Checo Pérez y el resto del automovilismo reaccionan a muerte de Frank Williams

Checo Pérez da pésame a la familia a través de sus redes sociales; la F1, a partir de los 80’s, no se entiende sin Frank Williams

Checo Pérez, piloto mexicano de la escudería Red Bull, se unió a las muestras de respeto por la muerte de Frank Williams, quien fuera uno de los héroes e iconos de la Fórmula 1, por lo que, a través de sus redes sociales, mandó un mensaje a la familia y seres queridos de la leyenda británica.

“Es un día triste para nuestro deporte, Frank Williams siempre será recordado como uno de los héroes e íconos #F1. Mis pensamientos y oraciones están con su familia, especialmente con su hija, Claire Williams. #RIP", escribió Checo Pérez en su cuenta de Twitter.

Ante esto, el mundo del automovilismo reaccionó a la muerte de Williams y por todas las redes sociales mostraron su respeto y admiración por la leyenda, sobre todo el equipo Williams, mismo que Frank fundó -aunque este año la familia ya no tuvo relación alguna con la organización, que solo conservó el legendario nombre-.

"Sus valores, que incluyen la integridad, el trabajo en equipo y una feroz independencia y determinación, siguen siendo el espíritu central de nuestro equipo y son su legado, al igual que el apellido Williams bajo el cual competimos con orgullo", dijo Jost Capito, actual director ejecutivo y director del equipo en un comunicado.

Sir Frank creó Williams F1 en 1977 y pronto se convirtió en la escudería privada que competía con los grandes fabricantes. Williams ganó nueve campeonatos de Constructores y siete de pilotos entre 1980 y 1997 y se mantuvo en la parrilla por más de 40 años.

Sus campeones fueron: Alan Jones (1980), Keke Rosberg (1982), Nelson Piquet (1987), Nigel Mansell (1992), Alain Prost (1993), Damon Hill (1996) y Jacques Villeneuve (1997).

También la cuenta oficial de la Fórmula 1 lamentó la muerte de Williams, quien fue uno de sus personajes más importantes en la historia de la máxima categoría del automovilismo.

“Estamos llenos de la más inmensa y profunda tristeza por el fallecimiento de Sir Frank William. Su vida fue impulsada por la pasión por el automovilismo; Su legado es inconmensurable y siempre será parte de la F1. Conocerlo fue una inspiración y un privilegio. Será profundamente extrañado”, escribieron.

Williams fue corredor, mecánico. Incluso fue comerciante de alimentos, viajando por el Reino Unido para financiar su trabajo en el deporte. Pese a los problemas económicos que atravesó, los patrocinios fallidos de Marlboro, la compra y venta de chasis, los accidentes que frenaron su travesía en las categorías inferiores, Williams, tras desligarse de su primer equipo en el que estaba junto a Walter Wolf, consiguió en 1977 fundar Williams tal y como se conoce hoy en día.

Sin embargo, no todo fue bueno, ya que sus tragedias personales y profesionales fueron en gran escala. El primero de su vida llegó en Zandvort 1970, cuando Piers Courage, de sus primeros pilotos, falleció en la pista.

En 1986, la desgracia miró directamente a Frank, que se quedó en silla de ruedas tras un accidente de coche cuando viajaba desde el circuito francés Paul Ricard hacia el aeropuerto de Niza

Ocho años después, llegó la tercera tragedia. Ayrton Senna, tres veces campeón del mundo y uno de los mayores talentos de la historia del deporte, se mató en Imola. Era apenas su tercera carrera con Williams. Desde aquello, Williams ordenó que cada coche que diseñaran a partir de entonces siempre llevara un tributo al brasileño.

Williams se mantuvo como director del equipo hasta 2012, cuando decidió dar un paso al lado para que su hija, Claire, se encargar de liderar la escudería. Pese al paulatino declive de la marca, que no gana un campeonato desde el 97 y una carrera desde 2012, la esencia de la misma se mantuvo hasta que en agosto de 2020 Williams fue adquirida por un grupo de inversor estadounidense, acabando con la dirección de la familia.