En busca de quarterback después de la primera ronda del Draft 2021 de la NFL

play
Justin Fields, una combinación de velocidad y potencia como quarterback (1:45)

El producto de Ohio State llega al Draft 2021 como uno de los mariscales más codiciados por sus aptitudes físicas. (1:45)

Para los equipos de la NFL, la evaluación de quarterbacks no culmina con los cinco proyectados para irse en la primera vuelta del próximo Draft 2021

FOXBOROUGH -- Cuando el quarterback de la Universidad de Florida, Kyle Trask, realizó su pro day la semana pasada, el coordinador ofensivo de los New England Patriots, Josh McDaniels, estuvo presente para observar cada uno de sus movimientos.

La visita de McDaniels sirvió como un importante recordatorio de que la evaluación de los equipos en la posición más importante del juego va mucho más profunda que solamente los prospectos más codiciados para el Draft 2021 de la NFL: Trevor Lawrence, Zach Wilson, Justin Fields, Trey Lance y Mac Jones. Programados para elegir en el N° 15 global, es más probable que los Patriots terminen con un prospecto de segunda fila en la posición, a menos que decidan ascender en el orden de selecciones mediante un canje.

Entonces, ¿quién --similar a lo que sucedió cuando los Patriots eligieron a Jimmy Garoppolo a finales de la segunda ronda del 2014, sería la mejor opción?

El director del Reese's Senior Bowl, Jim Nagy, un ex visor para los Patriots, cree que la conversación debe comenzar Davis Mills de Stanford y Kellen Mond de Texas A&M.

El analista de NFL Draft para ESPN, Mel Kiper Jr., lo ve de un modo similar, aunque Mills de 6 pies con 4 pulgadas y 211 libras acumuló apenas 11 inicios de por vida en la universidad, incluyendo un partido de tres intercepciones ante UCLA. Mills fue un codiciado recluta saliendo de la Greater Atlanta Christian School, pero su trabajo en la universidad fue muy reducido.

"¿Fue de élite? No. Pero, tiene talento. Tuvo un gran día [lanzando bajo la lluvia en el] pro day. De todos los demás, después de los primeros cinco, él podría ser el siguiente quarterback elegido, y probablemente ocurrirá en la segunda ronda. Podría caer posiblemente a la tercera ronda", dijo Kiper.

El analista para NFL Network, Daniel Jeremiah, dijo que Mills ha sufrido un par de lesiones de ligamento anterior cruzado, y "no es tan atlético como quizás lo hubiera sido sin las lesiones, pero tiene gran presencia, es increíblemente inteligente, y pienso que lo vieron mejorar conforme transcurrió el año. Realmente puede lanzar ese balón. Es un chico inteligente que tiene ojos rápidos y toma buenas decisiones".

Kiper y Jeremiah proyectan a Mond (6 pies con 3 pulgadas, 211 libras) como su siguiente posibilidad, con Kiper comparándolo al quarterback de los Minnesota Vikings, Kirk Cousins, quien fue un recluta de cuarta ronda en el 2012. El analista de NFL Draft para ESPN, Todd McShay, siente optimismo respecto a Mond, prediciendo que se irá al Washington Football Team en la segunda ronda de su más reciente mock draft.

Jeremiah notó que Mond "no es el tipo más grueso", pero destacó su progresión a lo largo de su carrera.

"Pienso que realmente mejoró y jugó bien este año, culminando con una gran semana de Senior Bowl donde fue el Jugador Más Valioso del partido", dijo, añadiendo que su tamaño e inconsistencia al inicio de su carrera podrían ser una preocupación para algunos equipos.

"Me gusta, y creo que tiene un brazo eléctrico. Puede crear un poco y exgtender. Hablando con personas allá en A&M, ellos dijeron que se subían al avión después de partidos, y lo veían allí parado en el pasillo con [el head coach] Jimbo Fisher, observando video con él, así que siempre está enchufado, siempre en las instalaciones".

Luego, está Trask, quien a sus 23 años de edad es de la misma edad que el nuevo quarterback de los Carolina Panthers, Sam Darnold.

"Segunda ronda es alto. Pienso que tercera o cuarta ronda es donde yo vería [a Trask]", según Kiper. "Posee el tamaño [6 pies con 5 pulgadas y 236 libras]. Lanza el pase profundo muy bien, muy buen toque. Pero no posee un brazo de élite. Posee una movilidad muy limitada".

Los 68 pases de touchdown de Trask son la mayor cantidad para cualquier pasador elegible al draft a lo largo del último par de temporadas, pero también ha lanzado 15 intercepciones. El tamaño de su mano, 10 pulgadas con un octavo, es una de las mayores en el draft y embona bien si los Patriots colocan un mayor valor en eso por las condiciones climáticas del Noreste.

"Hay algunas cosas que me gustan de él, y algunas cosas te hacen dudar si puede ser un titular efectivo", dijo Kiper. "Pero yo invertiría una selección de cuarta ronda en él. Es básicamente un Ryan Fitzpatrick, un pasador de bolsillo".

Jamie Newman de Wake Forest (6 pies con 2 pulgadas, 235 libras), quien transfirió a Georgia para el 2020 pero optó por no jugar la temporada pasada, es otra consideración.

"[Newman] lució bien en el 2019, necesita ser un poco más preciso con algunos pases, recortar algunos errores/intercepciones. Pero, tiene talento", dijo Kiper. "Hablas de un chico de quinta, sexta ronda, pero de haber jugado en Georgia el año pasado, pudo haber sido prospecto de segunda o tercera vuelta".

Sam Ehlinger de Texas (6 pies con 1 pulgada, 222 libras) también es parte de la conversación, probablemente en el tercer día de selecciones (cuarta a séptima ronda). McShay elogió la competitividad de Ehlinger y su dureza, notando además su consistencia como un pasador que necesita mejorar, particularmente en envíos largos (ranqueando último en pases de al menos 21 yardas entre los 15 mejores prospectos para la posición de quarterback este año, de acuerdo a datos de ESPN Stats & Information).

"Puede correr, posee gran presencia en el bolsillo, es físico, duro, cuida el ovoide. Tiene gran experiencia", explicó McShay. "Pero lanzando el ovoide profundo, allí es donde sufrí más con él".