¿Cuándo volverán a ganar los Cowboys en el 2020?

El equipo de McCarthy tiene por delante un duro calendario que no favorece sus aspiraciones de otra victoria

FRISCO, Texas – Es una pregunta simple sin una respuesta simple: ¿Cuándo volverán a ganar los Dallas Cowboys?

Según el Football Power Index de ESPN, no sucederá hasta 2021.

Los Cowboys (2-5) no son los favoritos para ganar ninguno de sus juegos por el resto de la temporada. De hecho, sus mejores posibilidades de ganar son contra Washington Football Team el Día de Acción de Gracias y contra los New York Giants en la Semana 17. El FPI les da un 43 % de probabilidad de ganar cada uno de esos partidos.

Los Philadelphia Eagles están en la cima de la NFC Este con una marca de 2-4-1, y los Cowboys tienen un 27 % de posibilidades de ganar el enfrentamiento del domingo.

Además de los Giants, los Cowboys juegan dos partidos más contra equipos con una victoria hasta la Semana 7. Dallas tiene un 31 % de posibilidades de vencer a los Minnesota Vikings (1-5) el 22 de noviembre y un 38 % contra los Cincinnati Bengals (1-5-1) el 13 de diciembre.

¿las probabilidades más bajas de ganar? Contra los Baltimore Ravens el 3 de diciembre con solo 12 %.

Los Cowboys no se preocupan por nada más que una victoria el domingo en Philadelhpia. En teoría, podrían volver al primer lugar de la división con un triunfo ante Eagles. Así de mala es la NFC Este.

“Estos son momentos de los que podemos obtener un gran beneficio en el futuro si pasamos por estos tiempos de la manera correcta y nos aseguramos de ser responsables, y lo aplicamos a todo lo que hacemos en el futuro”, dijo el entrenador de los Cowboys, Mike McCarthy.

Esta ha sido una temporada agitada en Dallas. Las lesiones han sido costosas. El mariscal de campo Dak Prescott quedó fuera de la temporada por una lesión en el tobillo derecho. Los tackles Tyron Smithy La’el Collins están fuera debido a cirugías de cuello y cadera, respectivamente. El ala cerrada Blake Jarwin fuera debido a una lesión en la rodilla que sufrió en el primer partido de la temporada.

La defensiva ha perdido jugadores clave, pero solo el tackle defensivo Trysten Hill esta fuera por el resto de la campaña. El apoyador Leighton Vander Esch (clavícula) ha jugado los últimos dos juegos. Se espera que el esquinero Chidobe Awuzie regrese esta semana debido a una distensión en el tendón de la corva. El apoyador Sean Lee (pelvis) se acerca a su debut en la temporada.

Pero, ¿importa? Las cosas se están desgastando, si es que queda algo.

En lo que va de temporada, el ala defensiva DeMarcus Lawrence ha calificado a la defensiva de “blanda” después de permitir 307 yardas por tierra en una derrota de la Semana 4 ante los Cleveland Browns y dijo que el equipo necesita “construir una columna vertebral más fuerte” después de la derrota ante Washington la semana pasada. El profundo titular Xavier Woods ha señalado que no es razonable esperar un esfuerzo total en cada jugada. McCarthy ha tenido que lidiar con citas anónimas que destrozan al cuerpo técnico. Contra Washington, McCarthy cuestionó los recursos de su equipo cuando nadie salió a la defensiva Andy Dalton después de que el mariscal de campo recibiera un golpe brutal de Jon Bostic.

“Pero como cuerpo técnico tenemos que asegurarnos de aprovecharlo al máximo, porque estamos tratando de construir algo especial a largo plazo”.

En 2010, los Cowboys tenían marca de 1-7, el propietario y gerente general Jerry Jones, despidió al entrenador Wade Phillips y los Cowboys terminaron 6-10 bajo el interinato de Jason Garrett. La última vez que los Cowboys tuvieron marca de 2-5 fue en 2015, cuando acabaron 4-12. Aparte del primer año de Jones como dueño y gerente general en 1989 cuando Dallas tuvo marca de 1-15, esa temporada 2015 fue el punto más bajo.

Al menos los Cowboys ya tienen dos victorias esta campaña. Hay nueve oportunidades más de éxito o nueve más de pesimismo.

Pero la pregunta sigue siendo: ¿Cuándo obtendrán los Cowboys el tercero?