Mercedes podría verse afectado por nueva regulación de la FIA

FIA quiere disminuir los efectos del ‘porpoising’, mismos que ponen riesgo la salud y seguridad de los pilotos

Luego del Gran Premio de Azerbaiyán, Lewis Hamilton se mostró muy afectado de la espalda luego de un fin de semana con demasiado ‘porpoising’ en el auto.

“Mi espalda me está matado”, señalo el multicampeón de la Fórmula 1 en algún lapso de la carrera sobre las calles de Bakú. Otros pilotos, incluido su compañero de equipo, George Russell, sugirieron los peligros que enfrentan con dicho fenómeno aerodinámico.

FIA, de cara a la novena fecha del calendario, ha salido a dar la cara y plantear una nueva directiva con la finalidad de reducir el indeseado efecto. Irónicamente, a Mercedes le podría afectar en el rendimiento de sus autos, pero debería mejorar la comodidad y seguridad de sus pilotos.

“En un deporte en el que rutinariamente los competidores exceden los 300 km/h, se considera que todos los pilotos deben estar enfocados en la tarea, y la excesiva fatiga o dolor experimentado por un piloto podría tener considerables consecuencias resultado de la falta de concentración”, señala una nota publicada por F1.com, al respecto.

De acuerdo al organismo se esperan medidas a corto plazo: un escrutinio más detenido de los tablones y patines debajo de los autos, tanto en términos de su diseño como de su desgaste. También buscarán una métrica, cuya fórmula matemática exacta aún se analiza, y en la que se ha pedido que contribuyan los equipos de F1, para definir un límite para el "nivel aceptable de oscilaciones verticales". Lo que llevaría a pedir a ciertos equipos que levanten sus autos para fines de seguridad. Pero, levantar el auto significaría menos rendimiento del mismo.

James Vowles de Mercedes admitió después de la carrera en Bakú que el equipo “empujó la configuración y a nuestros pilotos demasiado lejos; los estamos poniendo en una significativa incomodidad y simplemente no podemos hacer eso de nuevo”.

Por su parte, Christian Horner, jefe en el equipo Red Bull, opinó que en Mercedes exageran lo del ‘popoising’ para que FIA tome cartas en el asunto y de alguna manera sean beneficiados si el organismo obliga a levantar los autos. Pero, las regulaciones que plantea la federación no serían parejas, sino de acuerdo a cada auto. Es por eso que el RB18 de Max Verstappen y Checo Pérez no se vería afectado, mientras que el W13 sería uno de los más revidados y modificados por la directriz.