¿Cuál es la mayor decisión que enfrenta cada equipo de la NFL de cara a la agencia libre?

Acudimos a los reporteros de la Nación NFL para identificar la principal interrogante de agencia libre que aguarda a cada club

Los playoffs de la temporada del 2020 de la NFL han quedado reducidos a cuatro equipos entrando al fin de semana de campeonatos de conferencia. Esto también significa que hay otros 28 equipos que han comenzado sus recesos de campaña. Por delante, se asoma la agencia libre y el draft del 2021 como oportunidades para ocuparse de los huecos de plantilla.

Hay varios equipos que recién contrataron gerentes generales y head coaches, y que ya están ansiosos por comenzar las reconstrucciones de sus clubes, mientras que otros que apenas quedaron fuera en la postemporada se preguntan qué pueden hacer para dar el siguiente paso.

Con ello en mente, preguntamos a nuestros reporteros de la Nación NFL identificar la mayor decisión de agencia libre que aguarda para cada organización, y cuán probable es que cada uno de los equipos se despida de ese jugador:

AFC ESTE

Buffalo Bills

Tackle ofensivo Daryl Williams. La adición de Williams en la temporada baja ayudó a los Bills a sentirse confortable para mover el liniero de segundo año Cody Ford a la posicióh de guardia para iniciar la temporada. Williams ha sido una roca en su mejor temporada desde que fue nombrado para el segundo equipo All-Pro en 2017. Sin embargo, con Jon Feliciano y Matt Milano antes que Williams entre los agentes libres de los Bills, Williams podría pedir un contrato que Buffalo ya no podría pagar, especialmente con el tope salarial planeado para reducirse y Josh Allen en vísperas de un contrato incluso más grande de lo esperado. -- Marcel Louis-Jacques


Miami Dolphins

Quarterback Ryan Fitzpatrick. El gerente general de los Dolphins, Chris Grier, se comprometió públicamente con Tua Tagovailoa como mariscal de campo titular en 2021, pero el entrenador en jefe Brian Flores no se comprometió cuando se le preguntó si Fitzpatrick sería suplente, señalando la necesidad de una evaluación completa de la plantilla. Fitzpatrick, de 38 años, tomará la decisión sobre su retiro o no, pero jugó bien en sus dos temporadas con los Dolphins, guiándolos en la construcción de un contendiente, así que posiblemente se le ofrezca un notable contrato como agente libre de otro equipo. Si sigue jugando, la expectativa es que Fitzpatrick pasará a un equipo que le brinde la oportunidad de ser mariscal de campo titular o competir por el puesto de titular. Los Dolphins necesitarían firmar y/o reclutar a otro mariscal de campo suplente. -- Cameron Wolfe


New England Patriots

Centro David Andrews. Hay otras notables opciones --el mariscal de campo Cam Newton, el guardia Joe Thuney y el tackle defensivo Lawrence Guy entre ellos-- pero Andrews recibe el visto bueno como cuatro veces capitán y miembro de corazón y alma de la organización dentro y fuera del campo. Estableció la protección en la línea de golpeo y, por lo tanto, será una extensión crítica para quien se alinee como mariscal de campo, que es otra gran pregunta para los Patriots. Es por eso que las probabilidades parecen más altas de que trabajarán duro para traerlo de vuelta. -- Mike Reiss


New York Jets

Profundo Marcus Maye. Los Jets están en tiempo para volver a firmar a Maye, el Jugador Más Valioso de su equipo. Por supuesto, dijeron lo mismo sobre el receptor abierto Robby Anderson (terminó como agente libre) y el profundo Jamal Adams (traspasado). Así que no se sabe. Maye es un jugador estable, si no estelar, que está en línea para un gran pago (en rango de 8 a 10 millones de dólares). Este es solo su segundo contrato, pero cumplirá 28 años durante la temporada. A la oficina principal le gustan sus intangibles, y debería encajar bien en el esquema de zona de Robert Saleh. -- Rich Cimini

AFC NORTE

Baltimore Ravens

Linebacker externo Matthew Judon o linebacker externo Yannick Ngakoue. Los Ravens deben decidir en cuál apoyador externo debe invertir. Judon es un apoyador más completo, y Ngakoue es considerado mejor cazamariscales. Baltimore trató de obtener una extensión con Judon, pero él trataba de amarrar un contrato por 20 millones la temporada, de acuerdo a una fuente. Los Ravens podrían etiquetar a Ngakoue, pero ha sido una decepción desde que canjearon una selección de tercera ronda por él en octubre. Ngakoue jugó solo 20 jugadas en la derrota de Baltimore en postemporada, lo que sugiere que podría no estar en los planes del equipo a largo plazo. Cuatro de los cinco apoyadores externos de los Ravens son agentes libres: Judon, Ngakoue, Pernell McPhee y Tyus Bowser. -- Jamison Hensley


Cincinnati Bengals

Ala defensiva Carl Lawson. Es posible que Lawson no haya tenido grandes números de capturas, pero creó 10.5 capturas en el 2020, de acuerdo a ESPN Stats & Information y NFL Next Gen. Los Bengals serán inteligentes si brindan a Lawson un trato a largo plazo, pero la gran pregunta será si Lawson querrá seguir en Cincinnati o ir a un lugar donde tenga más posibilidades de conseguir capturas. -- Ben Baby


Cleveland Browns

Receptor abierto Rashard Higgins. Los Browns trajeron de vuelta a Higgins el año pasado, con Baker Mayfield ayudando para convencer a Higgins de firmar. Higgins, a cambio, ha jugado un papel importante en el resurgimiento de Mayfield desde que Odell Beckham Jr. se lesionara en la Semana 7. Los Browns tienen mucho dinero comprometido en la posición, con OBJ y Jarvis Landry. Pero, dada la relación de Higgins con Mayfield, parece prudente que Cleveland cierre un contrato de varios años. -- Jake Trotter


Pittsburgh Steelers

Receptor abierto JuJu Smith-Schuster. Ben Roethlisberger lo quiere de vuelta. Smith-Schuster quiere volver. Pero rara vez los Steelers dan un segundo contrato a los receptores abiertos: los dos únicos recientes fueron para Hines Ward y Antonio Brown. Smith-Schuster fue un miembro indispensable de la ofensiva, especialmente por sus yardas después de la recepción y confiabilidad en terceras oportunidades, pero la historia no está de su lado. Tampo lo está el tope salarial. Para recontratar a Smith-Schuster, los Steelers tendrán que hacer más magia en el tope salarial, un truco más que difícil con los 41.2 millones de Roethlisberger. Todo eso sugiere que los Steelers lo dejarán ir y confiarán en Chase Claypool, Diontae Johnson y James Washington. -- Brooke Pryor

AFC SUR

Houston Texans

Receptor abierto Will Fuller. El jugador, que está en su opción de quinto año, estaba camino a un cuantioso contrato antes de que fuese suspendido seis partidos por violar la política de sustancias para mejorar el rendimiento de la NFL. Incluso con la suspensión, Fuller podría tener ese contrato grande, y podría ser de Houston. El mariscal de campo de Texans, Deshaun Watson, dijo en diciembre, luego de que el receptor fuese suspendido, que es “muy importante” que Fuller regresara. Los Texans, por supuesto, aún navegan con la frustración de Watson por la búsqueda del gerente general, pero recontratar a Fuller podría ser una manera de mantener a Watson en Houston. -- Sarah Barshop


Indianapolis Colts

Quarterback Philip Rivers. Le dijo a los Colts que no está “100 por ciento seguro” de querer jugar su decimoctava temporada de NFL. Las dos partes tomarán el siguiente mes para tomar una dirección. Los Colts quieren a Rivers, de 39 años edad, pero no se sentarán a esperar. Evaluarán a mariscales de la liga y a potenciales selecciones del draft. Si Rivers no regresa, los Colts podrían tener a su tercer quarterback en el mismo número de temporadas, porque Jacoby Brissett se dirige a la agencia libre, también. -- Mike Wells


Jacksonville Jaguars

Tackle ofensivo Cam Robinson. Tuvo altibajos en la protección esta temporada y no se ha convertido en el dominante jugador que imaginaron los Jaguars cuando lo seleccionaron en la segunda ronda en 2017. Enfrentó un desgarro de ligamento cruzado anterior en 2018, pero eso no debió ser un problema en 2020. ¿Quieren los Jags un inconsistente jugador que proteja el lado ciego de Trevor Lawrence, o intentarán mejorar en la agencia libre o en el draft? -- Mike DiRocco


Tennessee Titans

Receptor abierto Corey Davis. Los Titans finalmente tuvieron un potente golpe doble la temporada pasada. Davis aprovechó que la cobertura estuviese más enfocada en A.J. Brown. La química que Davis desarrolló con Ryan Tannehill produjo una tasa de recepciones del 70 por ciento y máximos de carrera en una temporada en yardas (984) y anotaciones (cinco). Va a ser caro, pero los Titans encontrarán cómo traer de vuelta a Davis. -- Turron Davenport

AFC OESTE

Denver Broncos

Profundo Justin Simmons. Esto está cerca de la parte superior de la lista de pendientes del gerente general recién contratado George Paton. Dentro del vestuario, muchos de los compañeros de equipo de Simmons se preguntan qué, exactamente, tiene que hacer un chico para volver a firmar. Simmons jugó todas las jugadas defensivas de las últimas tres temporadas, ha sido nombrado para un Pro Bowl y ha sido una selección de segundo equipo All-Pro durante esas tres campañas. Es uno de los jugadores más activos de los Broncos en la comunidad y fue el nominado por Denver para el Walter Payton Man of the Year Award en 2020. Ciertamente lo Broncos podrían colocarle la etiqueta de franquicia una vez más, como lo hicieron la temporada pasada, pero un nuevo contrato mantendría a uno de los mejores jugadores en casa y mostraría que el equipo está interesado en recompensar el esfuerzo. Sí, el acuerdo tiene que tener sentido para los Broncos, pero no volver a firmar a Simmons hará que muchos de sus compañeros piensen: “Si él no pudo conseguir un nuevo contrato con los Broncos, ¿cómo lo haré yo?”. -- Jeff Legwold


Kansas City Chiefs

Receptor abierto Sammy Watkins. No ha registrado grandes cifras desde que se unió a los Chiefs en el 2018, pero la ofensiva ha sido más productiva cuando está en la alineación que cuando no lo está. Los Chiefs no parecen tener su reemplazo en plantilla. Es difícil imaginar que los Chiefs puedan volver a pagar a Watkins, dada la apretada situación del tope salarial. Pero ambas partes estaban motivadas para cerrar un trato el año pasado, cuando Watkins acordó un convenio reducido para permanecer en el equipo. -- Adam Teicher


Las Vegas Raiders

Liniero ofensivo Denzelle Good. Sí, el receptor abierto Nelson Agholor tuvo su mejor año con 896 receptores, promedio de 18.7 yardas por recepción y ocho anotaciones. Pero posiblemente los Raiders harán cortes para pasar por debajo del tope salarial, Agholor podría tener más de lo que pueden pagar. Good, mientras tanto, fue el hombre que hizo todo en la línea ofensiva, llenando admirablemente como tackle derecho y guardia izquierdo. Y con grandes cuestionamientos alrededor del tackle derecho Trent Brown y el guardia izquierdo Richie Incognito, Good probablemente es la mejor decisión. Después de todo, ambos, el entrenador Jon Gruden y el mariscal de campo Derek Carr dijeron que Good fue el héroe anónimo y el Jugador Más Valioso del equipo el año pasado. -- Paul Gutierrez


Los Angeles Chargers

Ala cerrada Hunter Henry. El jugador de 26 años de edad fue sólido, pero sus lesiones hacen confusa la situación para ambas partes. Los Chargers pensaron que lo lograría en la temporada, pero se perdió los últimos dos partidos. Henry es un valioso ala cerrada para los Chargers, y tratarán de mantenerlo. Pero podría tener muchos pretendientes. -- Shelley Smith

NFC ESTE

Dallas Cowboys

Quarterback Dak Prescott. No, este texto no es una copia del año pasado. Sigue siendo la pieza a firmar en la temporada baja. Los Cowboys lo quieren firmar a largo plazo, pero también lo quisieron hacer en 2019 y 2020. Si no pueden obtener un trato a largo plazo, entonces probablemente le pondrán la etiqueta de franquicia una vez más a un costo de 37.7 millones de dólares. Con la etiqueta o el acuerdo a largo plazo, el contrato de Prescott consumirá una gran porción del tope salarial, y eso afectará la capacidad de Dallas para atraer agentes libres o mantener a los jugadores actualmente bajo contrato. Quizás esta vez el agente de los Cowboys y Prescott, Todd France, verdaderametne sostenga negociaciones reales antes de la fecha límite de mediados de junio, si es etiquetado nuevamente. -- Todd Archer


New York Giants

Linero defensivo Leonard Williams. Jugó esta temporada con la etiqueta de franquicia (16.1 millones de dólares) y tuvo un año monstruoso con 11.5 capturas y 30 golpes al mariscal de campo, tercera mejor marca en la NFL. Dicho eso, firmarlo a largo plazo será costoso. ¿Cuánto querrán pagar los Giants? ¿Cuánto quiere Williams? Ha sido insistente en que el dinero no es su prioridad. Aun así, será costoso, y los Giants no pueden dejarlo ir. Nadie más supera las cuatro capturas. Los Giants necesitan sumar cazamariscales, no removerlos. -- Jordan Raanan


Philadelphia Eagles

Profundo Jalen Mills. Pasó de ser esquinero a profundo en el 2020 y mejoró en el camino. Inició como esquinero en la defensiva del campeonato del 2017 y ha sido un líder en el vestuario, pero el nuevo coordinador defensivo tendrá que decidir si se ajustará al sistema. -- Tim McManus


Washington Football Team

Guardia Brandon Scherff. Jugó con la etiqueta de franquicia esta temporada en camino a convertirse en el primer jugador de Washington en ser nombrado All-Pro del primer equipo desde el pateador Matt Turk en 1996. Hubo algunos pensamientos en la última temporada baja entre aquellos que conocen a Scherff sobre que podría no querer comprometerse aquí a largo plazo, pero después de la primera campaña del entrenador Ron Rivera, Scherff parece entusiasmado por regresar, diciendo que “absolutamente” quiere volver. Rivera quiere construir líneas fuertes, y si ese es el caso, Scherff debe ser retenido. En noviembre del 2019, Philadelphia convirtió al tres veces jugador de Pro Bowl, Brandon Brooks, en el guardia mejor pagado con un acuerdo por cuatro años y 54.2 millones. Tiene sentido que el acuerdo con Scherff se acerque a esa cifra. -- John Keim

NFC NORTE

Chicago Bears

Receptor abierto Allen Robinson. Logró una marca personal de 102 recepciones el año pasado, pero los Bears estarían reacios a pagar al receptor de 27 años de edad mucho dinero. Negociaciones entre los Bears y el agente de Robinson no fueron a ninguna parte durante la temporada. Los Bears valoran a Robinson, pero parecen contentos en dejar que el veterano pruebe el mercado en vez de ponerlo entre los receptores mejor pagados. Chicago podría usar la etiqueta de franquicia, pero eso parece poco probable dada la disminución esperada en el top salarial de la liga. Los Bears se preparan para la posibilidad real de que Robinson se vaya a través de la agencia libre. -- Jeff Dickerson


Detroit Lions

Receptor abierto Kenny Golladay. Los Lions no llegaron a un acuerdo con él durante la temporada y ahora la pregunta para el nuevo régimen es si lo etiquetarán como jugador franquicia, firmarán un contrato a largo plazo o lo dejarán entrar en la agencia libre. La solución más plausible aquí podría ser etiquetar a Golladay para ganar tiempo para: A) llegar a un acuerdo a largo plazo una vez que descubran cómo se podría construir una sala de receptores, o B) buscar socios comerciales potenciales si él no es parte del plan a largo plazo, similar a lo que Texans hicieron con Jadeveon Clowney y los Jaguars con Ngakoue la pasada temporada baja. También es posible que Golladay juegue para Detroit en el 2021 y las partes logren algo a partir de ahí, pero es difícil ver al equipo dejarlo ir considerando la edad y el talento del jugador. -- Micahel Rothstein


Green Bay Packers

Corredor Aaron Jones. Los Packers tenían un trato en la mesa que hubiese hecho colocado a Jones entre los cinco corredores mejor pagados de la liga, pero eso era en promedio anual. El dinero grande garantizado faltó. Así que Jones la declinó y luego optó por cambiar de agentes, al contratar a Drew Rosenhaus. Los Packers continúan evaluando a Jones --solo miren su carrera de 60 yardas en la segunda parte del juego contra los Rams-- pero es difícil imaginar que elevarán el dinero garantizado, especialmente si quieren recontratar al centro All-Pro Corey Linsley. Quizá la decisión de dejarlo ir ya fue tomada --o al menos, que llegue al mercado abierto-- pero no debió ser fácil. -- Rob Demovsky


Minnesota Vikings

Linebacker Eric Wilson. La decisión más importante en temporada baja de los Vikings se centra entre Kyle Rudolph y Riley Reiff, ambos están bajo contrato en 2021 pero sus futuros en Minnesota están en el aire en parte por la necesidad de crear espacio en el tope salarial. Wilson, sin embargo, podría pronto estar en el mercado luego de una sólida temporada en la cual participó en cada jugada defensiva luego de una lesión de Anthony Barr en el primer cuarto de la Semana 2. Minnesota no puede costear mantener tres apoyadores en plantilla con lo que Barr (12.3 millones de dólares) y Eric Kendricks (8.15 millones de dólares) están programados para ganar en 2021. Pero el equipo debe decidir en quedarse con Wilson y potencialmente negociar a Barr o seguir con el apoyador de Pro Bowl. Debido a las implicaciones financieras (dinero muerto), eso parece improbable. Y si Wilson puede llegar a un salario de 9 millones o 10 millones en la agencia libre, hay una gran probabilidad de que termine en otra parte. -- Courtney Cronin

NFC SUR

Atlanta Falcons

Pateador de lugar Younghoe Koo. El safety Keanu Neal es una prioridad alta, también, pero contar con un pateador confiable es tan valioso e impacta el modo en que se manda el juego. Viene del que por mucho ha sido el mejor año de su carrera (37 de 39 intentos de gol de campo exitosos), y si los Falcons pueden amarrarlo por una cantidad razonable de dinero, esa será un área que no preocupará al nuevo head coach Arthur Smith. -- Mike DiRocco


Carolina Panthers

Tackle ofensivo Taylor Moton. Uno podría argumentar a favor del receptor abierto Curtis Samuel aquí, pero los Panthers no tienen suficiente espacio bajo el tope salarial para firmar a ambos. Necesitan de Moton para anclar el lado derecho de la línea en lo que buscan un tackle izquierdo franquicia. Samuel es una buena pieza, pero lo pueden reemplazar con un Christian McCaffrey sano y un agente libre más barato o recluta de draft. -- David Newton


New Orleans Saints

Ala defensiva Trey Hendrickson. Los Saints tienen muchas decisiones grandes por delante, incluyendo si desean traer de regreso a Jameis Winston como candidato para el puesto de quarterback titular, y potenciales compromisos a largo plazo con jugadores como Terron Armstead, Ryan Ramczyk, Marshon Lattimore y Taysom Hill, quienes serían agentes libres en el 2022. Pero Hendrickson es el agente libre más fascinante del 2021: Será interesante ver cómo los Saints y el resto de la NFL lo valoran después de una temporada inesperada de destape con 13.5 capturas que probablemente lo dejó fuera del rango de precio para New Orleans. -- Mike Triplett


Tampa Bay Buccaneers

Tackle ofensivo Donovan Smith. Smith no será agente libre en el 2021, pero sí en el 2022. No obstante, el 2021 es cuando se acaba el dinero garantizado en su contrato, que le tiene programado para cobrar 14.25 millones la siguiente temporada. Ha tenido una carrera de altibajos, pero sí entregó una de sus mejores actuaciones en la Ronda de Comodines frente a Chase Young. Aun así, con el éxito que tuvo Tristan Wirfs como novato en el tackle derecho, ¿podrían los Bucs darle la vuelta a la página, especialmente cuando varios jugadores clave como Chris Godwin, Shaq Barrett, Lavonte David, Rob Gronkowski, Antonio Brown y Ndamukong Suh están por convertirse en agentes libres? -- Jenna Laine

NFC OESTE

Arizona Cardinals

Esquinero Patrick Peterson. El quinto recluta global de los Cardinals en el 2011 ha jugado su carrera entera con Arizona y ha sido un modelo a seguir, así como esquinero de élite. Se ganó invitación a ocho Pro Bowls consecutivos para iniciar su carrera, pero comenzó un leve declive en el 2019, cuando fue suspendido por seis partidos por violar la política de sustancias para mejorar el rendimiento de la liga. Desde entonces, los receptores están atrapando más pases en contra suya, y Peterson no ha sido el cerrojo que fue a inicios de su carrera. A los 30 años de edad, pretende otro acuerdo cuantioso --como la extensión que recibió en el 2014-- pero los Cardinals no se comprometieron a nada, y su convenio expira en marzo. Lo que hagan los Cardinals con Peterson dependerá de lo que hagan a su alrededor. Robert Alford, quien firmó previo a la campaña del 2019, todavía no participa en una sola jugada con el club por lesiones, y Byron Murphy es más un jugador para la ranura. En teoría, Arizona necesitaría solidificar la posición antes de permitir emigrar a Peterson. -- Josh Weinfuss


Los Angeles Rams

Linebacker externo Leonard Floyd. Los Rams cuentan con pocos jugadores explosivos a la defensiva, incluyendo al safety John Johnson III y esquinero Troy Hill, quienes también se dirigen a la agencia libre, pero con el valor que le coloca la NFL a los cazamariscales, eso podría significar que Floyd sea el más codiciado. El head coach de los Rams, Sean McVay, dio una respuesta inequívocamente positiva cuando se le preguntó si deseaba que regresara Floyd. Todo podría reducirse a su le alcanza a los Rams retener al ex recluta de primera ronda del 2016 que marcó una marca personal con 10.5 capturas esta temporada. -- Lindsey Thiry


San Francisco 49ers

Tackle ofensivo Trent Williams. Se trata de la mayor prioridad para los 49ers, y ha dejado en claro que preferiría quedarse, pero no es tan simple. Los Niners no pueden colocar la etiqueta de jugador franquicia sobre Williams, significando que podría convertirse en uno de los pocos tackles izquierdos de primera línea que alcance el mercado abierto. Williams ha dicho que sería "interesante ver qué clase de valor tengo". Si ese valor alcanza una altura que los 49ers no puedan igualar, gracias a sus problemas contra el tope salarial, estarán ante una difícil decisión. Lo más probable es que las partes acordarán algo. Sin embargo, si eso no sucede antes del inicio de la agencia libre, y lo pierden, se hallarán con una necesidad masiva en una de las posiciones más importantes sobre el campo. -- Nick Wagoner


Seattle Seahawks

Esquinero Shaquill Griffin. Griffin y el corredor Chris Carson son dos jugadores que los Seahawks desean retener, pero evidentemente, no lo suficiente como para extender a ninguno de ellos en el pasado receso de temporada, cuando ambos estaban por comenzar su campaña final de sus respectivos contratos de novato. Griffin llegó al Pro Bowl como alterno en el 2019. Es muy querido en la organización, y ha respondido a la pregunta sobre si puede robar el balón, con tres intercepciones en el 2020 para igualar su total combinado de sus tres primeras campañas. Hasta dónde podrían llegar los Seahawks para retenerlo, podría depender hasta cierto grado de lo que deberán pagar al safety fuerte Jamal Adams, quien se encamina a una masiva extensión de contrato. Adams es probablemente la mayor prioridad de receso de campaña para Seattle. -- Brady Henderson