Claressa Shields estelarizará ante a Marie-Eve Dicaire en PPV exclusivo de peleas entre mujeres

Claressa Shields lanza un golpe con su mano izquierda contra Ivana Habazin durante su pelea el 10 de enero de 2020 en Ocean Casino Resort en Atlantic City, New Jersey. Edward Diller/Getty Images

La campeona de tres divisiones, Claressa Shields, regresará al ring por primera vez en más de un año para pelear contra la campeona de peso súper welter de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), Marie-Eve Dicaire, en una pelea para unificar la división de peso súper welter el 5 de marzo.

El combate será el estelar de una cartelera donde todas las peleas incluidas en el Pago por Ver serán entre mujeres y transmitido por en FITE TV. El pleito se efectuará en el Dort Financial Center en Flint, Michigan. La ganadora de la pelea tendrá los títulos del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Organización Mundial de Boxeo (OMB) actualmente en manos de Shields, el título IBF que tiene Dicaire y el nuevo (Súper) cinturón de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en la división.

"Escuche, las mujeres tienen que dejar de depender de los hombres para que obtener una oportunidad en todo", dijo Shields a ESPN. "El boxeo femenino es un producto candente. No dejes que ninguna otra cadena te diga que no lo es. El boxeo femenino está de moda, al igual que el MMA femenino. Todo lo que tenemos que hacer es tener nuestra propia plataforma y mostrarles que tenemos fanáticos y que podemos vender compras de Pago por Ver.

"Así que estoy muy emocionada de tener mi primera tarjeta de Pague por Ver y deseo que todos los que han estado esperando para que peleara, todos los que me apoyan, me respaldan y respaldan el movimiento de mujeres atletas y se unen a nosotros porque no solo estamos gritando por igual salario, igualdad de oportunidades, igual tiempo de televisión, sino que también estamos trabajando igual de duro. Trabajamos por igual".

Esta será la primera pelea de mujeres en encabezar una cartelera Pago por Ver desde Laila Ali contra Jacqui Frazier-Lyde el 6 de junio de 2001, una pelea que Ali ganó por decisión mayoritaria en Verona, New York.

Shields tuvo esta pelea retrasada varias veces a lo largo de 2020 debido al COVID-19 y también debido a que otras oportunidades no se concretaron. Fue un año frustrante para Shields, que había querido pelear varias veces. Inicialmente, se suponía que debía pelear contra Dicaire en mayo, luego se preparó para pelear con ella en agosto, septiembre y diciembre.

Ella dijo que este es el tiempo más largo que ha entrenado para un solo oponente y que está contenta de finalmente regresar al ring. Y ella ve la cartelera exclusivamente femenina como el comienzo de una nueva era del boxeo.

"Algunos de nosotros estamos haciendo horas extras y nos han pagado mal durante mucho tiempo", dijo Shields. "Este es el comienzo de algo nuevo y esto les mostrará que, 'oigan, ustedes pueden no darnos oportunidades, pero las oportunidades están ahí afuera y crearemos nuestras propias oportunidades'.

"Y los mejores pelearán contra los mejores y el boxeo femenino puede vender Pagos por Evento. Ese es el objetivo de esto y estoy muy emocionada de comenzar".

Shields (10-0, 2 KO) ha tenido títulos desde su cuarta pelea profesional. Dicaire (17-0) hará su cuarta defensa del título y peleará fuera de Canadá por primera vez.

Si Shields gana, será la primera persona en convertirse en campeona indiscutible en dos divisiones desde que el boxeo pasó a contar con cuatro cinturones principales.

"Claressa Shields y Marie Eve Dicaire no son sólo campeonas invictas en el ring, son feroces defensores del boxeo femenino y la igualdad fuera del ring", dijo Mark Taffet, mánager de Shields. "En un momento en que demasiadas cadenas en los Estados Unidos no apoyan el boxeo femenino, Claressa y Marie merecen un gran crédito por tomar el asunto en sus propias manos y aceptar llevar su indiscutible pelea por el campeonato mundial al PPV".

La pelea está siendo organizada por el promotor de Shields, Salita Promotions, junto con Groupe Yvon Michel. Este es el comienzo de un año ajetreado para Shields, quien planea pelear tanto en MMA como con la PFL. Ha estado entrenando para futuras peleas de MMA en Jackson Wink en Nuevo México. Se dirigirá a Florida para entrenar para la pelea de Dicaire. Después de la pelea de Dicaire, planea tomarse una semana o dos libres antes de regresar a Jackson Wink para entrenar para su debut en la PFL este verano.

"Este va a ser un gran año para mí", dijo Shields. "Y quiero aprovechar todas mis oportunidades y siento que Dios me dejó un poco a un lado solo para poder crecer mental, física y espiritualmente y estar listo para lo que el mundo me depara este año. "Siento que va a ser un gran año".