores como Don King, Top Rank de Bob Arum y Queensberry de Frank Warren también han sido objeto de disputas legales por parte de los talentos y no siempre han salido favorecidos en el ring de la justicia.

La disputa legal de Óscar de la Hoya para finiquitar su contrato con Top Rank en agosto del año 2000 y ganó el pleito en los juzgados en febrero de 2001, lo cual le permitió sentar de alguna forma las bases para que fundara después la exitosa compañía Golden Boy Promotions. Los pleitos legales entre compañías continuaron años después.

En 2003, Lennox Lewis demandó a Don King por una indemnización de 385 millones de dólares debido a que King evitó que se diera una revancha entre Lennox y Mike Tyson tras una primera batalla en 2002. Don King contrademandó a Lewis por difamación. Pero no fue sólo la única disputa legal de King, que en 1982 fue demandado por Muhammad Ali de no pagarle 1.1 millones de dólares por la pelea con Larry Holmes. Don King arregló el asunto enviándole a Ali 50 mil dólares y una carta para liberarle de cualquier responsabilidad mientras Muhammad estaba hospitalizado.

Floyd Mayweather, por su parte, se liberó de Top Rank no con un pleito legal, pero sí ejerciendo una cláusula en su contrato. Top Rank le ofreció 8 millones de dólares por pelear con Antonio Margarito, pero rechazó la oferta y optó por pagar 750 mil dólares para quedar como agente libre, ganando cientos de millones tras esa decisión. De arranque trabajó Floyd con Golden Boy Promotions, pero luego fundó su propia promotora asesorado por el agente Al Haymon.

Andre Ward, medallista de oro en Atenas 2004, también tuvo un largo problema legal con el promotor Dan Goossen, lo cual le mantuvo lejos del ring varios meses. Andre se había lesionado un hombro y no peleó durante meses, por lo que el promotor pidió se sumara ese lapso al acuerdo. Al final hubo acuerdo confidencial y Ward firmó con Roc Nation.

Mikey García y Gilberto ‘Zurdo’ Ramírez demandaron a Top Rank su libertad y ello les orilló a un descanso obligado de muchos meses. En el caso de Mikey estuvo más de dos años sin combatir, y ‘Zurdo’ también pasó más de un año antes de llegar a un acuerdo confidencial con la empresa que finalmente aceptó su agencia libre.