¿Por qué Alanís salió y volvió a Chivas?

play
Alanís: 'Estoy de vuelta y muy motivado' (0:55)

El defensa mexicano dijo que la familia fue un punto importante para su regreso (0:55)

La relación contractual y deportiva entre Chivas y Oswaldo Alanís pasó en apenas un año, del odio al amor en tan solo un par de pasos, luego de que se confirmara el regreso del defensa michoacano al club que justamente Alanís dejó sin poder recuperar su inversión al emigrar al futbol español.

Las fricciones entre las partes comenzaron en el final del año 2017, específicamente en la pretemporada de Chivas de cara al torneo Clausura 2018. Alanís le externó a la directiva su deseo de no renovar su contrato con vigencia a mediados de ese año con la intención de probar fortuna en el exterior.

La directiva no estaba dispuesta a perder su futbolista, por lo que ofreció a Oswaldo una renovación contractual sin aumento de sueldo y un convenio a corto plazo. La intención de ello era que Chivas no perdiera en lo económico y si Alanís se iba a Europa, tendría que ser vendido.

Como represalia y medida de presión por parte de la directiva para forzar al jugador a firmar, fue enviado con las filiales a entrenar. Alanís no tuvo posibilidad de continuar con su preparación de cara al próximo torneo y estaba prácticamente borrado del primer equipo, medida a la cual el entonces técnico Matías Almeyda dobló las manos y aceptó las condiciones de la directiva.

“(Alanís) no será tomado en cuenta en la parte futbolística”, reveló Almeyda en una conferencia de prensa tras saltar a la luz pública la disyuntiva. La guerra fría se desató. Alanís guardó silencio y aguantó estoico los golpes bajos.

Con un conflicto de por medio, Jorge Vergara apareció para poner paz y mediar entre las partes. La decisión del propietario de Chivas fue salomónica: apoyo total a Oswaldo Alanís en su sueño de irse al extranjero y sanciones para quien lo intentó bloquear.

Oswaldo Alanís regresó a la actividad y se fue en grande luego de que Chivas conquistara el titulo de la Liga de Campeones de la CONCACAF. Su sueño estaba en el Getafe de España.

Los planes no salieron conforme a lo presupuestado y el michoacano terminó jugando en el Real Oviedo de la Segunda División. Un año después Chivas regresó para invitarlo de regreso al proyecto deportivo rojiblanco ante la baja de Jair Pereira.

Uno de los responsables de que el 'pacto de caballeros' se aboliera abonó su parte y doce meses después todo pasó del odio al amor.

El defensa se volverá a vestir de rojiblanco, y lo hará como uno de los jugadores con la nómina más alta en el club.