Te guste o no, 2021 fue el año de Jake Paul, y se lo ganó

TAMPA, Fla. - Frank Gore vio por primera vez a Jake Paul pelear en enero de 2020. Fue el debut de Paul en el boxeo profesional, un nocaut en el primer asalto sobre la también estrella de YouTube AnEsonGib.

En ese momento, el veterano corredor estrella de la NFL pensó que podía vencer a Paul. Gore había estado entrenando boxeo durante más de una década hasta ese momento. Pero Gore siguió mirando. Vio a Paul noquear al veterano de la NBA Nate Robinson en noviembre de 2020. Y luego Paul noqueó al campeón de MMA Ben Askren en abril pasado.

Gore vio a Paul vencer al ex campeón de UFC Tyron Woodley en agosto por decisión dividida. El sábado, Gore estaba en la cartelera de la revancha de Paul vs. Woodley contra el All Star de la NBA, Deron Williams, y después de su pelea, vio a Paul noquear a Woodley en el sexto asalto.

"Cada vez que subía al ring, hermano, mejoraba cada vez más", dijo Gore a principios de esta semana. "Dicen que YouTuber, ahora, ¿los tipos a los que golpeó? Tienes que quitarte el sombrero ante este hombre. Respeto lo que ha hecho".

Este ha sido un año de silenciar a los detractores para Paul, que todavía tiene apenas 24 años. Muchos todavía existen. Y Paul todavía tiene que pelear contra alguien con experiencia real en el boxeo profesional. Pero la enorme mano derecha de Paul fue un signo de exclamación en un tramo notable. Durante los últimos 12 meses, ganó tres veces con dos nocauts y, quizás lo más importante, emergió como una de las estrellas de pago por evento más rentables en los deportes de combate.

"Mira lo que acabo de hacer", dijo Paul después de detener a Woodley en su revancha. "Mira el año que acabo de tener. Sin precedentes. Uno de los boxeadores más valiosos en este deporte. Cuatro peleas. Cuatro pagos por ver masivos en 13 meses. He noqueado a todas las personas con las que he peleado".

Además de lo que ha hecho en el ring, Paul está dejando una gran huella fuera del ensogado. Él y la asesora Nakisa Bidarian iniciaron Most Valuable Promotions, que ha promovido las dos peleas de Woodley. Como Floyd Mayweather, la estrella de taquilla más grande en la historia del boxeo, Paul se está promocionando. Si abre BoxRec y mira la tarjeta del sábado, uno de los promotores enumerados es "Jake Paul". Imagínese leer cualquiera de esas últimas líneas hace un año.

"La percepción ha cambiado inmensamente y con razón", dijo Paul esta semana. "Cuando entré en esto, tenía mucho que demostrar. La gente no me entendía. No entendían mi movimiento. Pensaron que me estaba burlando del deporte. Y ahora la gente realmente ve lo que estoy haciendo. Me respetan, respetan mi trabajo, respetan el aspecto comercial del mismo".

La magnitud de lo que Paul está haciendo podría haber sido aún más evidente en el evento co-principal, donde Amanda Serrano, la boxeadora número 3 libra por libra de ESPN, venció a Miriam Gutiérrez por decisión unánime. Serrano, la primera púgil que no sea Paul en la lista de Most Valuable Promotions, ha sido una excelente boxeadora durante la mayor parte de una década. Pero recibió una ovación masiva el sábado aquí en Amalie Arena, sus seguidores en las redes sociales se han disparado y ahora está mirando quizás la pelea más grande en la historia del boxeo femenino el próximo año contra Katie Taylor.

Serrano dijo en la conferencia de prensa posterior a la pelea el sábado que le habían ofrecido la pelea de Taylor antes, pero la expectativa es que, en este momento, podría ser un día de pago de siete cifras.

"El precio que se ofrecía [antes] no era el que estamos obteniendo ahora", dijo Serrano. "Jake Paul definitivamente ayudó en eso".

Paul ha sido un defensor de la paga de los boxeadores y se ha convertido en la fuerza impulsora de esta tendencia reciente de boxeo novedoso, con atletas de MMA enfrentando luminarias del boxeo, y atletas de otros deportes y celebridades también entrando en el acto.

"Sin peleadores, no hay un jodi... espectáculo", dijo Woodley esta semana. "Creo que tal vez eso [inició] algunos procesos de pensamiento diferentes en estos muchachos para reconocer lo valiosos que somos. Y realmente comenzar a ver nuestro valor. Si eso es lo que está haciendo, felicitaciones a él".

El próximo movimiento de Paul no está claro. Tal vez sea un enfrentamiento con Tommy Fury, quien se suponía que pelearía contra Paul el sábado, pero se vio obligado a retirarse hace dos semanas debido a una costilla rota e infección en el pecho. Paul también llamó a las estrellas de UFC Nate Díaz y Jorge Masvidal después de vencer a Woodley el sábado. Mencionó a Mayweather, Conor McGregor, Mike Tyson e incluso al mejor boxeador del boxeo, Canelo Alvarez, a principios de esta semana.

Los tradicionalistas del boxeo seguirán tratando a Paul como una broma. Algo de lo que hace sigue siendo juvenil. Pero es difícil ignorar las unidades de pago por evento vendidas, los números de asistencia (incluido un grupo demográfico extremadamente joven en las peleas) y, sí, incluso los nocauts.

"En algún momento", dijo Woodley, "tienes que empezar a respetar el nombre de Jake".