Gustavo Ferreyra: "Siempre le tuve una fe enorme a Darwin Núñez"

Darwin Núñez en acción con la Selección Uruguaya sub 20. AP

Gustavo Ferreyra, ex entrenador de la Selección Uruguaya sub 20, conversó con ESPN sobre la evolución que ha tenido Darwin Núñez, su centrodelantero en el Mundial sub 20 de Polonia 2019, afirmando que siempre confió en el potencial del atacante artiguense.

“Él ha ido superando obstáculos desde muy chico con niveles de exigencia que fueron surgiendo y, a no ser en la etapa donde empezó a jugar en la Primera en Peñarol, su carrera ha sido ascendente”, empezó destacando el director técnico sobre el atacante nacido el 24 de junio de 1999, nuevo jugador del Liverpool de Jürgen Klopp.

Ferreyra, quien durante varios años fue asistente de Fabián Coito, comentó que comenzaron a saber de Núñez cuando estaban armando una selección sub 18. “Fernando Curutchet, que estaba trabajando en Peñarol, nos lo había recomendado; lo habíamos ido a ver muchas veces y la verdad que se notaba que tenía unas condiciones bárbaras”.

Sin embargo, una lesión en su rodilla le impidió ser parte de ese proceso, siendo operado de ligamentos cruzados en febrero del 2017. El 22 de noviembre de ese año pudo debutar en Primera, pero al mes siguiente sufrió una nueva lesión en la misma rodilla que demandó un nuevo largo tiempo de recuperación que incluso llevó a que el joven delantero considerara dejar la carrera.

No obstante, el apoyo de su entorno le permitió seguir adelante, volvió a las canchas y pudo incorporarse al plantel sub 20 que preparaba el Sudamericano que en enero del 2019 iba a disputarse en Chile.

Jugó el Sudamericano, y ahí pasó un momento bastante complicado desde el punto de vista anímico porque no hacía goles, estaba peleado con el arco. Estaba jugando bien, pero errando un montón de goles con la Sub 20 y también con Peñarol. Me acuerdo que yo le decía que estaba errando pero por poquito”, rememoró Ferreyra, quien tras el Sudamericano asumió la dirección técnica de la Sub 20 ante la partida de Coito.

Los duros cuestionamientos de varios hinchas de la Celeste para con el delantero eran permanentes desde las diferentes redes sociales, cuestionando su presencia en la Selección y sugiriendo otros delanteros. Ferreyra recordó que algunos hinchas carboneros también criticaban al atacante cuando los goles errados eran con la camiseta aurinegra, por lo que Darwin debió superar meses complicados en el primer semestre del 2019 en la previa al Mundial juvenil al que Uruguay había clasificado al terminar tercero en el hexagonal final del Sudamericano, donde el artiguense no pudo marcar ningún gol.

El tema de las redes sociales fue bastante complicado, había críticas hacia él y también hacia nosotros, pero yo me la jugué porque veía que tenía unas condiciones bárbaras como para jugar de centrodelantero. Tenía la certeza de que iba a empezar a hacer goles, lo que iba a ser la frutilla de la torta porque él ya tenía todo lo que se necesitaba: muchísima velocidad, buenos desmarques, altura, buen juego aéreo. Y cuando empezó a hacer goles, se destapó”, enfatizó Ferreyra.

A pesar de las constantes críticas, el entrenador eligió a Núñez como titular para el debut en la Copa del Mundo de Polonia, jugando el 24 de mayo del 2019 ante Noruega, que también tenía en su equipo a un diamante en bruto: Erling Haaland.

A los 21’ de aquel partido por el Grupo C, Darwin recibió un pase largo de Ronald Araújo, la paró de pecho y sacó un gran remate para el 1 a 0 (la Celeste terminaría ganando por 3 a 1).

“Tras el partido, el técnico de Noruega conversó conmigo y destacó el nivel de Darwin. ¿Si yo hubiera aceptado cambiarlo por Haaland? No sé, porque yo le tenía una fe ciega a Darwin. Se decía que era como un capricho de mi parte, pero yo estaba seguro de que él iba a andar bien en el Mundial”, señaló el entrenador uruguayo.

Luego agregó: “Hay condiciones que un jugador las tiene o no, y después en cada puesto hay objetivos que cumplir. Si sos nueve debés tener movilidad, velocidad, buenos desmarques y tenés que hacer goles, que es lo único que le estaba faltando”.

Núñez ganó en confianza, volvió a convertir en el tercer partido de aquel Mundial (vs Nueva Zelanda), y al volver a Uruguay se afirmó en Peñarol, siendo rápidamente vendido al Almería de España.

Al regreso del Mundial juvenil, el Maestro Tabárez habló con el cuerpo técnico de la Sub 20 y en octubre lo convocó a la selección mayor, debutando con un gol en un amistoso ante Perú disputado en Lima.

En el Almería marcó 16 goles en 32 partidos por la Segunda División de España, y en setiembre del 2020 fue comprado por el Benfica.

Ferreyra afirmó: “Cuando un jugador se va a Europa uno espera que pase un tiempo para que se adapte, pero él empezó a hacer goles apenas llegó, todo basado en sus grandes condiciones. Sus capacidades condicionales son brillantes, sus valores, sus números, su velocidad, su potencia, su físico… Tiene todo como para ser un gran delantero de élite”.

En su primer año en el Benfica no pudo desarrollar todo su potencial por algunos inconvenientes físicos, totalizando trece goles en 43 partidos. Pero los 34 tantos en 41 encuentros en la temporada 2021/22 demostraron un sensacional presente y ratificaron un potencial aún más importante.

“Él ha ido superando las exigencias que se le han puesto en el camino y hoy en día está en el máximo nivel. Su carrera ha sido totalmente ascendente”, remarcó el entrenador en ESPN.

Y dijo al ser consultado sobre la reciente llegada del artiguense al Liverpool de Inglaterra: “Ahora el desafío es a tope, al máximo. Liverpool es uno de los mejores equipos del mundo, que tiene a uno de los mejores entrenadores, grandes figuras y un gran funcionamiento, y que juega a ganar todo”.

“Confío en que superará este nuevo desafío porque él tiene las capacidades para hacerlo. Sí hay que ver cómo asimilar el cambio de situación y exigencia, superior al que tenía en Portugal. Yo le tengo una confianza bárbara”, manifestó Ferreyra, seguridad que tuvo en el 2019 y a la que Darwin respondió de gran manera.