Browns llegan al Draft 2021, por primera vez en años, con una plantilla sin huecos obvios

El lujo de poder seleccionar al mejor jugador disponible en el draft no es una estrategia que hayan gozado frecuentemente los Browns

BEREA – Muchas veces en el pasado, los Cleveland Browns han estado posicionados para elegir al mejor jugador disponible. Esta vez, sin embargo, las circunstancias serán muy diferentes.

Con una plantilla cargada de talento, con pocos huecos obvios, unos Browns en ascenso llegarán al draft de la semana entrante disfrutando de un lujo que pocas veces han gozado desde que regresaron a la liga hace un par de décadas.

En el no tan distante pasado, la plantilla de Cleveland estaba tan plagada de carencias que sumar al mayor talento disponible –fuera cual sea la posición-- esencialmente era la prioridad. Luego, en el Draft 2020, los Browns tenían tal vacío en el puesto de tackle izquierdo, que seleccionar al mejor prospecto era una conclusión dada, incluso antes de que Jedrick Wills Jr. cayera fortuitamente al regazo de Cleveland en el turno N° 10.

Pero, después de otra gran actuación de agencia libre, culminando con la firma del ala defensiva Jadeveon Clowney la semana pasada, los Browns pueden atacar el Draft 2021 con una envidiable estrategia en el turno N° 26:

Pueden, simplemente, tomar al mejor jugador disponible.

"Los Cleveland Browns no tienen muchas necesidades desesperadas", dijo el analista de NFL Draft para ESPN, Matt Miller, durante una entrevista con el podcast de la casa la semana pasada. "No tienen tantas necesidades este año, tantos huecos".

Si es que los hay.

La plantilla de Cleveland, por supuesto, no es un producto terminado o perfecto. Y luego de varias contrataciones de mucho dinero a lo largo del pasado año --combinado con las extensiones de muchos billetes que vienen para los jugadores que ya están en el equipo-- los Browns liberaron al tackle defensivo Sheldon Richardson el viernes.

La movida ahorró a los Browns unos 11 millones de dólares en espacio bajo el tope salarial, pero dejó un vacío en el interior de la línea defensiva. Una fuente de la liga dijo a ESPN que Cleveland no intentó seriamente reestructurar el acuerdo de Richardson, del mismo modo en que ocurrió con el ala defensiva Olivier Vernon en el pasado receso de temporada. Pero, si por alguna razón Richardson no encuentra una oferta atractiva en otro sitio, la puerta quedó abierta para un posible regreso a Cleveland mediante una cifra más baja.

De cualquier modo, incluso con la salida de Richardson, los Browns tienen una plantilla que parece ser envidia de la liga.

En su primer receso de temporada con Cleveland el año pasado, el gerente general Andrew Berry agresivamente ayudó a transformar a la línea ofensiva de los Browns desde un talón de Aquiles para la organización, en una de las mejores en la liga. Adicionalmente a la incorporación de Wills, firmó al tackle derecho All-Pro, Jack Conklin. Detrás de esas adiciones, aunadas al surgimiento sorpresivo de Wyatt Teller como guardia All-Pro, la línea ofensiva de los Browns se convirtió en una de apenas cuatro unidades en ranquear entre las mejores cinco en tasa de victorias en bloqueos para pasar, y entre las mejores 15 en la tasa de victorias de bloqueos por tierra, también.

Con Cleveland finalizando sexto en eficiencia ofensiva la temporada pasada, Berry volteó su atención a la defensiva en el presente receso de campaña. Adicionalmente al fichaje de Clowney, los Browns firmaron a John Johnson III, el mejor safety disponible en la agencia libre. Berry también sumó al linebacker Anthony Walker, ala defensiva Takkarist McKinley, esquinero de la ranura Troy Hill y tackle defensivo Malik Jackson, todos los cuales desempeñarán un rol significativo, algunos como titulares, para Cleveland en la siguiente temporada.

Hasta antes de la semana pasada, un cazador de quarterbacks para alinear al lado opuesto de Myles Garrett se mantuvo como la mayor necesidad para los Browns. Luego, Cleveland se quedó con Clowney, quien, para todas sus lesiones y producción inconsistente, ranquea entre los mejores cinco en tasa de victorias en situaciones de pase en la NFL desde el 2018.

"Tienes a un cazador de quarterbacks ahora, y dices, 'OK, eso lo borramos de la lista'", detalló el analista de NFL Draft para ESPN, Mel Kiper Jr. a reporteros en una llamada de conferencia el pasado jueves, no mucho tiempo después de que la firma de Clowney se oficializara. "No es necesario tomar esa ruta".

Habiendo dicho eso, los Browns todavía podrían recorrer ese camino.

Clowney y McKinley, después de todo, solo tienen contratos de una temporada. Varios prospectos talentosos, como Azeez Ojulari, Kwity Paye, Gregory Rousseau, Jaelan Phillips o Jayson Oweh, podrían seguir disponibles cuando Cleveland elija, también.

play
0:37

Jayson Oweh, un talentoso linebacker con el sello de Penn State

El egresado de los Nittany Lions combina una veloz rudeza contra el ataque terrestre y aéreo.

Pero, los Browns no están obligados a tomar ese camino. Especialmente, si un talento codiciado en particular en la posición de esquinero, linebacker, o incluso receptor abierto, les cae en el puesto N° 26.

"Está tan cargado a la ofensiva", dijo Miller respecto a este draft. "Defensivos más valiosos van a ser empujados un poco hacia abajo. Esas son buenas noticias para los Browns. Al final de la primera ronda … vas a estar viendo muchos titulares de calidad [al lado defensivo] del balón".

Remarcando las opciones de Cleveland, el analista de NFL Draft para ESPN, Todd McShay, mantiene su proyección de los Browns eligiendo a Rousseau en su más reciente mock draft. Pero, Daniel Jeremiah de NFL Network y Kiper creen que Cleveland puede seleccionar al linebacker de Kentucky, Jamin Davis, un prospecto en ascenso.

"Se trata de un tipo con gran rango", dijo Kiper. "Puede volar al balón como un safety, muy buen tacleador en espacio abierto".

Cleveland ciertamente podría saltar ante la oportunidad de seleccionar a Davis o a Zaven Collins de Tulsa, un linebacker explosivo que Kiper había proyectado previamente a los Browns. Cleveland también podría mirar a las esquinas, particularmente si Greg Newsome II de Northwestern les queda disponible.

Los Browns podrían, incluso, optar por fortalecer a la ofensiva mediante un veloz receptor abierto de ranura, como Elijah Moore de Ole Miss, Kadarius Toney de Florida o Tutu Atwell de Louisville, aunque alguno de los velocistas podría seguir disponible para ellos en segunda vuelta.

O, quizás puedan ocuparse del hueco en la posición de tackle defensivo, quizás con alguien como Christian Barmore de Alabama.

Sea cual fuere el plan, los Browns tienen opciones: sumar al mejor talento disponible a una plantilla repentinamente repleta de eso.