Broncos apuestan por la paciencia para futuras recompensas

ENGLEWOOD -- El amor en el fútbol americano podría ser algo esplendoroso, pero no siempre viene acompañado de dinero.

Los Denver Broncos rutinariamente expresan amor por sus jugadores, y por qué con este grupo actual, dado que la plantilla representa el núcleo del campeón defensor del Super Bowl. Pero se deben tomar decisiones en cada temporada baja, incluyendo la actual, y hay algunos Broncos que intentan vivir con esas decisiones mientras soportan las prácticas de temporada baja del equipo.

"Pienso que todos entienden que ellos hacen lo que creen que necesitan hacer para poner el equipo sobre el campo", dijo el corredor C.J. Anderson. "Comprendes la parte del negocio de esto".

Anderson, el linebacker Brandon Marshall y el tackle nariz Sylvester Williams han estado en el centro de una decisión financiera tomada por los Broncos en la temporada baja. Los tres de ellos han dicho, por momentos, que han intentado dejar sus emociones a un lado tratándose de decisiones del equipo, y ponerse a trabajar.

Anderson, por ejemplo, recibió una oferta calificada del menor nivel como agente libre restringido, 1.671 millones de dólares sin compensación a los Broncos en caso de que el corredor hubiera firmado en otro sitio. La oferta sorprendió a algunos alrededor de la liga, incluyendo a Anderson, dado se trata del líder corredor de los Broncos en el Super Bowl. Los Broncos se arriesgaron a que otro equipo saltaría, y sucedió cuando los Miami Dolphins extendieron inicialmente una oferta a Anderson por 18 millones de dólares y cuatro años.

Así que, aunque inicialmente Anderson quedó sorprendido por la oferta baja --y prometiera ponerse a trabajar mientras acaparaba interés de otros equipos-- quedó luego sorprendido de que los Broncos igualaran la oferta de los Dolphins. Ahora ha armado lo que describe como "fácilmente mi mejor programa de temporada baja... estaré en mi mejor forma para el campamento y la temporada".

Luego está Marshall, quien también recibió oferta como agente libre restringido --una de 2.553 millones de dólares para la siguiente campaña-- pero esperaba un acuerdo a largo plazo. Así que no ha firmado esa oferta, pero no se ha mantenido alejado del programa de temporada baja de los Broncos, tampoco.

El vicepresidente ejecutivo de operaciones/gerente general, John Elway, ha dicho que es importante para el equipo firmar a Marshall a un acuerdo a largo plazo, pero que ningún otro jugador del equipo recibirá un convenio multianual hasta que los Broncos acuerden o no algo con Von Miller antes de mediados de julio, cuando llegue el término para que jugadores franquicia acepten contratos a largo plazo.

En lugar de quedarse en casa con su frustración, Marshall ha participado en el programa de los Broncos sin contrato hasta el momento, al tiempo que él y los Broncos acordaron un convenio que cubriría a Marshall en caso de quedar lesionado durante las sesiones.

"Lo amo aquí, lo amo aquí, hombre", señaló Marshall la pasada semana. "... Realmente todo es el fútbol americano, ser mejor y estar con el equipo. Cuando miro atrás, y yo no soy así de todos modos, mantenerme alejado, no soy así. Me siento cómodo estando aquí".

Marshall sigue expresando confianza en su paciencia, y ese nivel de comodidad, será recompensado.

Y luego está Williams quien, como recluta de primera ronda en el 2013, contaba con una opción contractual para una quinta temporada en el 2017. No obstante, los Broncos eligieron no hacer válida esa opción, en buena medida por el precio de 6.75 millones de dólares que la acompañaba, un salario demasiado elevado, creen los Broncos, para un jugador de rotación en la línea defensiva.

"En general, me dijeron que me amaban y que amaron lo que hice el año pasado, y que pensaron que el número era alto para mi posición y el número de jugadas en que participé", externó Williams. "Me dijeron que siguiera trabajando".

Ahora Williams está en año de contrato, programado para convertirse en agente libre sin restricciones al final de la campaña.

"Debo salir allá y probarme de nuevo", explicó Williams. "Al final del día, el modo en que lo veo es que me benefició. Simplemente ansío el reto de salir allá y jugar a mi mejor nivel... Lo más importante es que soy un Bronco para el 2016 y deseo salir allá y competir por otro campeonato y ayudar a que el equipo sea el mejor posible".

Dijo Anderson: "Te das cuenta de que debes seguir haciendo lo que haces aquí y un poco más. Debes controlar lo que puedes controlar... eso es cómo juegas, cómo trabajas. Si dejas que eso te afecte, sólo afectas tu habilidad para hacer lo que debes hacer".