Se agota el tiempo para que los Patriots encuentren quarterback

New England ha optado por la paciencia, pero con la agencia libre acercándose el 17 de marzo, el reloj camina y podría obligar un movimiento pronto

FOXBOROUGH -- La estrategia de los New England Patriots para llenar su vacío en la posición de quarterback puede ser descrita en dos palabras: estratégicamente pacientes. Exploran todas las opciones: agencia libre, el Draft 2021, y los canjes.

Pero, pronto su paciencia será puesta a prueba.

El tiempo se agota, como quedó en evidencia por los comentarios recientes del ala cerrada de Los Angeles Chargers, Hunter Henry. A punto de convertirse en uno de los agentes libres más codiciado, si no recibe la etiqueta de jugador franquicia de los Chargers, dijo a Sirius XM NFL Radio que los dos factores más importantes para él serán el dinero y "un buen quarterback". Henry dijo que el quarterback es "enorme para nuestra posición; facilita mucho las cosas".

No tener una imagen clara en la posición de quarterback para cuando inicie la agencia libre a mediados de marzo, sin duda, dificultará mucho las cosas para los Patriots, al tiempo que potencialmente intenten cortejar a los principales alas cerradas (Henry, Jonnu Smith) y receptores abiertos (Allen Robinson II, Chris Godwin, Kenny Golladay) para llenar huevos evidentes.

Incluso, si el head coach Bill Belichick decide que el draft es el mejor camino hacia la consecución de un quarterback, todavía necesitará hacer algo antes de ese momento, con solamente el pasador de tercer año Jarrett Stidham y el elemento de escuadra de prácticas Jake Dolegala en plantilla.

El modus operandi de los Patriots ha sido ocuparse de tantas necesidades como sea posible de cara al draft, logrando así la flexibilidad de seleccionar lo que consideren como el mejor valor, independientemente de la posición. También, existe la realidad de que con la selección N° 15 de la primera ronda, y con menores probabilidades de concretar un valiente canje cediendo una selección futura de primera ronda, no existe garantía de que los Patriots estarán en la competencia por uno de los quarterbacks mejor calificados.

Una opción veterana que pudiera llenar ese vacío, al menos de modo temporal, es Cam Newton, quien externó su deseo de regresar a New England en una entretenida aparición en el podcast "I Am Athlete". El veterano capitán y safety, Devin McCourty, está entre aquellos que respaldarían el retorno de Newton, notando cómo el quarterback quedó en una posición complicada tras no participar en el receso de temporada del 2020 con el equipo.

Pero Newton, quien tiró ocho pases de anotación contra 10 intercepciones la temporada pasada, será difícil de vender a la porción vocal de la afición de los Patriots que, justificadamente, no quedó encantada con lo que vieron en el 2020. Siempre iba a existir una caída con respecto a Tom Brady, pero la profundidad hasta donde sufrió el juego aéreo --tomando en cuenta la falta de receptores de primera línea alrededor de Newton-- fue dramática.

Otra interrogante que los Patriots probablemente se hacen a sí mismos en su estrategia paciente; ¿Sería el quarterback de Las Vegas Raiders, Marcus Mariota, una mejoría?

Los Raiders enfrentan una posición comprometida contra el tope salarial, requieren mejorar su defensiva, y Mariota (salario base de 10.625 millones de dólares) podría ser un lujo como suplente que Las Vegas no puede pagar. Por lo tanto, si pueden conseguir una selección de draft de ronda media a baja por Mariota, podrían estar motivados a ceder a un jugador que, de otro modo, podría estar en riesgo de ser cortado.

El analista de NFL para ESPN, Tim Hasselbeck, un quarterback suplente en la liga del 2001 al 2007, podría imaginar a Mariota con New England.

"Los Patriots aman ser compradores de ofertas. Marcus Mariota jugó realmente bien el año pasado en relevo, y se le deben solamente 10.5 millones de dólares, lo que significa que fácilmente se le puede emparejar con un pasador joven", dijo Hasselbeck en el programa "Get Up!" de ESPN esta semana. "Su habilidad como corredor, pero también como pasador, creo que de hecho se ajustaría bien al esquema de New England y tiene mucho sentido".

El quarterback Jimmy Garoppolo podría hacer el mayor sentido para los Patriots, dado su historial juntos (del 2014 al 17). Pero, los San Francisco 49ers no tienen ningún sentido de urgencia para canjearlo, a menos que sepan que tienen una mejor opción para reemplazarlo.

Deshaun Watson sería una alternativa, pero los Houston Texans supuestamente están informando a los equipos que no está disponible. Mientras tanto, los New York Jets podrían canjear a Sam Darnold, pero esa potencial ficha de dominó no parece caer inminentemente.

Todo eso nos lleva de regreso a los Patriots y el tiempo.

Una cosa es ser estratégicamente paciente --explorando la opción de Matthew Stafford, manteniéndose al margen del asunto con Carson Wentz, estudiando posibilidades de agencia libre como Jameis Winston (New Orleans Saints), Ryan Fitzpatrick (Miami Dolphins) y Mitchell Trubisky (Chicago Bears)-- en este punto del calendario de la NFL.

Pero, con la agencia libre acercándose el 17 de marzo, el reloj camina y podría obligar un movimiento de los Patriots.