Revelan conversación entre el 'Tata' Martino y Messi: "Ya sé que si usted llama al presidente me echa"

play
Barcelona venció al Elche por la mínima y se quedó con el Trofeo Gamper (2:16)

Con gol de Griezmann, el equipo de Koeman resolvió un partido que dominó claramente, pero no mostro todo su potencial. (2:16)

Andoni Zubizarreta, exdirector deportivo del Barcelona, dio detalles de la relación entre el 'Tata' Martino, entonces técnico culé, y Messi

Gerardo Martino, actual entrenador de la selección mexicana, vivió con temor de ser despedido en el año que dirigió al Barcelona a causa de Lionel Messi, así lo reveló Andoni Zubizarreta, ex director deportivo de los blaugranas, quien dio detalles de la relación entre los argentinos.

“El 'Tata' Martino, cuando estaba en el Barça, le decía a Leo: ‘Ya sé que si usted llama al presidente me echa, pero no hace falta que me lo demuestre todos los días. Ya lo sé’”, declaró Zubizarreta en entrevista con Vicente del Bosque para El País.

Martino estuvo en el banquillo del Barcelona en la temporada 2013/2014, año en el que los culpes solo pudieron levantar un título, mismo que fue la Supercopa de España, pues en LaLiga quedaron a tres puntos del Real Madrid, quien se coronó y en la Champions League quedaron en los cuartos de final, tras ser eliminados por el Atlético de Madrid.

Zubizarreta también habló sobre el lío que hubo entre Messi y Barcelona, en el que considera que la salida de la ‘Pulga’ hubiera sido una gran pérdida para el club, pero también para LaLiga, pues el efecto del argentino va más allá de la cancha.

“Hay jugadores que representan mucho más que ser un gran jugador, y Leo es de esos. Representan el juego, pero también a ese jugador pequeño que tiene una especial constitución física, pero que construye, es capaz de hacer goles”.

“Eso, un chico de barrio, que parece un chico normal convertido en el mejor jugador del mundo. La pérdida de ese jugador habría que haberla medido desde la pérdida del futbolista en sí y la pérdida para la competición, para los chavales que se fijan y quieren ser como los mejores. También habría que haber medido lo que hubiera significado para un club tan particular como el Barcelona. El gran problema de Leo es que es un competidor consigo mismo”.