La importancia de tener un quarterback suplente confiable

Justin Fields, Jacoby Brissett y Jacob Eason son parte del grupo que tuvo que salir de la banca ante las lesiones de los titulares

La Semana 2 de la NFL estuvo marcada por múltiples lesiones en la posición más importante del juego: el quarterback.

Ahora más que nunca quedó en evidencia lo importante que es para los equipos tener un mariscal de campo suplente que sea confiable para tomar las riendas del equipo en un momento de necesidad.

Esta nueva realidad será temporal para muchos, sin embargo, para otros podría tratarse de algo permanente que los obligue a replantear sus estrategias para el resto de la temporada del 2021.

Los Chicago Bears enfrentaron este escenario cuando Andy Dalton tuvo que abandonar el campo durante la victoria 20-17 sobre Cincinnati Bengals por una lesión en la rodilla, obligando al ingreso del novato Justin Fields, quien tuvo una actuación discreta completando apenas seis de 13 pases para 60 yardas con una intercepción, además de sufrir dos capturas, por tierra su aporte fue más importante con 10 acarreos para 31 yardas.

Fields tuvo acción limitada en la Semana 1, en paquetes especiales, mientras esperaba detrás de Dalton para seguir con su desarrollo, pero ahora las circunstancias podrían dejarlo al frente del equipo por un tiempo prolongado.

La NFL la puedes disfrutar en Star +, suscríbete aquí.

Los Miami Dolphins, Indianapolis Colts y Houston Texans no tuvieron la misma suerte que los Bears y terminaron cayeron en sus respectivos partidos.

Primero, Tua Tagovailoa dejó a los Dolphins luego de lanzar apenas cuatro pases por una lesión en las costillas. Jacoby Brissett entró en su lugar y no pudo encender la ofensiva en la derrota por paliza 35-0 ante los Buffalo Bills.

Brissett terminó con 24 pases completos en 40 intentos para 169 yardas con una intercepción y nunca estuvo cómodo frente a la presión constante de la defensiva de Buffalo, que terminó el partido con cuatro capturas.

Si Tagovailoa se pierde tiempo considerable de juego, Miami tendrá que activar a Reid Sinnett del equipo de prácticas porque no tiene otro quarterback en su plantilla.

Brissett tiene seis años de experiencia en la NFL y tiene marca 12-20 en 32 juegos como titular, sin embargo, su última victoria fue en el 2019.

Los Colts perdieron cerca del final a Carson Wentz por una lesión de tobillo y Jacob Eason tuvo que terminar en la derrota 27-27 frente a Los Angeles Rams.

Wentz, quien se quedó en la cancha tras salir del juego, ha lidiado con múltiples lesiones a lo largo de su carrera, incluyendo un problema de tobillo que lo marginó en la pretemporada.

En caso que Eason tenga que seguir como titular la próxima semana, Indianapolis deberá que activar del equipo de prácticas a Brett Hundley, el otro quarterback en el equipo es el novato reclutado en la sexta ronda del draft Sam Ehlinger, pero se encuentra en la lista de reservas lesionados.

Los Texans estaban amenazando a los Cleveland Browns hasta que se lesionó Tyrod Taylor y el novato Davis Mills no pudo mantener el ritmo en una eventual derrota 31-21.

Taylor había estado casi perfecto con 10 pases completos en 11 intentos para 125 yardas y un touchdown, pero una lesión en el tendón de la corva lo sacó del campo antes de finalizar la primera mitad.

Mills terminó el juego con ocho pases completos en 18 intentos para 102 yardas con un touchdown y una intercepción, además sufrió una captura.

El caso de los Texans es más completo porque tienen en la plantilla activa a Deshaun Watson, quien no ha sido activado en las primeras dos semanas mientras lidia con múltiples problemas legales. Es poco probable que Houston recurra a Watson, así que la opción más viable es mantener a Mills como titular si Taylor se debe perder tiempo de juego y elevar a Jeff Driskel del equipo de prácticas.

En ese mismo partido, los Browns esquivaron una bala cuando Baker Mayfield evitó una lesión mayor luego de aterrizar fuertemente sobre su brazo izquierdo, Mayfield tardó en recuperarse y tras levantarse se dirigió al vestuario, pero regresó poco tiempo después y no se perdió ninguna jugada ofensiva de Cleveland.

Las Vegas Raiders también sufrieron un susto en su victoria 26-17 sobre los Pittsburgh Steelers cuando Derek Carr quedó tendido en el campo por una aparente lesión en el tobillo luego de conectarse con Foster Moreau para un touchdown en el tercer cuarto.

Carr pudo ponerse de pie sin ayuda del personal médico y regresó al campo en la siguiente serie ofensiva de Las Vegas. En caso de haber tenido que salir del campo, el inexperto Nathan Peterman habría ingresado su lugar luego que el suplente Marcus Mariota fue colocado en la lista de reservas lesionados esta semana.

Al principio de la Semana 2, el jueves por la noche, Washington tuvo éxito en el primer partido de Taylor Heinicke esta temporada en la apretada victoria 30-29 sobre los New York Giants.

Heinicke recibió la titularidad del WFT luego que el titular Ryan Fitzpatrick sufrió una lesión en la cadera que lo envió a la lista de reservas lesionados y lo marginará múltiples semanas.