Vive padre de 'Checo' sentimientos encontrados por la incertidumbre sobre el futuro de su hijo

play
Alex Pombo: "Con esta victoria de Checo, Red Bull va poner las cartas sobre la mesa" (1:43)

Nuestro analista de Formula 1 desmenuza la histórica victoria de Sergio Pérez en Sakhir. (1:43)

Antonio Pérez Garibay relató cómo vivieron el triunfo en Sakhir, pero también lo que sigue para el piloto tapatío

Apenas terminó el Gran Premio de Sakhir, Sergio Pérez le llamó por teléfono a su papá y le dijo: "Jefe, valió la pena tanto sacrificio", eso causó sentimientos encontrados en Antonio Pérez Garibay.

Porque llegó el triunfo más esperado en la vida de su hijo, pero él sabe que mañana se puede quedar sin trabajo, con esos contrastes vivió Pérez Garibay la primera victoria de 'Checo' Pérez en la Fórmula Uno, el domingo 6 de diciembre en Abu Dhabi.

Entrevistado vía telefónica desde su cuarentena en el Hotel W de Abu Dhabi, donde vio por televisión la hazaña del menor de sus tres hijos, Toño Garibay (como es llamado por sus amigos) no pudo ocultar que como padre, aunque gozó como nunca, tiene la mente puesta en la preocupación de Sergio porque no tiene asiento seguro para 2021 en la F1.

"Fue increíble pero también un gran compromiso para él, ya ganaste y ahora ¿qué sigue?", expresó, "Como padre yo le trato de dar ánimos, que Dios quiera todo saldrá bien, pero si no tiene todo mi apoyo, le digo que tiene a sus hijos y eso es lo más importante".

Nostálgico, no el hombre efusivo y emocional que siempre parece, ahora Garibay dijo que tiene que transmitirle optimismo a 'Checo'.

"Hay que estar preparado para eso (no ser elegido para el asiento de Red Bull), pero no le puedo transmitir tristeza. Al mismo tiempo gana, estábamos en el mismo cuarto Carola (su esposa), Marilú (mamá de Checo) y Paola (hermana y directora de su promotora) y lloramos, rezamos, gritamos como locos, pero a mí me preocupa lo que sigue".

Toño narró que estuvo a punto de romper la televisión del cuarto de hotel porque le aventó una botella de agua hecha de vidrio en el momento en que Charles Leclerc le pegó a 'Checo' en la primera vuelta.

"Afortunadamente no se rompió la tele pero del coraje ¡le aventé la botella de agua! Luego hizo la carrera que soñó hasta Senna, que en la primera vuelta te ponchen una llanta, ir a pits y desde el último lugar, ganarla, increíble", dijo del otro lado del mundo mientras espera que den las 8:00 AM del martes para terminar la cuarentena, poder salir del cuarto de hotel a la calle y ver a 'Checo'.

Recordó todos los sacrificios que hizo Sergio en Europa que a los 15 años vivía y trabajaba en un restaurante. Que quiso renunciar y su hermana fue a Alemania para convencerlo de que no claudicara y continuara en la Fórmula BMW.

"El camino a la Fórmula 1 está muy cab..., se fue con 500 dólares en la bolsa a Europa, comíamos hot dogs, pero cuando hablé con él después del triunfo me dijo 'Jefe, valió la pena tanto sacrificio'", relató el orgulloso progenitor del segundo piloto en la historia del automovilismo mexicano en ganar un Gran Premio de F1.

"Tal vez viene una pausa, pero ¿volvéra? No lo sabemos, la F1 no es fácil paras un año y no sabes, aunque ganó, pero es como si llevas a tu hijo a Disneylandia, conoce a Mickey Mouse y en ese momento le dices 'vámonos', ahora que ya lo lograste irte es muy duro, ojalá no pase", agregó.

'Checo' Pérez no lo proyecta en las cámaras, pero su padre sabe que está triste, que le duele saber que puede quedarse sin asiento luego de que Racing Point cortó su contrato de manera unilateral para hacerle espacio a Sebastian Vettel.

"Lo veo y lo conozco, pero tiene que disfrutar ahora el triunfo. Luego, puede pasar cualquier cosa, tal vez hasta Aston Martin, si no tiene los resultados que espera pueda volver a llamarlo, Lawrence Stroll no puede pensar sólo como padre, le responde a accionistas y se deben dar cuenta que dejan ir un gran piloto que da resultados", explicó.