La NFL espera abrir campamentos de entrenamiento a tiempo

play
Brady y Bucs practicaron en una escuela secundaria local (0:16)

Tom Brady entrenó en el campo de una escuela secundaria en Tampa con algunos de sus compañeros de equipo de Buccaneers. (0:16)

La NFL ha sugerido a sus equipos que esperen el inicio a tiempo de los campamentos de entrenamiento en julio, indicó Jeff Pash, vicepresidente ejecutivo y abogado general de la NFL.

Para la mayoría de los equipos, eso significa que los jugadores reportarán no más adelante del 28 de julio, en preparación para la temporada 2020.

En una teleconferencia tras la junta virtual de dueños, Pash dijo que siguen “las discusiones activas” sobre lo que pasará después de esa fecha.

El Juego del Salón de la Fama, el primer juego anual de pretemporada de la liga y que estaba programado para el 8 de agosto, ya fue cancelado por el recinto a causa de la pandemia por el coronavirus.

Es posible que la pretemporada de cuatro semanas sea recortada, mientras los equipos se enfocan en tener a todo su personal sano para el inicio de la campaña regular el 19 de septiembre.

“Esperamos tener alguna resolución relativamente pronto sobre eso y se la informaremos a los equipos en su momento”, dijo Pash sobre el inicio del calendario regular.

A inicios de junio, la liga publicó un documento de 13 páginas en el que detalla métodos y protocolos para mantener la distancia social y minimizar la propagación del virus en las instalaciones donde cada equipo sostendrá su campamento de entrenamiento este año, sin embargo, el doctor Allen Sills, el jefe médico de la NFL, dijo que la liga aún no ha concluido el siguiente paso, que es crear una prueba de coronavirus y protocolos de detección y tratamiento.

Sin embargo, Sills se competió a que la NFL y la NFLPA prepararían “un programa muy ambicioso de pruebas que intentará mantener a todos en el ambiente del equipo lo mas seguros posible y eso incluye no sólo a jugadores sino a coaches, staff y todos quienes estarán juntos”.

En la teleconferencia, Sills recibió varias preguntas sobre los grupos de jugadores que han entrenado juntos en junio, encabezados más notablemente por Tom Brady, nuevo quarterback de los Tampa Bay Buccaneers.

Los jugadores no han violado las políticas de la NFL, porque han entrenado por su cuenta y lejos de las instalaciones de los equipos, pero la NFLPA sugirió a los agremiados la semana pasada que evitaran esas actividades. Sills no mencionó a Brady y a los Buccaneers en particular, pero dijo que la NFL estaba de acuerdo con la sugerencia del sindicato.

“La NFLPA y la NFL están exactamente en el mismo lugar, el cual nos hace querer el ambiente más seguro posible para todos nuestros integrantes, ya sean jugadores, coaches, preparadores físicos, equipo médico o quien sea en ese ambiente de equipo”, reiteró Sills. “Vamos a trabajar muy fuerte para educar a todos sobre los pasos que, colectivamente, pensamos que son los más efectivos para reducir el riesgo de todos.

“Todo esto se trata de reducir el riesgo e intentar mitigarlo. Sabemos que no podemos eliminar el riesgo. Trabajaremos mucho mano a mano con la asociación de jugadores. Éste es el momento en el que cada ambiente de equipo va a compartir el mismo riesgo, pero también las misma responsabilidades unos con otros, lo que significa que todos vamos a depender de cada miembro en cada ambiente de equipo para hacer lo mejor que podamos para implementar estas medidas y mantenernos, así como en nuestros hogares, lo más seguros posible en el curso de la temporada”, agregó.

La liga aún monitorea la cantidad de pruebas positivas por coronavirus entre personal de la liga alrededor de Estados Unidos, pero Sills se negó a dar un estimado al respecto.

Por otro lado, la NFL aún no concluye la política para permitir el ingreso de aficionados a los estadios durante los partidos y quizá deje esas decisiones a los equipos de forma individual.

De cualquier forma, los dueños aprobaron un plan para cubrir e inhabilitar los asientos cercanos al campo en cada estadio, como parte de un plan más amplio para mantener a los jugadores y coaches distanciados de los aficionados, en caso de que haya personas en las gradas.

Los equipos tendrán permitido vender espacios publicitarios en esas cubiertas, dijo Renie Anderson, vicepresidente ejecutivo de sociedades comerciales y jefe de ganancias la NFL.