El 'equipo de casa' y Sergio Pérez analizan el fin de semana en México

El Autódromo de los Hermanos Rodríguez ya viste sus mejores galas para recibir el Gran Premio de México, el quinto desde que el país volvió al calendario de la máxima categoría del automovilismo.

“La carrera en México es un fin de semana inmensamente importante para mí”, señala Sergio Pérez, piloto del equipo Racing Point. “Es mi carrera en casa y siempre me siento muy orgulloso de tener la Fórmula 1 en México. Apenas tuvimos la noticia de que el contrato de la carrera ha sido extendido por otros tres años, lo que son grandes noticias para el deporte y para México”, puntualizó el tapatío.

"México ha sido una fantástica adición al calendario y, en los últimos cinco años, se ha convertido en una de las carreras más populares de la temporada." Otmar Szafnauer, director deportivo de Racing Point

“Todos me dicen lo mucho que aman la carrera –mis colegas, la prensa y los fans. Es nuestra oportunidad para mostrar el estilo de vida mexicano y lo mucho que amamos el deporte”.

Y su compañero de equipo Lance Stroll, confirma las palabras de Checo. Stroll considera la Ciudad de México un lugar fascinante para explorar y en el cual se come muy rico… “te puedes dar un buen taco”, enfatizó el canadiense.

“México es un evento muy divertido. Los aficionados son geniales y realmente ayudan a hacer la carrera especial con la atmosfera que crean. Incluso los viernes puedes ver el graderío lleno y sentir la energía del público”, opina Lance Stroll, quien cumple su primera temporada junto a Pérez en la organización Racing Point, en la que su padre, Lawrence Stroll es socio mayoritario.

El jefe directo de ambos pilotos, Otmar Szafnauer, destaca a la afición y el hecho de que por Checo, la franquicia también juega de local en el AHR.

“México ha sido una fantástica adición al calendario y, en los últimos cinco años, se ha convertido en una de las carreras más populares de la temporada. Como equipo disfrutamos de un buen apoyo –especialmente por ser la carrera de casa para Sergio—y la energía del público es algo que todo el equipo siente. Esperamos ser competitivos y pelear por puntos el domingo”.


EL CIRCUITO Y LA ALTITUD

Desde 2015 los más de 2,200 metros de altura de la CDMX, son todo un tema en la F1. Un dolor de cabeza para los ingenieros que deben poner a punto el auto y hacer funcionar un motor que tendrá menos aire, y también –literalmente- un dolor de cabeza para los pilotos.

“El circuito es desafiante, especialmente cuando consideras que los autos los debemos pilotar a alta altitud. Es físicamente duro para los pilotos y un trabajo duro para las unidades de potencia debido a que el aire es muy delgado”, explica Checo Pérez.

“Creo que el sector final es mi parta favorita de la vuelta –la rápida y fluida sección, que puede ser muy mañosa, y es fácil cometer un error. Debido a la altitud, uno tiene mucho menor fuerza descendente en el auto y este a veces se suelta a través de las rápidas curvas”.

“También es de mis circuitos favoritos del año. Disfruto de manejar el auto en altas altitudes y te das cuenta de lo diferente que es, porque el auto se siente más nervioso. Añade otro desafío a los pilotos”, opina Lance Stroll.

Por su parte, el director deportivo del equipo considera que el auto tiene el potencial para desempeñarse bien en el AHR. Los pilotos también creen que los puntos son posibles una vez caiga la bandera a cuadros.

“El auto ha evolucionado significativamente en los últimos dos meses y en México hay otra oportunidad para mostrar el progreso que hemos hecho”, dijo Szafnauer. “Creo que tenemos buen potencial en el auto para estas últimas carreras, y México debería ajustarnos bien”, confirma Stroll.

El mejor lugar para un Racing Point, ex Force India, en México, es un quinto lugar logrado por Esteban Ocon en 2017. Para Sergio Pérez es una séptima posición en 2017.