Grosjean pensó en Niki Lauda mientras intentaba salir de su monoplaza

Romain Grosjean reveló que pensó en Niki Lauda durante su accidente en el Gran Premio de Baréin y aunque está listo para volver a las pistas, buscará tener apoyo psicológico

Romain Grosjean, piloto de Haas, habló por primera vez luego del accidente que sufrió en el Gran Premio de Baréin en el que estuvo 28 segundos dentro de su monoplaza mientras ardía en llamas, momento en el que el francés reveló que pensó en que su carrera no podía terminar de esa forma y en su familia, además de que a su mente llegó el recuerdo del accidente que sufrió Niki Lauda en el Gran Premio de Alemania en 1976, por lo que ahora no descarta buscar ayuda psicológica.

“Se sintió mucho más de 28 segundos. Veo que mi visera se vuelve naranja, veo las llamas en el lado izquierdo del coche. Pensé en muchas cosas, incluyendo a Niki Lauda, y pensé que no era posible terminar así, no ahora. No pude terminar mi historia en la Fórmula 1 así”, declaró en entrevista para la emisora TF1 de Francia.

“Para mis hijos, me dije a mí mismo que tenía que salir. Puse mis manos en el fuego, así que claramente sentí que ardía en el chasis. Salí, luego sentí a alguien tirando del traje, así que supe que estaba fuera”.

Grosjean externó que pensar en su familia le dio la energía suficiente para salir de su monoplaza a pesar de que estaba rodeado de fuego, imágenes que considera llevará toda su vida en la mente, por lo que buscara apoyo psicológico, sin embargo, aseguró que está listo para volver a correr para el Gran Premio de Abu Dabi, en la última carrera de la temporada.

“Creo que habrá algún trabajo psicológico por hacer, porque realmente vi venir la muerte. Yo diría que hay un sentimiento de estar feliz de estar vivo, de ver las cosas de manera diferente. Pero también está la necesidad de volver al coche, si es posible en Abu Dhabi, para terminar mi historia con la Fórmula 1 de una manera diferente. Fue casi como un segundo nacimiento. Salir de las llamas ese día es algo que marcará mi vida para siempre. No sé si la palabra milagro existe o si se puede usar, pero en cualquier caso diría que no era mi momento”.