La llegada de Cam Newton a New England recuerda a Randy Moss en el 2007

Es difícil encontrar una mejor comparación específica a los New England Patriots para la firma del quarterback Cam Newton, que cuando el club adquirió al receptor abierto Randy Moss en el 2007. Ambos eran jugadores súper estelares con destello y un aura en particular, y sobre la superficie, no parecían embonar de manera natural al programa y sistema del club.

Moss se convenció y comprometió de completo, entregando una temporada récord en su primer año en New England, motivado por volver a echar a andar su carrera. Newton parece estar siguiendo el mismo libreto.

Hay comparaciones financieras notables, también.

Para facilitar el canje desde los Oakland Raiders a New England, Moss accedió a un contrato nuevo que redujo su salario de 9.25 millones de dólares a 3 millones de dólares. Al mismo tiempo, dijo, "Estoy simplemente muy contento de encontrar algo de felicidad y estar de regreso haciendo lo que amo; jugar al fútbol americano y salir allá [y competir]. A lo largo de mi carrera, he cobrado mucho dinero. Mi llegada a una organización como los New England Patriots, ¿por qué sería factor el dinero?".

Ahora, consideremos lo que dijo recientemente Newton, tanto públicamente como en privado a oficiales de los Patriots, tras tomar el mismo camino al aceptar un muy modesto acuerdo por una temporada: "No se trata del dinero para mí; se trata del respeto".

Eso fue lo que ofreció Newton en sus conversaciones con los Patriots: la idea de que deseaba una oportunidad real para jugar, y que no esperaba que nada le fuera entregado en la mano. Como Moss, Newton tiene suficiente dinero en el banco, habiendo cobrado más de 100 millones de dólares en sus primeras 10 campañas de NFL, y su aceptación de un contrato que coloca un peso considerable sobre sus palabras.

En el 2007, Moss estaba tan motivado y energizado por el cambio, que impuso marcas de la NFL con 23 recepciones de touchdown en una campaña electrizante. Dijo esta semana en el programa "Get Up!" de ESPN, que la cultura de Bill Belichick de poner al fútbol americano primero, y su facilidad para poner a todos los jugadores al mismo nivel, fueron cosas que disfrutó. Moss firmó una extensión por tres años y 27 millones de dólares con los Patriots al año siguiente.

¿Se repetirá la historia con Newton? Las similitudes, hasta este punto, son sorprendentes.