DeAndre Baker enfrenta cargos por robo; Quinton Dunbar sin cargos

Foto: AP

DeAndre Bakes podría cumplir una condena de mínimo 10 años de ser condenado por los cargos de romo con arma

El esquinero de los New York Giants, DeAndre Baker será procesado en Florida por cuatro cargos de robo con un arma, anunció el viernes el fiscal de Broward State, Mike Satz. Si es condenado, Baker enfrentará un mínimo obligatorio de 10 años a cadena perpetua en una prisión estatal.

Originalmente Baker fue acusado por cuatro cargos de robo a mano armado y cuatro cargos por asalto agravado con arma. La decisión de perseguirlo llegó tres meses después de un incidente en Miramar, Florida.

De acuerdo con la orden de aprensión original, Baker y el esquinero de los Seattle Seahawks, Quinton Dunbar, fueron acusados de robar dinero y relojes armados con armas semiautomáticas. La orden estableció que Baker intencionalmente amenazó a las víctimas con el arma.

El abogado de Baker, Bradford Cohen, no piensa que la oficina del fiscal tenga suficiente para seguir con el caso.

“Sabiendo que han admitido a mentirosos –no hay manera de cortarlos o de cambiar la historia. Son, al menos, mentirosos y convictos. Tienes a cuatro chicos que están condenados y admitieron las mentiras. Basas su palabra contra la de un chico que no tiene historial criminal, siempre da de vuelta a su comunidad”, dijo Cohen a ESPN. “Quisiera poder pensar de que están pensándolo, pero es una imposibilidad. Es un juicio tan malo que ni siquiera te puedes poner en sus zapatos para imaginar qué estaban pensando al tomar este caso”.

La fiscalía de Broward declinó acusar con cargos criminales a Dunbar debido a falta de evidencias.

“Quinton está fuera”, dijo el abogado de Dunbar, Andrew Rier a ESPN el viernes. “Agradece a Dios. Agradece a su familia. Agradece a su equipo de defensa y agradece a los Seahawks por quedarse con el todo el tiempo”.

“Yo creo que no tuvieron suficiente información para proceder, y llegaron a la conclusión, y apreció el tiempo y el esfuerzo que pusieron en ello para llegar a la conclusión”.

Dunbar aún podría enfrentar una suspensión basado en un reciente caso en la NFL. La liga suspendió el tackle defensivo de los Seahawks Jarran Reed seis juegos el año pasado sobre un incidente de 2017, en el cual no fue arrestado debido a falta de pruebas.

Baker y Dunbar están en la lista del comisionado al inicio de los campamentos de entrenamiento. A Baker los Giants le señalaron un programa virtual de temporada baja esta primavera. Los Seahawks, sin embargo, han tenido participando a Dunbar.

Baker, de 22 años, posiblemente no jugué una sola jugada más con los Giants. Fue una selección de primera ronda el año pasado proveniente de la Universidad de Georgia. Los Giants subieron sus apuestas por Baker pese a que al menos dos equipos mencionaron a ESPN la primavera anterior que había alertas sobre él. Luego tuvo una temporada de novato difícil: dos jugadores describieron a Baker como “bico malo” el año pasado, y terminó en la banca al final de la campaña luego de que el entonces entrenador Pat Shurmur lo sacó enfrente de todo el equipo por falta de esfuerzo.

La liga ha dicho en las recientes semanas que el asunto sigue bajo investigación.

Se preguntó a la NFL su posición respecto a Dunbar a la luz de las noticas del viernes, y un vocero contestó: “Hemos estado monitoreando todo el desarrollo en el asunto que sigue en investigación”.

Baker y Dunbar no tienen un historial criminal.

Brady Henderson contribuyó a este reporte.