Chiefs se encuentran satisfechos con sus corredores y sin Le'Veon Bell

En Kansas City, trabajan para hacer del backfield un componente más importante del juego áereo

KANSAS CITY -- El corredor de los Kansas City Chiefs, Clyde Edwards-Helaire, pasó su temporada baja puliendo sus habilidades como receptor. Corría rutas y atrapaba pases, todo con la esperanza de tener mayor impacto en el juego aéreo.

"Hay cosas que estamos implementando para repartir más el balón a los corredores, repartirlo mejor", dijo Edwards-Helaire la semana pasada, antes de que los Chiefs concluyeran sus sesiones de receso de temporada. "Es una de las cosas por las que decidía trabajar en mis manos, y simplemente ser una mayor amenaza... Simplemente, ser capaz de salir no solamente en rutas desde el backfield, pero también desde la ranura o una posición de receptor abierto. Simplemente, ser capaz de extender mi conjunto de habilidades fue lo mío.

"Siento que fui un corredor decente a nivel colegial a la hora de atrapar pases... ahora, lo estamos mejorando".

Los Chiefs han dejado atrás al corredor veterano Le'Veon Bell, quien llegó a la mitad de la pasada temporada con algo de ruido, pero que terminó teniendo poco impacto. Su contrato expiró al final de la campaña y los Chiefs no mostraron interés en retener a Bell.

Recientemente, escribió en redes sociales que no tenía ningún interés en volver a jugar para el head coach de los Chiefs, Andy Reid.

Los Chiefs cuentan con una combinación interesante de corredores sin él. Edwards-Helaire es el titular, pero los Chiefs también tienen a Darrel Williams, el de mayor tamaño entre todos, con sus 224 libras, además del veterano Jerick McKinnon y el suplente Darwin Thompson.

Los Chiefs rehicieron su línea ofensiva durante el receso de temporada para proteger mejor al quarterback Patrick Mahomes, pero también esperan que haya mejoría en el juego terrestre. Promediaron 112 yardas por encuentro la temporada pasada, el total N° 16 en la NFL.

También, desean más de sus corredores en su juego aéreo. Los corredores de los Chiefs se combinaron para 76 atrapadas (N° 19 en la NFL) y 584 yardas en recepciones (N° 17).

"Tenemos a estos corredores atrapando el balón tan bien saliendo desde el backfield, así que, ¿por qué no utilizarlos?", señaló Mahomes. "Clyde, Jerick McKinnon, Darrel, Darwin, todos estos tipos son realmente buenos corriendo y atrapando el ovoide y corriendo rutas en el espacio, así que utilizarlos... ustedes verán una variedad de cosas con que llegaremos a la temporada, y es lo que quieres con una gran ofensiva".

Williams ha sido un suplente confiable para los Chiefs. Fue su líder corredor con 78 yardas en la victoria de la Ronda Divisional sobre los Cleveland Browns.

McKinnon fue firmado durante el receso de campaña. Corrió para 570 yardas y atrapó 51 pases para los Minnesota Vikings en el 2017, y después se perdió dos temporadas con lesión de rodilla antes de anotar seis touchdowns para los San Francisco 49ers en el 2020.

"Es experimentado", dijo Reid. "Lo ha estado haciendo por un tiempo y lo hace bien. Tiene buen tacto para el juego aéreo. Ansío darle todo el paquete una vez que estamos bien entrados [en el campamento de entrenamiento] para ver lo que se puede hacer una vez que nos pongamos a jugar al fútbol americano real".

Como novato el año pasado, Edwards-Helaire lideró a los Chiefs en yardas terrestres con 803 yardas pese a perderse tres partidos con lesiones. También, atrapó 36 pases, pero no tuvo gran impacto como receptor.

Se podría beneficiar ahora que los Chiefs buscan compensar las recepciones y yardas del receptor abierto Sammy Watkins, quien emigró como agente libre.

"Simplemente es asegurarse de que tiene un mejor entendimiento de qué exactamente estamos haciendo", dijo el coordinador ofensivo Eric Bieniemy de Edwards-Helaire, recluta de primera ronda para los Chiefs el año pasado. "Así que, cuando llegas como novato, obviamente todo es nuevo y cada semana es un nuevo libro de jugadas para ti, en cierto sentido. Así que ha tenido la oportunidad de tener una temporada de experiencia.

"Todo comienza a tener más sentido para él. Con la sabiduría que ha obtenido en nuestro sistema, le va a ayudar a saber exactamente qué esperamos de él cuando lo colocamos en ciertas situaciones".

Para ayudarlo a ser más productivo como receptor, Edwards-Helaire trabajó atrapando pases desde diferentes distancias y ángulos.

"No solamente 10 yardas y recto", dijo. "Simplemente atrapando balones altos, balones bajos. No soy el tipo más alto, así que ser capaz de ampliar mi radio de atrapada para mi estatura fue algo importante, expandir eso.

"No diría que fue un problema el año pasado, pero simplemente tratando de entender nuestra ofensiva. Movemos el ovoide, repartimos el campo. ¿Por qué no trabajar en algo en lo que creo puedo mejorar? Así que, ese fue uno de mis pasos".