Previas NFL 2020, Philadelphia Eagles: todo depende de la salud de Carson Wentz

play
Jalen Hurts regaló un momento inolvidable a dos niños durante SportsCenter (1:29)

El finalista del Heisman 2019 y ahora pasador novato de Philadelphia sorprendió a los pequeños que lo idolatran. (1:29)

Mientras el quarterback Carson Wentz se mantenga sano, los Philadelphia Eagles serán candidatos en la temporada del 2020 de la NFL

Los Philadelphia Eagles se han metido a la postemporada en cada una de las últimas tres temporadas, dos de ellas como campeón divisional. Eso tendría que significar que abren la temporada del 2020 como favoritos para llevarse la corona de la NFC Este nuevamente, ¿no es así?

No precisamente. Philly ganó el Super Bowl para culminar su campaña de 13-3 del 2017, pero los dos años más recientes han sido de 9-7, amarrando hasta la jornada final de la temporada regular su pasaje a los playoffs. No han sido, precisamente, un equipo dominante. y es imposible negar que se han visto beneficiados por la inconstancia de sus vecinos en el sector.

La edición del 2020 de los Eagles llega con piezas nuevas importantes que podrían hacer volver al club al grupo de élite en la NFC. Sin embargo, la clave de la temporada recae en el quarterback que han tenido en los últimos cuatro años, uno que no ha podido terminar sano ninguno de las últimas tres temporadas.

¿Demostrará Carson Wentz que puede mantenerse sano toda una temporada en Philadelphia?

Wentz ha tenido sus momentos brillantes. no queda ninguna duda. Antes de su lesión de diciembre del 2017, cuando se rompió dos ligamentos en la rodilla, estaba en la conversación por Jugador Más Valioso de la temporada.

Después de una rehabilitación sorpresivamente corta, regresó a la alineación para la Semana 3 de la temporada del 2018, solamente para quedar fuera de acción nuevamente en octubre de ese mismo año gracias a una fractura en la espalda.

La lesión del año pasado fue diferente, y no puede englobarse con las dos previas para justificar una etiqueta de jugador "poco durable". En el duelo de Ronda de Comodines, sufrió una conmoción al ser azotado contra la superficie por Jadeveon Clowney.

De cualquier manera, lo importante es señalar que las posibilidades de Philly con Wentz son significativamente mejores que sin él. Es innegable que es un líder reconocido para el resto del equipo, y sobre el campo de juego, está en la mitad de arriba en cuanto a quarterbacks de la liga, posiblemente dentro de los 10 mejores, según a quién le preguntes.

Nadie quiere ver a un jugador sintiéndose presionado a jugar sin estar en condiciones ideales, pero eso es justamente lo que le puede suceder a Wentz este año, si vuelve a sufrir un problema físico. Philly eligió en la segunda ronda del draft a Jalen Hurts, un quarterback que terminó segundo en la votación por el Heisman el año pasado. Cualquier recuerdo que tengas de Hurts de sus días en Alabama hay que borrarlo, y su actual juego --después de un año con el coach Lincoln Riley en Oklahoma--, no es muy diferente a lo que ofrecía Wentz saliendo de North Dakota State, comprendiendo que Hurts es mejor atleta, pero un poco menos preciso.

Los Eagles no están listos para ponerle un ultimátum a Wentz, dejemos eso en claro. Pero, una lesión seria que vuelva a terminar con su temporada puede terminar abriendo una puerta que, dependiendo de lo que haga o no Hurts, podría no cerrarse. En esta liga sobran los ejemplos de quarterbacks que no hubieran recibido su oportunidad sin lesión, pero que nunca devolvieron la titularidad al jugador al que reemplazaron.

¿Quién es el rostro nuevo a seguir?

Los Eagles adquirieron en canje al esquinero Darius Slay, proveniente de los Detroit Lions, y rápidamente lo convirtieron en el mejor pagado en la historia de la liga en su posición, con una extensión de contrato de tres años y 50.5 millones de dólares, incluyendo 30.05 millones en dinero garantizado.

Slay ha sido, por años, uno de los backs defensivos más subvalorados en la NFL, debido a que jugaba para un equipo que no acostumbraba ganar partidos en enero. A su llegada a Philly, ocupará el lugar que solía ser de Ronald Darby. Se trata de una mejoría en la posición, seguro, pero el resto de la defensiva secundaria no cambia gran cosa. Avonte Maddox se mantiene como titular al otro lado, y ahora Nickell Robey-Coleman --un favorito para la afición de los New Orleans Saints-- recibirá la asignación de la ranura. Sidney Jones pinta para ser el primer suplente en las posiciones externas, mientras que Jalen Mills es un esquinero convertido a safety que deberá llenar el hueco que deja la salida de Malcolm Jenkins, el líder más consumado del lado defensivo del balón. El otro safety, Rodney McLeod, tiene varios años como jugador sólido en esta secundaria, pero llegó el momento de que dé el siguiente paso.

En años previos, los Eagles se han visto quemados por adquisiciones de mucho cartel en la posición de esquinero, como Nnamdi Asomugha o Byron Maxwell. No hay ningún motivo para sospechar que a Slay le espera el mismo destino, pero está claro que rápidamente descubrirá que la presión mediática en Philly es mayor que en Detroit.

¿A quién van a echar de menos?

¿Será posible que un liniero ofensivo suplente sea el jugador más extrañado en Philly este año? Halapoulivaati Vaitai inició 10 partidos de temporada regular y los playoffs en el 2017 en camino a la victoria de Super Bowl, después de que el futuro miembro del Salón de la Fama, Jason Peters, viera terminada su temporada por lesión.

Vaitai inició solamente cuatro partidos en el último par de años, pero tuvo participación en los 32 juegos de temporada regular. Hasta el año pasado seguía siendo la primera opción para suplir a Peters por izquierda, a Lane Johnson por derecha, o incluso ocupar uno de los puestos de guardia en caso de ser necesario.

El actual receso de temporada no ha sido amable con los Eagles. Primero, perdieron por el año al guardia estelar Brandon Brooks, por una rotura en el tendón de Aquiles, y poco tiempo después, recibieron la noticia de que el tackle izquierdo Andre Dillard se perderá el año tras un desgarro en el bíceps.

Por suerte, los Eagles habían recontratado a Peters hace muy poco tiempo, pensando en que quizás podría ocupar el puesto de Brooks. Ahora, está por verse si no será necesario volverlo a colocar como tackle izquierdo, lo que de todos modos deja un hueco en el guardia derecho. Aquí es donde Vaitai podría haber aportado certeza a los Eagles, ya sea un puesto o en otro, pero ahora está proyectado como tackle derecho titular para los Lions. El último giro a este drama, ha sido la petición de Peters por más dinero, si es que el equipo desea moverlo al puesto de tackle.

No descartemos que los Eagles firmen a un veterano de la calle para apuntalar a un grupo que luce, por el momento, extremadamente vulnerable.

Jugadores que declinaron la temporada a causa del coronavirus

Receptor abierto Marquise Goodwin.

¿Qué dicen las casas de apuesta?

Para el Caesars Sportsbook, los Eagles poseen las segundas mejores probabilidades de salir campeones en la NFC Este, pagando +140. En cuanto a la Conferencia Nacional, esta misma casa tiene a Philly en +900, por debajo de otras seis franquicias.

La línea de ganados y perdidos para la temporada de los Eagles, según Caliente, está en 9.5, con las altas pagando -106 y las bajas pagando -134.

Pronóstico para el 2020

Después de lo que ha ocurrido en el último par de años, no parece haber motivo para suponer que no estarán en la pelea por la postemporada, posiblemente hasta el último partido, para seguir la tradición. Los duelos ante Baltimore Ravens y Pittsburgh Steelers, en cuanto a la otra Conferencia, serán durísimos, y en su propia Conferencia se asoman un número de partidos complicados ante los San Francisco 49ers, Seattle Seahawks, Green Bay Packers y Saints, además de los dos juegos ante los Dallas Cowboys que, aparentemente, definirán al campeón del Este.

Desde esta perspectiva, Philly pinta para un registro que ronde el 10-6, si no deja escapar partidos que sobre el papel son accesibles.