Chivas y Rayados, a lo Edison: 10,001 maneras de errar; América, ante su mellizo

play
¿El 'Tuca' Ferretti es el nuevo pastor del 'antiamericanismo'? (1:13)

Aficionados de Pumas y Chivas responden qué les parece la mención para su ex entrenador. (1:13)

Chivas y Monterrey tuvieron la eliminatoria de Cuartos de Final en sus manos y la dejaron escapar, mientras que América, con todo y polémica, parece muy cerca de su título 14 de Liga.


LOS ÁNGELES -- Decía Edison: “No he fracasado. He encontrado 10,000 soluciones que no funcionan”. Sería un abuso de ternura y romanticismo apapachar así a Chivas y a Monterrey. Han encontrado ambos 10,001 jugadores, técnicos y directivos que no funcionan. 10,001 maneras de equivocarse.

Y es también aplicable al América que se ha ahogado en la orilla, más allá de que hoy parece estar más cerca del título, con su mellizo táctico de por medio: San Luis. Maestro y escolapio. André Soares Jardine y Gustavo da Silva Leal. Y también, Edison, podría ungir en esa compasión a Pumas con 12 años de lengüetazos de frustración.

Contrastan con Tigres. Que ha encontrado 10,000 soluciones con, sin y a pesar de Ricardo Ferretti, porque sobrevivió a su salida fundando el proyecto #GignacFC, que mantiene el cetro vigente e ilusionándose con un Bicampeonato.

Las Semifinales están listas. Seductora, a su manera, cada una de ellas. Esa confrontación del mismo ADN, América vs. San Luis, promete ser intensa y morbosa. La otra, con Tigres y una mezcla (según Miguel Herrera) del geriátrico y el cunero, enfrentando a Pumas, que es una muestra de que los perversos promotores Christian Bragarnik y Uriel Pérez, pueden hacer equipos competitivos, pero que no se enteren los directivos de las abominaciones de Xolos y Querétaro.

Así, Chivas entra a una nueva crisis. Financiera, porque en los últimos seis años ha dilapidado cerca de 100 millones de dólares entre directores deportivos, técnicos y jugadores inservibles. Su jugador más caro, Víctor Guzmán, no volvió a pesar en el equipo desde el 4 de marzo en la victoria sobre Santos. Nueve meses desaparecido.

¿Irrumpirá hoy Fernando Hierro a dar una explicación, para tratar de devengar un salario que nadie le ha pagado y nadie le pagará en su natal España? Y para Veljko Paunovic su emancipación, su excarcelación, llega de manera ominosa: de nuevo juega a las damas cuando

en Liguilla se juega ajedrez, especialmente si enfrente está un rival tan ladino, pérfido y astuto como El Turco Mohamed. El problema es que en el Almería lo han mandado a la #friendzone.

Un video muestra a Amaury Vergara escurrirse en la tribuna del Olímpico Universitario al minuto 84. Fue el primero en abandonar el cortejo fúnebre de sus Chivas, rezumando azufre a través del prolijo chongo, que seguramente su padre, Jorge Vergara, le habría tusado de un tijeretazo. Este lunes deberá tomar decisiones. Drásticas. En su feudo abundan los malvivientes, desde los escritorios hasta la cancha. Y como si fuera un adulterio de parodia, es el único que parece no darse cuenta.

¿Monterrey? Estaba dicho desde hace días: un equipo, el más caro, ofensivamente caro, del futbol mexicano, se vio sin alma, sin dignidad, sin testosterona. Jugadores emasculados por su riqueza y con un entrenador como Fernando Ortiz, incapaz de sacudirlos, de zarandearlos, para sacarlos de esa cínica parsimonia, más allá de errores puntuales del Tano, y aceptando que le impusieran jugadores fósiles como Sergio Canales y el Tecatito Corona, ya vetustos y caducos para la exigencia de la Liga Mx.

Ahora resulta que la afición rayada promulga en redes sociales su añoranza por Javier Aguirre, Antonio Mohamed, y hasta algunos sugieren ir por el profeta exiliado de su Némesis, Tigres, El Tuca Ferretti. También hoy en FEMSA deberán decidir sobre su técnico y sobre quien amparó las compras de catálogo y casi a sobreprecio.

Pero, que los muertos vestidos a rayas lloren a sus muertos sepultados a rayas. Las Semifinales tienen sin duda su particular encanto.

Investido y revestido por el fatuo #ÓdiameMás, América llega a la Semifinal, como le gusta, desatando polémica, mostrando superioridad, y regodeándose entre los vítores de los suyos y los vituperios de los ajenos. El VAR, ese lazarillo de los árbitros, demuestra como Henry Martín está habilitado en el Juego de Ida y cómo no hay falta en el despojo de Alejandro Zendejas. Los tontuelos que pretendan decolorar el triunfo de América sobre el León, sólo consiguen ornamentar el espíritu coprófago de las Águilas, que se alimentan del estiércol ajeno de la frustración, la impotencia y la agonía del resto.

El San Luis de Jardine hizo sufrir al América del Tano. Hoy, su vástago, Gustavo da Silva Leal, pretenderá hacer sufrir al América de Jardine. Más allá de los abismos en nómina y trascendencia, el duelo hace comparecer a dos técnicos que nunca fueron futbolistas profesionales, y que trabajaron juntos por años. Sin embargo, aquí aplica la frase de la herencia: Da Silva sabe todo lo que Jardine le enseñó, pero Jardine no le enseñó todo lo que él sabe.

San Luis tiene ese sello de equipo que molesta a este América: guerrero y con tipos al frente que pueden aprovechar las siestas que se toman los centrales Igor Lichnovsky y Sebastián Cáceres, además de una responsabilidad imponente para empañarle la nuca al adversario a la hora de marcar y presionar.

Pero América va amoldando su poderosa trinca ofensiva: Diego Valdés, Henry Martín y Julián Quiñones, quien podría ser suspendido por la seña obscena de tomarse los genitales, pero difícilmente la Comisión Disciplinaria se atreverá a castigarlo por una foto y siendo el nuevo juguetito de su patrón Emilio Azcárraga Jean, y menos aún en Semifinales.

Por el otro lado, este Pumas, obra del bufete de arquitectos Bragarnik-Pérez-Mohamed, es el reflejo de los equipos del Turco. Se apegan a un plan bien definido, riesgoso, porque en el Juego de Ida, los salvó su arquero Julio González, pero que de manera astuta y ladina, maneja los desenlaces de los partidos. Claro, no será lo mismo tratar de chamaquear casi burlonamente a #GignacFC como lo hizo con Paunovic.

Y Tigres no oculta sus cromosomas. Ha evolucionado la rutina del Tuca Ferretti, la ha actualizado, y la ha hecho más eficiente. Gignac asume un liderazgo impresionante, hasta para elegir cuando debe entregarle al bastón a Nico Ibáñez, quien se siente más cómodo en este rol, prueba de ello la espectacular chilena en el tercero a Puebla.

Así, con las momias espirituales enviadas a su sarcófago, como terminaron siéndolo Chivas y Rayados, llega la fiesta entre los vivos América y Tigres, y los sobrevivientes, San Luis y Pumas.