Cuarentena no detiene a Patrick Mahomes, quien trabaja en su preparación física de forma remota

El Jugador Más Valioso del Super Bowl LIV nunca para, ni en época de cuarentena, aunque deba improvisar en rutinas e instalaciones.

Patrick Mahomes sigue con su programa de acondicionamiento físico por separado en Texas y bajo la tutela de Bobby Stroupe, quien ha sido su preparador físico desde sus épocas de preparatoria.

El quarterback de los Kansas City Chiefs se enfoca en preparar los músculos para cuando llegue el momento de comenzar con los entrenamientos y ejercicios relacionados al futbol americano.

“Stroupe pone a Mahomes entrenamientos estructurados a través de una aplicación“, publicó el diario Kansas City Star. “En esta época del año, la máxima prioridad es la salud, por lo que los ejercicios se centran en asegurarse de que todo funcione de la manera correcta. Articulaciones y músculos”.

Desde mediados de febrero a principio de marzo, Mahomes entrenó en instalaciones del área de Fort Worth, Texas, junto con algunos otros atletas profesionales de la región, sin embargo, desde que comenzó a crecer el problema de coronavirus y actualmente con casi toda el área de Dallas-Fort Worth bajo cuarentena obligatoria, Mahones ha tenido que entrenar por su cuenta y con el apoyo a distancia de su preparador físico.

“(Patrick) no va a perder el ritmo”, aseguró Stroupe al diario. “¿Es más fácil estar en una instalación y entrenar? Sí, lo es, pero somos profesionales y en el fondo, nuestro trabajo es resolver problemas. Esto sólo significa que es hora de ser creativo. Nada se detendrá.

“La búsqueda por ser la mejor versión de sí mismos no se detiene y no es diferente con Patrick”, agregó.

La NFL tiene prohibido el ingreso a jugadores y todo el personal no indispensable del área deportiva a las instalaciones de los equipos de manera indefinida. Aún se desconoce la fecha en que comenzarán los programas de acondicionamiento voluntario de receso de temporada o las llamadas Actividades Organizadas por Equipo en las que jugadores y entrenadores empiezan con prácticas de campo limitadas. Mucho menos se conoce el momento en que podrán realizar minicampamentos obligatorios.

“Los profesionales en cualquier espacio pueden sacar el máximo provecho de lo mínimo”, destacó Strupe. “En mi experiencia, haciendo esto durante casi 20 años, ha sido bastante consistente. Los que puedan sacar el máximo provecho de cualquier tipo de instrucciones serán los que mejorarán más rápido y tendrán las mejores y más largas carreras”.

Los equipos tenían programado empezar en abril con los programas de receso de temporada y a partir de la segunda semana de julio, abrir los campamentos de pretemporada.

“Patrick siempre entrena primero como atleta y segundo como quarterback”, explicó Stroupe. “Incorpora y avanza muchas cosas con su cuerpo, tal como haría un receptor”.