El castigo a Checo Pérez le costó casi 10 millones a Ferrari

play
Dura batalla entre Checo Pérez y Lando Norris (2:38)

El mexicano terminó con cinco segundos de penalización por el toque al inglés de McLaren. (2:38)

Si Checo Pérez no hubiera sido sancionado con 5 segundos en Abu Dhabi, Ferrari habría sido segundo en el Campeonato de Constructores y habría ganado unos 10 millones de dólares más


La decisión de los comisarios de la F1 en el Gran Premio de Abu Dhabi de dar 5 segundos de sanción al piloto mexicano Sergio Pérez le costó a Ferrari unos 10 millones de dólares, porque gracias a esa disposición, la Scuderia perdió el segundo lugar en el Campeonato de Constructores con Mercedes y la diferencia en premio económico entre el segundo y tercer lugares ronda esa cantidad de dinero.

La penalización polémica y rigorista sobre Checo Pérez, piloto de Red Bull, promovió a George Russell al tercer lugar el último GP de la temporada 2023, con lo que Mercedes alcanzó 409 puntos por 406 de Ferrari.

Russell obtuvo 15 unidades y Lewis Hamilton 2, mientras que los del Cavallino Rampante sumaron 18 por parte de Charles Leclerc y ninguno de Carlos Sainz. De no haberse dado el castigo a Pérez, Russell habría tenido tres puntos menos y Ferrari y Mercedes habrían empatado en 406, pero los italianos con una victoria, lo que les habría dado el segundo puesto.

Se estima que de la bolsa de ganancias de la F1, que asciende a alrededor de mil millones de dólares, unos 140 o 150 van para el equipo campeón y luego el segundo puesto tiene entre 9 y 10 millones menos, misma diferencia monetaria que hay entre el segundo y el tercero.

El intento de rebase, el contacto y la sanción

La acción que podría haber sido juzgada, tranquilamente, como incidente de carrera, involucró al auto número 4 de Lando Norris, cuando en la vuelta 47, Checo Pérez lo atacó en la curva 6.

Pérez traía un tren de carrera muy superior a Norris y buscaba el podio. El RB19 asomó la nariz por la parte interna de la curva a la izquierda, tenía el ángulo de la curva cubierto y estaba por delante; Norris mantuvo su línea en lo que creía que era el espacio suficiente para el mexicano.

La llegada a la frenada fue un poco pasada para Checo y tuvo que corregir y ahí se dio el contacto con Lando, quien salió de la pista para reincorporarse adelante.

Una vuelta después Checo Pérez consiguió el rebase, pero ya existía una investigación sobre su cabeza por “causar colisión” y se la aplicaron. Durante la transmisión de F1.com, Jolyon Palmer dijo que creía que era rigorista la sanción y Martin Brundle de Sky Sports señaló que, como Checo Pérez ya tenía la ventaja él no lo habría sancionado, pero los “stewards” no lo vieron así.

Luego empezó una cadena de 10 vueltas de calificación para Checo Pérez. Tenía que separarse 5 segundos de Norris para conservar el cuarto lugar y al mismo tiempo alcanzar y rebasar a George Russell.

Si Pérez lograba pasar a Russell y meterle 5 segundos entonces Ferrari era subcampeón de Constructores. Parecía una misión imposible, porque cuando el Red Bull logró adelantar restaban menos de 5 vueltas para terminar.

Ahí vino el pensamiento táctico de Charles Leclerc, quien ideó que podía dejarse dar alcance por parte de Pérez darle un poco de DRS y luego dejarlo construir la ventaja que beneficiaría a Checo, pero más a Ferrari.

Pero se les acabó el tiempo, apenas una vuelta y media pudo estar Checo Pérez en segundo lugar y le faltaron 1.1 segundos para hacer la hazaña y conseguir su décimo podio de la temporada.

También es justo decir que los problemas de Ferrari empezaron al planear muy mal la carrera de su otro piloto, Carlos Sainz, quien no tuvo puntos. La escudería de Maranello cometió el error táctico de poner neumáticos duros en dos stints a al español y tenía por reglamento que parar una segunda ocasión para montarle unas llantas de un compuesto diferente.

Cómo fue la carrera de Checo antes de la sanción

Antes del momento que lo apartó del podio, Checo Pérez había tenido una arrancada conservadora, donde perdió el noveno con Hamilton, pero lo recuperó en la vuelta 3, ya que el inglés había ganado posición fuera de la pista.

Luego de eso, se formó un trenecito de DRS en toda la procesión, donde la atención estaba en los Ferraris y los Mercedes, porque la lucha por el segundo lugar en el Campeonato de Constructores estaba en pleno con Charles Leclerc, en P2; George Russell, P5 y Hamilton en P10.

Checo Pérez intentaba degradar a Pierre Gasly al noveno sitio, pero al francés le alcanzaba con el Alpine para mantener su lugar.

Russell cerraba la batalla por algunos millones de dólares al hurtar la cartera y el cuarto puesto a Oscar Piastri.

Fue hasta la vuelta 12 que Checo Pérez pudo negociar el rebase a Gasly y se enfiló sobre Yuki Tsunoda. Eso, y la entrada a pits de Fernando Alonso, promovió al mexicano a la séptima casilla.

La remontada del mexicano tomaba forma con la pasada de Piastri por fosos, seguido por Lando Norris y George Russell. Titubeos en McLaren obraron, convenientemente en favor de Mercedes (proveedor de motores del equipo de Woking) y George salió antes que Lando.

Vuelta 18, ahí entraron los dos Red Bulls a pits, donde Pérez volvió en duodécimo virtual y octavo real, con un Ricciardo beneficiado por su paso temprana por fosos.

Checo Pérez marcó la mejor vuelta y con ello dejó atrás a Ricciardo y luego a Valtteri Bottas.

El mexicano era el auto más veloz en el circuito de Yas Marina y lo demostró en la vuelta 26, al pasar a Fernando por el sexto lugar y colocarse a nada del McLaren de Piastri.

El quinto lugar cayó en la bolsa de Checo en el giro 28 y el objetivo era ahora el cuarto escalón, en manos de Norris.

play
9:39
Max Verstappen cerró el año de Fórmula 1 con otro triunfo

El neerlandés venció en el GP de Abu Dhabi y llegó a 19 en 22 carreras. Charles Leclerc y George Russell completaron el podio tras la sanción de cinco segundos que sufrió Checo Pérez.

Unos jugaban a una parada otros a dos, sobre todo el Top 9, con Tsunoda en la apuesta que lo pusiera arriba en los puntos para darle a AlphaTauri la oportunidad de vencer a Williams en Constructores.

Leclerc y Norris entraron por segunda vez a pits, con lo que Pérez era segundo virtual.

Ahí, cuando el ingeniero mencionó el Plan B en el momento en que Russell entró a pits, se dibujaba la posibilidad de que Checo Pérez fuera con los duros hasta el final con una sorpresiva estrategia a una parada o a la espera de un Safety car. Mientras Leclerc reducía la distancia de 14.5 a 12.5 en dos giros.

Pero eso no pasó, Pérez entró a pits y salió sexto con unos neumáticos duros nuevos con Tsunoda, Norris, Russell, Leclerc y Verstappen delante de él.

Los problemas se presentaron para Checo Pérez cuando trató de adelantar a Norris en la curva 6. El mexicano se fue por dentro y no encontró el espacio suficiente, por lo que hubo un contacto con el monoplaza papaya que ya todos conocemos.

Aunque Checo logró ponerse adelante, control de carrera amenazaba con ponerle un castigo por causar una colisión.

Y la sanción cayó sobre Pérez con 5 segundos, lo que arruinaba sus aspiraciones de podio y tal vez hasta las de terminar en cuarto puesto.

Un castigo rigorista y costoso para Checo que ahora tenía que sacar más de cinco segundos más a Norris para no darle la satisfacción de quedarse con el cuarto escalón.

Checo pasó a Russell a cuatro vueltas del final y debía encontrar esos cinco segundos para mantenerse en el podio.

Misión prácticamente imposible, pero Leclerc necesitaba que el mexicano quedara tercero, así que lo dejó pasar para frenar a Russell, pero no fue suficiente.

“No puedo creer que me hayan dado un penalización por eso, los comisarios son una broma”, dijo Pérez en el radio.

Su jefe de equipo, Christian Horner trató de tranquilizarlo al decirle que un “incidente de carrera, nada que no hayamos visto”.