Kyler Murray de los Cardinals superó obstáculos mentales en la recuperación de lesión de ligamento

El mariscal de campo no sólo se siente físicamente bien, está convencido de que está bien, y eso es tan importante como lo físico


TEMPE, Arizona. – En el video, parece una jugada típica

Después del centro, el mariscal de campo de los Arizona Cardinals, Kyler Murray, retrocedió, pero antes de que pudiera ponerse en pie, vio al apoyador de los Atlanta Falcons, Bud Dupree, acercándose y tomó la decisión en una fracción de segundo de salir de la bolsa. Como lo había hecho cientos de veces antes, Murray despegó y evadió a un defensor con su rapidez antes de tirar el balón para evitar una captura.

La jugada parecía, al igual que el pase de Murray, descartables. Fueron 5.5 segundos en un juego de tres horas, un significativo tercer intento en la tercera jugada del juego.

Pero para Kyler Murray la jugada fue monumental.

Era la primera vez que Murray corría en un juego con su rodilla derecha reparada quirúrgicamente desde el 12 de diciembre de 2022, cuando se rompió el ligamento cruzado anterior. Era el momento por el que Murray sentía curiosidad en los días previos a su primer partido en 11 meses. Sabía que cuando salió y corrió por primera vez definiría su regreso.

"Hacerlo por primera vez cuando logré ese tercer intento, me sentí un poco lento, pero fue como una revelación, como, 'está bien, estamos bien'", contó Murray. "Luego sentí dolores y molestias después del partido, pero aparte de eso, me preparé mucho para ese momento".

Para que esa jugada sucediera, Murray necesitaba confiar completamente en su rodilla.

Llegar a ese punto no fue sólo un reto físico. También fue mental.

"Tienes que estar mentalmente concentrado en ello, sin importar si estás dentro o fuera del campo", indic Murray. "No se enciende simplemente".

El entrenador de los Cardinals, Jonathan Gannon, quería que ambas estuvieran alineadas a su regreso. Desde el momento en que fue contratado en febrero, Gannon fue coherente con su mensaje: quería que la salud mental de Murray reflejara su salud física.

"Siempre pienso que incluso si tu cuerpo está sano para jugar, creo que tu cerebro tiene que estar sano para jugar y hay un cierto aspecto de los jugadores en el que debes tener confianza en lo que tu cuerpo te permite hacer”, reflexionó Jonathan Gannon sobre los jugadores de la NFL.

"He visto muchachos que han regresado y no parecen normales. Por lo general, no se debe a lo físico, sino a lo mental".

Eliminar los obstáculos mentales durante una rehabilitación se puede hacer de varias maneras, señala el Dr. John Murray (sin relación con Kyler Murray), psicólogo clínico y deportivo que ha trabajado con jugadores de la NFL. La visualización y las imágenes mentales, junto con la relajación muscular, son opciones de terapia que pueden ayudar a los atletas a superar los escenarios más difíciles, a veces más difíciles de lo que realmente encontrarán en el campo, siguió el Dr. Murray. Recuperar la confianza de un jugador a través de un diálogo interno positivo y mostrarle cómo otros se han recuperado de lesiones similares también ayuda en el proceso. Muchas veces, los jugadores pierden su vigor y energía después de sufrir una lesión o sufrir ataques de depresión o abstinencia, añadió el Dr. Murray.

Para aproximadamente una cuarta parte de los jugadores lesionados, el Dr. Murray dijo que la idea de volver a lesionarse es un "factor realmente significativo".

Para los atletas profesionales que regresan de una cirugía del ligamento cruzado anterior, existe aproximadamente un 20 % más de posibilidades de sufrir otra lesión del ligamento cruzado anterior, según el Dr. James Tibone, codirector de medicina deportiva y especialista en ortopedia del Centro Médico Cedars-Sinai en Los Angeles.

Kyler Murray no sabía a qué se referían todos cuando hablaban de obstáculos mentales, hasta que los superó.

"Una vez que estás en ese momento, o te sientes deprimido o lo que sea, entonces estás en esa zona y no es una buena sensación", contó Murray. "Todos aquí probablemente se han sentido de algún modo sobre sí mismos o sobre la situación en la que se encuentran, o nunca sabes por qué te sientes así”.

"Sólo tienes que orar por ello y tratar de ser feliz y elegir ser feliz. Para mí, definitivamente fui persistente y traté de mantenerme fuerte durante todo el proceso. Traté de mantenerme positivo y optimista acerca de mejorar más rápido de lo que me dijeron”.

Lo que pasó Murray después de esa primera pelea es lo que experimentaron otros mariscales de campo que regresaron de lesiones del ligamento cruzado anterior.

Cuando el mariscal de campo de Los Angeles Rams, Carson Wentz, regresó de su lesión del ligamento cruzado anterior, que sufrió en diciembre de 2017 con los Philadelphia Eagles, tres juegos después de la temporada 2018, le tomó un par de lanzamientos y una captura para pensar, "¿Bien? Bien".

A partir de ahí, poco a poco fue reconstruyendo cómo se sentía antes de la lesión, un proceso que tomó algunos juegos.

Recuperar la confianza en una rodilla reparada quirúrgicamente no sucede rápidamente, coment´p el mariscal de campo de los Cincinnati Bengals, Joe Burrow.

“Realmente lleva mucho tiempo. Estarás jugando antes de sentirte al 100 por ciento y así es como sucede en ese tipo de rehabilitación, siempre y cuando quieras volver a jugar junto a los muchachos”.

"Se necesitan años para volver a donde estabas en todos tus ejercicios. Simplemente requiere mucho trabajo".

Joe Burrow, quien se rompió el ligamento anterior cruzado en noviembre de 2020, tardó hasta la temporada baja pasada para que su rodilla izquierda se sintiera tan fuerte como su rodilla derecha durante los ejercicios. El mariscal de campo de los Detroit Lions, Teddy Bridgewater, quien se perdió dos temporadas después de romperse un ligamento cruzado anterior y dislocarse una rodilla en agosto de 2016, relató que necesitaba hacer cosas fuera del fútbol americano para recuperar la confianza en su rodilla, como el baloncesto y el salto desde acantilados. La imprevisibilidad de dónde aterrizaría en un rebote ayudó a fortalecer la confianza de Bridgewater en la rodilla.

Durante la rehabilitación de Kyler Murray, contó en el coordinador senior de reacondicionamiento de los Cardinals, Buddy Morris, y sus médicos para asegurarle que su rodilla estaba progresando.

"Salgo y corro por primera vez, cojeo y parezco asustado, y luego veo un vídeo mío o lo que sea, y pienso: 'Está bien, eso no parece’”, dijo Murray. "Inmediatamente el miedo desaparece. Para mejorar, tengo que confiar en ello. Si el médico me dice que estoy bien, si Buddy dice que estoy bien, entonces estaremos bien”.

"En cuanto a tener miedo, un día de esos ejercicios tienes dudas, pero después de eso, tenemos que seguir, así que esa era la mentalidad".

Parte del proceso de regreso de Kyler Murray fue jugar sin aparato ortopédico. Esa decisión, dijo el ex quarterback de la NFL Robert Griffin III, ayudará a Murray a sentirse como él mismo.

"Usar el aparato ortopédico es un recordatorio constante de que te lastimaste", examina Griffin, un ex mariscal de campo de la NFL que se desgarró el ligamento cruzado anterior, el ligamento cruzado anterior y el menisco de una de sus rodillas y ahora es analista de ESPN. "Estoy feliz de que Kyler esté haciendo eso... Eso significa que no sólo los médicos se sienten cómodos, sino que el jugador se siente cómodo con su situación física… que puede hacerlo".

"Kyler necesita cada una de sus armas, y una de sus armas es su capacidad de moverse. Siempre ha sido así para él. Puede ser un mariscal de campo que se queda en el bolsillo, pero es el mariscal de campo dinámico de $200 millones que ellos pagaron para serlo si lo tiene todo."

Alrededor de los nueve meses de su recuperación es cuando Murray comenzó a sentir que podía empezar a jugar de nuevo. Al comienzo de la temporada, Murray pidió no ser incluido en la lista de incapacitados físicamente para jugar porque no quería perderse los primeros cuatro juegos de la temporada. Pero no lo apresuraron a regresar.

No es fácil mantener a raya a un jugador de la NFL que está presionando para regresar de una lesión importante, dijo Griffin.

"Te lo digo ahora mismo, como jugadores, por la forma en que estamos conectados, todos somos personalidades Tipo A donde pensamos que, si estamos al 70 por ciento, estamos al 100 por ciento", enfatizó Griffin.

No existe tal cosa, continua Griffin, que un mariscal de campo se tome demasiado tiempo para regresar de una lesión del ligamento cruzado anterior.

En el período previo al regreso de Murray el 12 de noviembre contra los Falcons, quería dejar de lado esa primera carrera. Morris intentó replicar situaciones durante la rehabilitación de Murray para prepararlo para salir y moverse. Pero, al igual que sus homólogos mariscales de campo que pasaron por la misma rehabilitación, no sabía cómo se mantendría su rodilla ni cómo la manejaría mentalmente hasta que sucedió.

Lo hizo, en cualquier momento del juego, Murray sabía que significaría que estaba de regreso.

“Se parecía a quien pensé que se parecería”, subrayó Gannon. "Probablemente un poco mejor".

Reporteros de ESPN NFL Nation Sarah Barshop, Ben Baby y Eric Woodyard contribuyeron a esta pieza.