Kansas City Chiefs, los jefes de jefes de la NFL

play
¡Chiefs suman otro Lombardi a su dinastía! (3:21)

Los Kansas City Chiefs repitieron la dosis a los San Francisco 49ers para ganar el Super Bowl LVIII en tiempo extra. Su tercer Lombardi en seis años. (3:21)

Los campeones Chiefs enseñaron que el juego se gana en las tres fases: ofensiva, defensiva y equipos especiales


Un auténtico acto de escapismo, eso fue el Super Bowl LVIII en las Vegas.

Los Kansas City Chiefs enseñaron que el juego se gana en las tres fases: ofensiva, defensiva y equipos especiales. Durante el partido, en los momentos clave, la dinastía se fue construyendo hasta llegar a ese momento final cuando Andy Reid confió tanto en su quarterback y en la jugada que tenía planeada, que dejó sin un solo aliento a un rival que perdonó en los momentos críticos.

Iniciemos por la defensiva, una unidad que mantuvo a flote a los Chiefs durante toda la temporada y que fue limitando a sus rivales a menos de 21 puntos; cuando ellos concedían una cifra mayor, venían las derrotas.

Pero el momento de ellos llegó al limitar a los 49ers a sólo tres conversiones de tercera oportunidad en 12 intentos a lo largo de todo el juego. Eso los llevó a dejar en 22 unidades a los gambusinos, que lograron sólo sacar pocos puntos de las oportunidades que los Chiefs concedían.

Los equipos especiales trabajaron en todos los despejes de la primera mitad, y en especial uno de ello provocó un toque ilegal para que se convirtiera en balón suelto que a la postre capitalizaría Patrick Mahomes, especialista en aprovechar los errores del rival. El otro momento de los equipos especiales, y que fue la parte fundamental del bicampeonato, fue el bloqueo del punto extra de Jake Moody, que en realidad dejó el camino para que el juego se fuera a tiempo extra. Ahí, una vez más, la defensiva volvió a dejar el partido puesto para que Mahomes hiciera su magia en el Allegiant Stadium y consiguiera su quinto triunfo en ese inmueble, siendo la mayor cantidad que un jugador y su head coach, Andy Reid, tienen en la sede del Super Bowl LVIII.

Mahomes se mete a un selecto grupo de mariscales de campo en ser ganadores de tres o más ediciones del Super Bowl. La lista la encabeza, Tom Brady con siete, seguido de Joe Montana y Terry Bradshaw con cuatro, y en la tercera posición están Troy Aikman, y el recién llegado, Mahomes. Cabe señalar que Steve Young tiene tres, pero sólo uno como quarterback titular; los otros fueron como parte de los suplentes del equipo, al igual que Earl Morrall, quien estuvo de titular en 1971 con los Colts, y que de hecho entró al juego; y con los Dolphins en 1973 y 1974, aunque no participó.

Otro de los logros es que los Chiefs logran ser bicampeones, algo que también pocos han hecho. Los Green Bay Packers en las primeras dos ediciones. Después, Miami en los años 73 y 74, incluyendo al único equipo que ha terminado una campaña invicta en la historia moderna de la liga. Pittsburgh lo logró en dos ocasiones, 75-76 y 79-80. San Francisco en 89-90, Dallas en 93-94, Denver 98-99, New England en 2004-2005, y ahora los Chiefs en estos dos últimos años.