¿Han descifrado los equipos de la NFL a Kyler Murray?

Miami inició una tendencia defensiva que ha limitado el juego de Kyler Murray y las victorias de Arizona

TEMPE -- A medida que avanzaba el partido del domingo, quedaba claro que los New England Patriots descubrieron una forma de frenar la ofensiva de alto octanaje de los Arizona Cardinals y, especialmente, al mariscal de campo Kyler Murray.

Pero los Patriots no son los únicos que han cerrado el candado a Murray y los Cardinals. Seguían un plan que se ha presentado las últimas semanas.

Durante los últimos cuatro juegos, en los que los Cardinals tienen marca de 1-3 y casi 0-4 si no fuera por un ‘Ave María’ contra los Bills, los equipos han descubierto cómo defenderse del dinámico Murray, usando una combinación de contención, carga y saltando los linieros defensivos. El entrenador Kliff Kingsbury ha atajado el problema con la frase “averiguar cómo” y Murray dice que no es un problema.

“No creo que tenga que correr para que tengamos éxito”, dijo Murray después de la derrota de los Cardinals 20-17 ante los Patriots. “Tengo mucha confianza en nuestros corredores. Es lo que es. Eligieron sacarme de eso. Tengo que pasar el balón. No puedo controlar el balón, después de eso, tengo que entregar el balón”.

Pero cuando Murray sale de la jugada, es una victoria para la defensiva. Murray ha promediado 65.2 yardas terrestres durante seis victorias en Arizona. En pérdidas, ha bajado a 51.8. Corrió para 15 yardas hace dos semanas en una derrota ante los Seahawks, en la que se lesionó el hombro derecho en el primer cuarto, y 31 ante los Patriots.

New England apostaron por Murray en “casi” todas las jugadas terrestres de los Cardinals, dijo Kingsbury.

“Obviamente, las oportunidades de ‘zone read’ solamente me estaban cuidando a mí, así que tuve que hacer la entrega”.

“Mi lectura es hacer la entrega si van por mí y eso es lo que tenía que hacer”.

Murray tuvo una carrera para menos dos yardas en ‘zone-read’ el domingo, según ESPN Stats & Information. Contra Seattle, una semana antes, tenía una yarda en tres ‘zone-read’. Kingsbury no cree que la falta de producción de Murray en el terreno tenga un “efecto negativo” en la ofensiva de los Cardinals.

“Cuando tenemos que ser excelentes en el juego de precisión de pases, se trata de ser más consistentes al hacer eso: estar a tiempo con el balón, tener la profundidad correcta en las rutas”, dijo Kingsbury. “Creo que hay que tener más sentido de urgencia cuando los equipos nos obligan a lanzarlo y cuando nos metemos en situaciones en las que tenemos que lanzar”.

Los Patriots siguieron una tendencia reciente de cargar contra Murray. Ejercieron una presión extra sobre Murray en el 35.9 por ciento de sus dopbacks, la cuarta semana consecutiva que Murray ha sido bombardeado más del 35 por ciento. Miami comenzó la racha, bombardeando a Murray en el 46.9 por ciento de sus dropbacks en su victoria. Buffalo siguió con blitz en 42.5 por ciento. Seattle redujo a 34 por ciento.

En general, Murray ha sido bombardeado un promedio de 39 por ciento en los últimos cuatro juegos. En los primeros siete, un 17 por ciento.

El domingo, Murray completó 6 de 11 pases con una intercepción y una captura en blitz, lo que le dio más intercepciones (siete) que pases de anotación (seis) contra el blitz en su carrera. Ha completado el 63.3 por ciento de sus pases contra el blitz, colocándose en el puesto 15 de la NFL.

Kingsbury no cree que enfrentar más cargas sea un problema de los Cardinals. Él lo ve como una tendencia en toda la liga con las defensivas tratando de quitar el balón de las manos de los mariscales para evitar que hagan jugadas con los pies.

Otra forma con la que los Patriots ayudaron a contener a Murray fue haciendo que sus linieros defensivos saltaran y agitaran constantemente las manos cuando Murray retrocedía para pasar. Murray tiene 12 pases tapados esta temporada, según Pro Football Reference. Eso incluye dos el domingo, uno de los cuales llevó a su tercera intercepción, mayor marca de la liga en pases tapados en la línea de golpeo. El guardia izquierdo Justin Pugh dijo que uno de esos consejos fue de su compañero.

“Tenemos que hacer un gran trabajo cuando saltan, tenemos que deshacernos de ellos”, apuntó Pugh. “Y eso es algo en lo que tenemos que seguir haciendo un mejor trabajo”.

“Tengo que bajar las manos de mi asignación y ver cómo van a jugar contra nosotros y ajustar eso”: