CONTENIDO EXCLUSIVO
Obtén ESPN+

El mejor jugador que no está en el Salón de la Fama del Béisbol en cada posición

El Salón de la Fama ha estado en una encrucijada durante más de una década debido a la incertidumbre sobre cómo considerar lo que llamo los 'PED Five' (Los Cinco de los Esteroides), que suena como una pandilla de forajidos que solía robar diligencias y salones en Dodge City: Barry Bonds, Roger Clemens, Mark McGwire, Sammy Sosa y Rafael Palmeiro. Un grupo que ahora se ha ampliado para incluir también a Manny Ramírez y Alex Rodríguez.

Para hacer que los debates del Salón de la Fama sean aún más desorientadores, en los últimos años los diversos comités de veteranos han sido enormemente (¿Cuál es el término correcto aquí?) magnánimo en sus selecciones. No me malinterpreten, Jack Morris, Lee Smith, Harold Baines, Jim Kaat, Tony Oliva y Gil Hodges fueron excelentes peloteros y será especialmente agradable ver a Kaat y Oliva, ambos en sus 80, consagrados este verano. También es justo decir que ninguno de estos jugadores subió el nivel general del Salón de la Fama. Kaat tiene el WAR más alto de su carrera de ese grupo con 50.5, un total superado por 18 de los 30 jugadores en la boleta de este año.

Antes de saltar sobre mi caso, no, no es el Salón del WAR. Ese es solo un barómetro a considerar, aunque el valor de la carrera y las estadísticas generalmente han sido los puntos de conversación para la candidatura de un jugador, no la fama o la popularidad o incluso las contribuciones hechas en la postemporada.

En cierto sentido, la falta de una barra clara ha apagado a algunos fanáticos en todo el proceso, incluido yo mismo. Todavía estoy a un par de años de ser elegible para votar, pero mi filosofía general sería la siguiente:

(1) El Salón ha elegido a Bud Selig, John Schuerholz, Pat Gillick, Bobby Cox, Joe Torre y Tony La Russa, todos los cuales habilitaron, ignoraron o simplemente no se preocuparon por el uso de sustancias en el béisbol. No veo cómo se puede poner a Bud Selig en el Salón de la Fama después de que presidió el deporte durante la era de los esteroides y no a Barry Bonds.

(2) ¿Este jugador eleva el nivel promedio del Salón de la Fama?

Con ese segundo factor en mente, hay una pregunta de seguimiento para hacer: ¿Quién es el mejor jugador en cada posición que no está actualmente en el Salón de la Fama? No se debe analizar a cada candidato de forma aislada. Así que echemos un vistazo a los mejores jugadores que no están actualmente en Cooperstown en cada posición: