Los descensos de los grandes clubes del mundo

River, Cruzeiro y América de Cali están entre los sudamericanos más poderosos que han perdido alguna vez la máxima categoría. ESPN.com

Cruzeiro se sumó el año pasado al grupo de equipos grandes del fútbol mundial que perdieron la categoría. Si bien la lista antes era menor, con el pasar de los años se van incorporando cuadros y cada vez son menos los que pueden mantenerse en lo más alto de cada una de las ligas de sus respectivos países.

El Azulao tuvo la combinación de malas decisiones dirigenciales y problemas económicos, que ambos se trasladaron al campo de juego y, después de un torneo para el olvido, perdió la categoría luego de formar parte de los últimos cuatro de la tabla de posiciones del Brasileirao 2019. En su último encuentro, cayó de local frente al Palmeiras por 2-0 y así se transformó en el último de la lista de los clubes grandes que se fueron a la B.

En Argentina, solo queda Boca sin caer. De los considerados ‘cinco grandes’, en 1981 descendió San Lorenzo y, dos años después, Racing. Hasta 2011, River e Independiente acompañaban al Xeneize con la marca, pero esa temporada el Millonario perdió la categoría en la promoción ante Belgrano y el Rojo siguió el mismo camino en 2013.

A diferencia de los de Núñez, el equipo de Avellaneda bajó a la segunda sin promoción, debido a que en ese momento ya estaban abolidas en el fútbol argentino.

En Brasil, los descensos de los grandes también fueron una ‘tendencia’, debido a que se dio en diferentes instituciones mayoritariamente desde los 2000 en adelante: Gremio (primera vez en 1991), Fluminense (2001), Palmeiras (2002), Corinthians (2007), Vasco da Gama (2008) e Inter de Porto Alegre (2016), entre otros. Invictos solo quedan Santos, Sao Paulo y Flamengo.

El caso de América de Cali fue similar a la historia que vive Cruzeiro, pero con un difícil desenlace. El cuadro colombiano perdió la categoría en 2011 y recién logró regresar en 2017, por lo que vivió hasta el 2016 en la segunda división. En aquel país, el Rojo es el único de los considerados históricos que descendió. Millonarios, Atlético Nacional, Santa Fe, Deportivo Cali, DIM y Junior nunca bajaron.

En Perú, Sporting Cristal y Universitario nunca descendieron, pero sí le sucedió a Alianza Lima. El equipo blanquiazul perdió la categoría en 1938 y regresó en 1940, temporada en la que volvió y nunca más dejó la élite del fútbol incaico.

A Chile solo le queda Colo Colo invicto, debido a que tanto Universidad de Chile y Universidad Católica descendieron. A la ‘U’ le sucedió en 1988, mientras tanto que, a la ‘UC’ en 1955, con la coincidencia de que ambos estuvieron solo una temporada en la segunda división del fútbol chileno.

Ecuador es otro de los países que también presenció la caída de uno de sus clubes más importantes, debido a que Emelec pasó a la máxima categoría del Ascenso en 1980. Solo le demoró un semestre regresar a Primera, el único que no participó en la división superior en historia del fútbol profesional ecuatoriano.

En Europa también hay historia antigua y contemporánea con los descensos de los gigantes. La más reciente fue la del Hamburg, que dejó la Bundesliga en 2018 luego de 54 años, 261 días y 36 minutos, según el reloj del Volksparkstadion que marcaba las horas del Hamburgo en la máxima división germana. El Bayern München es el único que quedó invicto en aquel país.

En Inglaterra, no quedó ninguno de los grandes sin conocer la segunda categoría. Manchester United bajó en 1974, mientras tanto que, el Liverpool, fue de la ‘B’ entre 1954 y 1962.

Por Italia, todos los históricos bajaron a la Serie B menos el Inter. En la 1980/81, el Milan descendió por corrupción como le pasó a la Juventus en la 2005/06. Ambos tardaron una temporada en regresar, aunque el equipo lombardo tuvo una etapa más en la segunda: fue en la 1982/83, aunque luego volvió a la Serie A y nunca más se fue.

En España, solo quedan sin conocer a la segunda el Real Madrid, Barcelona y Athletic Bilbao. El último caso de la caída de un grande fue el de Atlético Madrid, que perdió la categoría en 2000 y consiguió retornar a La Liga en 2002.

Otro de los recordados descensos es el que tuvo en Francia el Olympique de Marsella, que bajó de categoría por una situación similar a la de la Juventus y el Milan en 1993. De todos modos, no había sido la primera caída para el equipo en el que actualmente juega Darío Benedetto, debido a que ya había bajado en 1959, 1960 y en los principios de la década del 80’. En el país galo, el único que sostiene el invicto de no haber bajado es el PSG.

Casi que se cuentan con los dedos de las manos los equipos que quedan sin descender en todo el planeta, aunque es cierto que en varios casos las experiencias por el ascenso sirvieron para ‘resurgir’, tal como le sucedió a River, Juventus, Milan, América de Cali y Corinthians, entre otros, que desde la segunda o B regresaron para obtener una pila de títulos a nivel local como internacional.

Habrá que ver cómo lo afrontará Cruzeiro, que cuenta con dos Libertadores, cuatro torneos de Serie A y seis Copas de Brasil, entre otros títulos, la tarea de regresar a la élite del fútbol brasileño tras sumarse al grupo de los descensos de los grandes.